El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 10°C
China

Comenzó la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional

Este domingo, se inauguró la sesión anual de la APN china y se confirmó cuánto esperan las autoridades que crezca el PIB este año. Además, teniendo en cuenta la cuestión de Taiwán y las tensiones con EE.UU., se anunció que el gasto en Defensa aumentará 7,2%.

Comenzó la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional
05 marzo de 2023

Este domingo, la Asamblea Popular Nacional (APN) de China inició su sesión anual, que durará unos 10 días y en la que se espera que se apruebe un tercer mandato presidencial para Xi Jinping.

A la reunión, que tendrá lugar en el Gran Salón del Pueblo, en el lado oeste de la plaza de Tiananmen, asistirán casi 3.000 delegados y será la primera desde que China abandonara abruptamente su política de "Covid 0" en diciembre pasado. 

En esta primera jornada, el primer ministro Li Keqiang fue el encargado de abrir, por última vez, la sesión: durante la APN, se espera que el exjefe del partido de Shanghái, Li Qiang, aliado de Xi desde hace mucho tiempo, remplace a Keqiang como premier. 

Pero la finalidad más importante del evento será confirmar a Xi Jinping al frente del gigante asiático por un tercer mandato de cinco años, algo que rompe con la tradición existente de limitar a dos mandatos el periodo de servicio de quienes ocupan esta posición, aunque ahora esté permitido gracias a la reforma constitucional de 2018.

Así, Xi, quien también es el secretario del Partido Comunista y el jefe de las Fuerzas Armadas, confirmará su posición como el líder más poderoso de China desde Mao Zedong. 

La economía

Durante su discurso, Keqiang informó que, para este año, China espera registrar un crecimiento económico de alrededor del 5%. 

En 2022, la economía china tuvo uno de sus desempeños más flojos en décadas, cuando el PIB creció tan solo 3%, principalmente debido a los tres años de estrictos controles sanitarios por el coronavirus.

En su informe, Keqiang enfatizó la necesidad de estabilidad económica y expandir el consumo. Además, fijó la meta de crear alrededor de 12 millones de empleos urbanos este año.

Li también fijó un objetivo de déficit presupuestario del 3,0% del PIB, superando el objetivo de alrededor del 2,8% del año pasado.

"La inflación mundial sigue siendo alta, el crecimiento económico y comercial mundial está perdiendo fuerza y los intentos externos de reprimir y contener a China están aumentando", explicó Li.

Por ello, consideró que "es necesario consolidar la base para un crecimiento estable, la demanda insuficiente sigue siendo un problema pronunciado y las expectativas de los inversores privados y las empresas son inestables".

Para impulsar el crecimiento, el gobierno planea seguir con su estrategia de gasto en infraestructura, aumentando la financiación para proyectos de gran envergadura con 3,8 billones de yuanes (US$ 550.000 millones) en bonos especiales de los gobiernos locales, frente a los 3,65 billones de yuanes del año pasado.

La cuestión de Taiwán

Otro de los momentos más importantes del discurso de Keqiang fue cuando se refirió al actual conflicto en torno a Taiwán, archipiélago aliado de Estados Unidos que Pekín considera como una provincia rebelde. 

El conflicto entre China y Taiwán data de 1949, cuando el Partido Comunista de Mao Zedong derrotó al Partido Nacionalista, también conocido como Kuomintang, en la guerra civil china, y estos últimos decidieron refugiarse en la isla de Formosa.  

En esta línea, el primer ministro prometió una "reunificación pacífica" con Taiwán, así como medidas decididas para oponerse a la independencia de la isla.

"El gobierno debe implementar la política de nuestro partido para resolver la cuestión de Taiwán y tomar pasos decididos para oponerse a la independencia de Taiwán y promover la reunificación", dijo Keqiang. 

"Debemos promover el desarrollo pacífico de las relaciones entre ambos lados del estrecho y avanzar en el proceso de reunificación pacífica de China", agregó. 

Sin embargo, aunque el primer ministro no habló de una invasión ni mucho menos, indirectamente dio un contundente mensaje al confirmar que China aumentará el gasto en Defensa en 7,2% este año, superando ligeramente el aumento del 2022.

El presupuesto militar será de 1,55 billones de yuanes (US$ 224.000 millones) y el aumento marca la octava subida consecutiva de un solo dígito. 

De todas formas, aunque el aumento supera el objetivo de crecimiento económico del 5%, el presupuesto de Defensa chino es de alrededor de tan solo una cuarta parte del gasto de EE.UU.

El presupuesto de Defensa de EE.UU. para el año fiscal 2023 autoriza US$ 858.000 millones en gastos militares e incluye fondos para la compra de armas, barcos y aviones, y apoyo a Taiwán y Ucrania en su lucha contra Rusia.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés