El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 11°C
Guerra

Occidente analiza confiscar US$ 300.000 millones rusos

El dinero en activos rusos podría utilizarse para ayudar a Ucrania, aunque aún se deben superar importantes trabas legales

Occidente analiza confiscar US$ 300.000 millones rusos
17 enero de 2024

A pocas semanas de que se cumpla el segundo aniversario del inicio de la guerra en Ucrania, desde Occidente continúan analizando cómo presionar a Rusia: este miércoles, reunidos en Davos, varios funcionarios no descartaron la idea de confiscar US$ 300.000 millones en activos rusos.

Sin embargo, advirtieron que el problema estaba en los detalles legales y que, incluso si se pudiera hacer, no todo sería color de rosas para Kiev.

Casi inmediatamente después del 22 de febrero de 2022, fecha en la que Rusia invadió Ucrania, Estados Unidos y sus aliados prohibieron las transacciones con el Banco Central y el Ministerio de Finanzas de Rusia, y bloquearon alrededor de US$ 300.000 millones en activos soberanos rusos en Occidente.

Ahora, los países del G7 están discutiendo la posibilidad de confiscar esos activos rusos congelados, aunque algunos miembros tienen preocupaciones sobre el precedente, el mecanismo y el impacto potencial de tomar tal medida.

"Lo primero que se sabe es que es necesario involucrar a un montón de abogados. No se han tomado decisiones", explicó Penny Pritzker, representante especial de Estados Unidos para la recuperación económica de Ucrania.

"Si se toma una decisión, terminará siendo colectiva. Es una percepción errónea pensar que esto será un efecto panacea. Se están realizando esfuerzos reales, pero estamos lejos de llegar a una conclusión", agregó. 

Por su parte, la semana pasada, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, consideró que "sería cuestión de comprender y ver si se pueden implementar medidas de mitigación y si el G7 podría llegar a un acuerdo sobre los fundamentos del derecho internacional".

Otra de las grandes preocupaciones es que la confiscación de activos rusos invertidos en bonos gubernamentales denominados en euros, dólares y libras esterlinas podría socavar la voluntad de los bancos centrales de almacenar reservas entre sí.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés