El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Escenario

Soja récord: los títulos vuelan pero hay desquicio cambiario

En una rueda atípica, se operó el 20% de lo que se negocia en un día normal. Las acciones y los bonos argentinos escalaron. Los dólares del colchón subieron y bajó el CCL.

En el mundo, el Banco de Japón sorprendió y el dólar bajó contra todo.
En el mundo, el Banco de Japón sorprendió y el dólar bajó contra todo.
Luis Varela Luis Varela 21-12-2022
Compartir

En un día histórico, totalmente atípico, con feriado nacional, parcial para los bancos, por lo que hubo media rueda de negocios (hasta las 12), los negocios con acciones fueron mínimos pero sus precios volvieron a subir de manera muy consistente, al tiempo que los dólares funcionaron enloquecidos: los que van al colchón o a las cajas fuertes subieron más y los que conectan con el exterior bajaron, porque muchos inversores traen divisas, para posicionarse en papeles exentos, y con eso reducir el pago del impuesto a los bienes personales.

Los condimentos del día fueron interminables. Cinco millones de personas en las calles. En la madrugada, ni bien llegaron los campeones del mundo, el titular de la AFA saludó al ministro del Interior Wado de Pedro, pero los jugadores pasaron de largo. Y durante el día, en un recorrido interminable, que finalizó con dos personas tirándose sobre el micro que llevaba a los jugadores el "Chiqui Tapia" dijo que la organización de seguridad fue la que no permitió que siguieran. Se subieron a helicópteros, que dieron vueltas sobre el Obelisco y volvieron al predio de la AFA.

Los intentos de la política por querer aprovechar el día llegaron con un "feriado nacional" decidido por decreto y a última hora, que varias provincias no respetaron. E incluso el gobernador de Tucumán Osvaldo Jaldo lo remató con una crítica: "nuestra provincia no adhiere al feriado, el país necesita trabajar y producir, no nos adherimos al asueto". Y en la misma línea la Cámara de Comercio denunció que un feriado implica pérdidas millonarias. Y CAME, que aglutina a empresas más chicas, protestó más: "Obligan a las pymes a pagar por decreto $24.000 inesperados y ahora nos impiden trabajar por un feriado también por decreto". Todo eso fue en el mismo día en el que el Indec dijo que para no ser indigente en un hogar de cuatro integrantes tienen que ingresar $64.012, por encima de lo que se paga de salario mínimo...

Con todo ese intrincado y multitudinario escenario, de gente que necesitaba expresar su alegría desde los corazones después de tanto sufrimiento, los negocios financieros son apenas un termómetro menor, un indicador que mide la fiebre, pero que sirve para saber hacia dónde estamos yendo y por eso es necesario relatarlo. Pero debe entenderse que por haber operaciones solamente hasta mediodía, el monto operado tanto en bonos como en acciones fue mínimo: exactamente el 22% de lo que se operó en promedio en todas las ruedas financieras de todo 2022.

Los títulos para arriba

Por eso, por ser tan poco representativo, hay que tomar todos los números con la punta de los dedos, y veremos si en los días que siguen se sigue repitiendo la misma tendencia. Pero continuó la escalada de los titulos públicos argentinos, subieron casi 3%, hasta su mejor valor en los últimas siete meses, por lo que el riesgo país argentino bajó otras 34 unidades, hasta 2.113 puntos básicos, el nivel más bajo desde mediados de junio. Y notablemente los papeles del Estado acumulan una notable mejora del 40% en las últimas diez semanas, y los especialistas dicen que pueden subir un escalón si llegan a caer dos lluvias buenas y si Massa sigue logrando "licitaciones de bonos en pesos con triquiñuelas". Y con el analista Fernando Marull advirtiendo, si no seguimos con errores: "por cada feriado decretado por el Gobierno la Argentina pierde US$ 1.500 millones por día, y no estamos en condiciones de soportar eso".

Pero además de la suba de los bonos, otro dato sustantivo fue lo sucedido con las acciones. La Bolsa de Nueva York, que viene de varias caídas, logró conseguir el empate ayer (el Dow avanzó 0,3%, el S&P mejoró 0,1% y el Nasdaq terminó sin cambios) y las bolsas latinoamericanas respiraron: San Pablo subió 2,1% y la de México mejoró 0,4%. Y la Bolsa de Buenos Aires estuvo otra vez en la cima, en un día repleto de mercados en rojo en Europa y Asia: con $731 millones operados en acciones y $591 millones en Cedears, el índice S&P Merval subió 2%, pero lo más significativo fue que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York tuvieron una suba en bloque del 1% al 8,6% para Francés, Galicia, YPF, Telecom, Macro, Despegar, Supervielle, IRSA, Bioceres y TGS entre las más destacadas.

El dólar afuera

Después de todo eso ocurrido con los títulos públicos y privados, estuvo el mercado cambiario, tanto internacional como local, que merecen una explicación completamente aparte. El día se inició con el Banco de Japón, uno de los tres bancos centrales del mundo más importantes (junto a la Fed y el BCE), pateando el tablero. Los directores de la autoridad financiera nipona realizaron una jugada completamente inesperada: cambió sus reglas, modificando su intervención con sus bonos más largos. Dejó la tasa corta sin cambios, pero alteró los negocios con los títulos de largo plazo, tanto que sus intereses se duplicaron: pasaron de rendir 0,2% a 0,4% anual, y eso revolucionó todos mercados de oriente, provocando una inmediata caída del 2% en la Bolsa de Tokio, rojos del 1% que se alargaron a través de toda Eurasia. Con eso atrajo capitales, el yen se fortaleció, tanto que su paridad pegó un salto.

En Estados Unidos, los ecos de la advertencia del titular de la Fed, Jerome Powell, siguen su paso. La movida de Japón, más los anticipos de la Fed, consolidaron otro escaloncito para las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,6% anual a 1 año, 3,8% a 5 años, 3,7% a 10 años y 3,7% a 30 años. Pero como ahora otras monedas también empiezan a pagar tasas altas, hubo migración y en el exterior el dólar global bajó contra todas las monedas: ayer el billete verde cayó 4% contra el yen, 1,8% en Brasil, 0,4% en Chile, 0,2% contra la libra y 0,1% en México y contra el euro.

Los dólares en Argentina

¿Qué pasó en la Argentina? Hubo un mercado cambiario absolutamente enloquecido, impulsado por la zanahoria fiscal. Los dólares del colchón o de las cajas de seguridad subieron, pero los dólares que entran para comprar bonos y posicionarse en lugares exentos de bienes personales estuvieron hacia abajo. Con una rueda mínima, y con una tendencia que recién se conocerá bien en Reyes, cuando ya se haya sacado la foto de bienes personales para la Afip, ayer el dólar blue subió $1 hasta $326, el dólar Qatar subió 8 centavos hasta $361,36, el Senebi bajó $3,78 hasta $330,40, el Mep saltó $4,12 hasta $325,01y el contado con liquidación bajó $2,04 hasta $330,48. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 80% y la del CCL y el mayorista fue del 90%. 

Y como los números de la inflación vuelven a acercarse al 6% en diciembre, Massa logró convencer al titular del BCRA Miguel Pesce de que ralentice el crawling peg, a costa de seguir quemando el superávit comercial, porque la exportación argentina se pone cada vez más cara, porque la inflación es en dólares. Así, ayer el dólar turista subió 7 centavos hasta $316,19, el oficial subió 4 centavos hasta $180,68 y el mayorista subió 33 centavos hasta $173,93. pesos. Reiteramos, con rueda parcial, en la que no hubo información sobre reservas ni sobre compras de dólar soja.

Las commodities sostenidas

A pesar de la movida monetaria de Japón y de la suba de tasas que viene aplicando la Fed, las commodities siguen altas, vivitas y coleando. Hubo otra suba del 1% para el petróleo. Continuó el fuerte repunte para los metales preciosos. También hubo precios firmes para los metales básicos. Incluso respiraron los criptoadictos, ya que el bitcoin repuntó 2% con subas mayores para el resto de los valores del panel, sobre todo para el Ethereum. Pero el tema que más nos importa a los argentinos fue lo sucedido con los granos. En Chicago hubo una suba promedio del 0,7% para los granos y en Rosario hubo un brinco del 4,8% para la soja, que la llevó a cotizar al valor más alto de todos los tiempos.

¿Por qué sube tanto la soja? Su cotización es impulsada por este dólar especial que pagará Massa hasta el 31 de diciembre (quedan seis ruedas operativas hasta fin de año), pero esencialmente vuela por la sequía. Las lluvias no aparecen, los pronósticos meteorológicos ven lluvias, pero la ola de calor persiste. Y lo que también llamó mucho la atención ayer fue que las entidades rurales en pleno pidieron una reunión con Massa, pero el ministro los derivó con el secretario de Agricultura, y la Mesa de Enlace decidió no dialogar con ese funcionario: "No están entendiendo que esta suba de los granos encarece el alimento para los animales, no habrá carne, no habrá pollos, ni huevos. Y si bien los precios son notables, todo apunta a que no tendremos cantidades: se viene una cosecha muy escasa, quizás no tan chica como pasó con el trigo, pero la reducción será muy importante, y parece que no quieren ver esto que sucede".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés