El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 16°C
UE-CELAC

Cumbre CELAC-Unión Europea: ¿Es una oportunidad para el Mercosur?

Los próximos 17 y 18 de julio, después de ocho años, se celebrará una nueva cumbre entre la Unión Europea y la CELAC. En el marco del acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur, la reunión podría representar una oportunidad para acercar a ambas partes, aunque para Eurasia Group esto no será nada fácil.

Cumbre CELAC-Unión Europea: ¿Es  una oportunidad para el Mercosur?
13 julio de 2023

En un momento en el que China gana cada vez más terreno en América Latina, la Unión Europea busca nuevas formas de consolidar sus vínculos con la región. Por ello, para el bloque europeo es tan importante la próxima cumbre con la CELAC.

Los próximos 17 y 18 de julio, la CELAC y la Unión Europea mantendrán un histórico encuentro en Bruselas, Bélgica, tan solo un par de semanas después de que la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, realizara una gira por Brasil, Argentina, Chile y México.

Desde Eurasia Group, explicaron que Von der Leyen "ha hecho de la mejora de las relaciones con América Central y América Latina una piedra angular de su ambición de ampliar los vínculos políticos y económicos de la UE". Y, dentro de esta estrategia, un pilar clave es el acuerdo de libre comercio con el Mercosur.

En plena guerra en Ucrania, Europa ha decidido diversificar sus lazos comerciales, ya que considera que hoy en día es muy dependiente tanto de Rusia como de China. Sin embargo, la ratificación del acuerdo está seriamente puesta en duda, principalmente por las exigencias climáticas europeas.

Por ello, desde Eurasia Group consideran que, para que el pacto sea ratificado, se necesitan tres pasos claves. El primero es un acuerdo sobre la llamada carta complementaria sobre preocupaciones nominalmente ambientales a la adopción del TLC en varios estados miembros de la UE, incluidos Francia, Irlanda, los Países Bajos y Austria.

En segundo lugar, la UE tendrá que aliviar las preocupaciones entre los países del Mercosur, en particular Brasil, sobre la legislación reciente, incluido el Mecanismo de Ajuste Fronterizo de Carbono (CBAM) y la Ley de Deforestación. 

Por último, la UE y Brasil tendrán que llegar a un acuerdo sobre el acceso europeo a la contratación pública brasileña, sin reabrir el acuerdo de 2019.

Pero, aunque cumplir las tres condiciones será un desafío muy grande, desde Eurasia Group creen que existen posibilidades de que el acuerdo se firme este año o en la primera mitad de 2024.

Esto se debe a dos cuestiones: por un lado, Lula da Silva considera que la ratificación permitirá mantener intacto el Mercosur, principalmente en un momento en el que Uruguay presiona por un acuerdo bilateral con China. 

Por el otro, la agenda ambiental de Brasil también está ganando impulso, lo que ayudará a encontrar un término medio con la UE sobre las salvaguardas adicionales más probables.

UE-CELAC: habrá pocos avances

Pero, aunque Eurasia Group es optimista, también aclara que no espera movimientos significativos en las reuniones del próximo lunes y martes durante la primera cumbre UE-CELAC desde 2015. 

La primera traba de cara a la semana que viene es que el Mercosur todavía debe presentar una contrapropuesta a la carta complementaria de la UE: mientras que Bruselas ve su anexo propuesto como una forma de superar las objeciones de algunos miembros de la UE, Brasil lo ha criticado como un esfuerzo para convertir los objetivos ambientales voluntarios en compromisos vinculantes. 

Además, desde el bloque europeo esperan que Lula sea claro sobre las demandas de contratación pública de Brasil. Aquí, una declaración sin relación real con la esencia del TLC podría ser una opción, pero una renegociación de los términos no parece posible, ya que con certeza provocaría demandas de la UE para enmendar el capítulo agroalimentario.

Por último, las diferencias entre la UE y la CELAC en muchos temas globales liderados por la guerra entre Rusia y Ucrania "corren el riesgo de secuestrar la cumbre".

¿Cuándo se concretará el pacto? 

Teniendo en cuenta que España, país favorable al acuerdo, acaba de asumir la presidencia rotativa de la UE, desde Eurasia Group creen que la principal ventana de oportunidad para finalizar el TLC UE-Mercosur es este año.

Pero, si esto no sucede, habrá una ventana más estrecha en la primera mitad de 2024 para firmar el acuerdo. Será clave cerrarlo antes de las elecciones del Parlamento Europeo, ya que, caso contrario, probablemente Bruselas reanude los esfuerzos para finalizar el acuerdo solo después de que una nueva Comisión asuma el cargo, lo que podría implicar cambios de prioridades y negociaciones prolongadas que generen aún más retrasos.

En el peor de los casos, si Lula exige una reapertura del capítulo de contratación pública, dejará todo el acuerdo en un limbo y retrasará la implementación, como mínimo, hasta mediados de 2025.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés