El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 May

BUE 8°C
En abril

La inflación llegó al 7,5% anual en la zona euro

La mayor contribución al índice lo hizo la suba de los precios de la energía y de los Alimentos y Bebidas como consecuencia del impacto que produjo la invasión de Rusia a Ucrania

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, sostuvo que la inflación en la zona euro está cerca de llegar a su pico.
El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, sostuvo que la inflación en la zona euro está cerca de llegar a su pico.
29 abril de 2022

La tasa de inflación en la zona euro habría alcanzado un récord de 7,5% anual en abril según la estimación Eurostat, la agencia de estadística de la Unión Europea. En marzo la suba fue de 7,4%. Como en todas partes, la mayor contribución al índice lo hizo la suba de los precios de la energía seguida por la de los Alimentos y Bebidas como consecuencia del impacto que produjo la invasión de Rusia a Ucrania. La inflación núcleo, que excluye a los rubros más volátiles también se aceleró de 3,2% a 3,9%. Alemania con una suba de 7,8% y España con 8,3% se ubicaron por encima del promedio mientras que Francia e Italia lo hicieron por debajo  con incrementos de 5,4% y 6,6% respectivamente. La debilidad del euro, que equivale a importar inflación del resto del mundo, también influye. De todas maneras, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, sostuvo que la inflación en la zona euro está cerca de llegar a su pico. La probable estabilización de los precios de la energía está en la base de ese pronóstico que también se aplica para otros países.

Por otra parte, se informó que el PIB de la zona euro subió en el primer trimestre del año subió 0,2% con relación al cuarto anterior y 5% contra el mismo periodo de 2021. Francia no tuvo variación en la comparación intertrimestral, Italia registró una caída (-0,2%) mientras que Alemania tuvo una expansión de 0,2% luego de haberse contraído el trimestre anterior. 

Según el FMI, la zona euro crecerá 2,8% este año, pero como todos los pronósticos está condicionado a como se desenvuelva la guerra en Ucrania.       

Un nivel de actividad que se desacelera y un tasa de inflación que sube, constituyen un desafío para el BCE que en los próximos meses dejará de comprar activos financieros lo que abrirá la puerta para subas en la tasa de interés que el mercado descuenta.    

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés