El Economista - 70 años
Versión digital

sab 13 Abr

BUE 17°C
Panorama

Menos inflación y buena licitación, pero el mercado no respondió bien

El blue fue a un récord, el BCRA perdió reservas, los bonos bajaron, el riesgo subió y la Bolsa bajó más.

El oficialismo sintió alivio al lograr una buena licitación, con una inflación de mayo inferior a la de abril.
El oficialismo sintió alivio al lograr una buena licitación, con una inflación de mayo inferior a la de abril.
Luis Varela 15 junio de 2023

Dos bocanadas de alivio y un cambio de traje con vistas a la elección que viene provocaron ayer sonrisas en el oficialismo.

Por un lado, según la medición del Indec la inflación de mayo fue inferior a la de abril. Por otra parte, la secretaría de Finanzas debía conseguir $430.000 M en colocación de deuda y obtuvo exactamente el doble.

Y para terminar con la buena sensación, y con ello despegarse del Gobierno de Alberto, bajo la batuta de Cristina Kirchner (luego de reuniones directas con Wado de Pedro y con Sergio Massa) el Frente de Todos resolvió cambiar de nombre, y pasar a llamarse "Unión por la Patria", con la intención de ver si logra dar vuelta las bajas intenciones de voto que vienen reflejando las encuestas de todo el espinel.

Sin embargo, a pesar de esos dos buenos resultados y del cambio de vestimenta, el resultado obtenido en el mercado al final del día no fue para nada positivo. Persistió la corrida cambiaria, llevando al dólar blue a un salto de $7 hasta un récord nominal histórico, los bonos volvieron a perder precio, el riesgo país subió otra vez y la Bolsa local, sin levantar cabeza en cuanto a volumen, perdió más precio medido en pesos y más aún si la comparación se hace en dólares.

powell-fed
 

Esta contrapuesta situación local llegó de la mano con una situación internacional también muy particular. Tras la baja inflación minorista anunciada en EE.UU. el martes, con una variación anual del 4%, ayer por la mañana se difundieron también buenos datos sobre la inflación mayorista, ya que bajaron 0,3% en mayo, por lo que la anual es de apenas 1,1%, aunque la inflación core o núcleo dio 0,2% y 2,8% respectivamente.

En base a esas buenas cifras sobre precios, tal como esperaba todo el mercado, la Fed finalmente puso una pausa en el ciclo alcista de su tasa de interés base, y ejecutó el primer freno desde marzo de 2022 tras 10 subas escalonadas sucesivas, desde 0,5 hasta 5,25% anual.

Sin embargo, luego de confirmar que la tasa quedaba quieta, el titular de la Fed Jerome Powell advirtió que no ve mucho progreso a lo largo de los últimos seis meses en el índice PCE, que mide los gastos de consumo personal, por lo que el mercado debe prepararse posiblemente para dos subas más, o para tener tasas de este nivel hasta bien entrado 2024.

Después de los buenos datos y de las advertencias de Powell, las tasas largas de EE.UU. se invirtieron, con niveles más altos en los plazos más cortos y más bajos en los más largos: se pagó 5,3% anual a 1 año, 4% a 5 años, 3,8% a 10 años y 3,9% a 30 años. Esto plantea que de corto no se ve recesión en la economía norteamericana pero son cada vez más los analistas que si ven un ambiente recesivo para fin de año, por lo que el dólar cayó a mínimos de cuatro semanas medido contra las principales monedas.

Ayer, de hecho, en el exterior el dólar bajó contra todo: cedió 1,2% en Brasil, 0,6% en México, 0,5% en Japón, 0,4% contra el euro y la libra, 0,2% en Chile y 0,1% en China.

A nivel local, en el día del cierre de las alianzas con vistas al cierre de listas el próximo 24 de junio y a las PASO, dentro de menos de 9 semanas, la transmutación de Frente de Todos por Unión por la Patria fue leído en el ambiente político como un plan de Máximo Kirchner para bajar la candidatura de Daniel Scioli, quien afirmó que nunca escuchó que Cristina no quiera las PASO y reafirmó que él "no será títere de nadie", mientras repetidas voces kirchneristas reafirmaban que tampoco estaban dispuestas a votar por Massa en la Primaria.

Esta gran ebullición fue similar en Juntos por el Cambio, que irá con el mismo nombre a la elección, con la inclusión de Espert y Margarita Stolbizer a su coalición, pero con todo tipo de dardos enviados desde el radicalismo y la Coalición Cívica hacia Bullrich y Macri, mientras Bullrich avisaba que si ella gana la PASO luego unirá fuerzas parlamentarias con los parlamentarios del ala de Milei.

indec
 

Frente a esta gran incertidumbre política, ayer el Indec confirmó que, luego del 8,4% del IPC de abril, la inflación de mayo fue del 7,8%, por lo que acumula una variación del 42,2% en 5 meses de 2023 y del 114,2% en los últimos 12 meses, lo cual la convierte en la inflación anual más alta desde la híper de 1991.

Distintos analistas especializados como Camilo Tiscornia afirmaron que este retroceso mensual en la inflación no debe ser adjudicado a ninguna tarea del Gobierno, sino a una baja estacional de las frutas y verduras y de las carne, y que para los próximos meses debemos esperar que se mantenga una inflación escalonada en niveles muy altos, ya que no hay ninguna variación en la política económica.

De hecho, en la licitación de deuda de ayer, Economía repitió la misma estrategia: el BCRA emitió $450.000 M para comprar bonos en las últimas semanas, con eso abasteció de fondos a organismos públicos, y ayer todos -junto a la autoridad monetaria- se sumaron para lograr una exitosa colocación de deuda en pesos.

En detalle, con 1.419 ofertas, el Gobierno logró colocar $ 861.615 M en Lelites, Lecer, bono dólar linked y bono dual, el doble de lo esperado (ya que vencían $430.000 M). El 47% del dinero captado fue en un Bono de la nación argentina en moneda dual vencimiento 30 de agosto de 2024 (tdg24 - reapertura), el 18% en una Letra del tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 18 de septiembre de 2023 (x18s3 - reapertura), el 15% en una Letra del tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 18 de octubre de 2023 (x18o3 - reapertura), el 9% en una Letra del tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 23 de noviembre de 2023 (x23n3 - reapertura), el 6% en una Letra de liquidez del tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 30 de junio de 2023 (nueva) y el 5% restante en un Bono del tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense 0,40% vencimiento 30 de abril de 2024 (tv24 - reapertura). Esto significa que el 52% del dinero captado ayer (surgido recientemente de emisión monetaria pura) es deuda pateada para que la tenga que asumir como herencia el próximo gobierno.

dolar
 

Con todo este escenario, el mercado cambiario volvió a mostrar que los ahorristas están inquietos, y con clara intención de abandonar los pesos. Ayer, por segunda rueda consecutiva el BCRA logró comprar US$ 51 M en el mercado, pero al final del día perdió reservas por US$ 29 M y, además, chupó depósitos por $1.625 M en Notaliqs a 6 meses.

El trabajo del Gobierno fue el mismo: bombardeó con bonos del FGS (AL30) las negociaciones con el dólar mep, al que logró mantener a raya, pero el blue fue a un récord y el contado con liquidación saltó superando los $505. Incluso antes de cobrar los aguinaldos, el blue brincó $7 hasta $496, el Qatar subió $1,44 hasta $519,70, el Senebi subió 97 centavos hasta $502, el MEP bajó $1,20 hasta $474,93 y el contado con liquidación saltó $3,59 hasta $505,47. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue subió al 91% y la brecha entre el CCL y el mayorista subió al 104%.

Debajo de la superficie cambiaria, como el Banco Central sigue sin dólares líquidos, y los DEGs del FMI se siguen retrasando, en el mercado todos se preguntan cómo hará el Gobierno para pagar los vencimientos con el FMI que vencen en pocos días y los cupones de los bonos del canje que se tienen que pagar el 9 de julio próximo. Así, con alto volumen operado, los bonos argentinos retrocedieron 0,5%, por lo que el riesgo país subió 19 unidades hasta 2.330 puntos básicos.

En el mercado internacional de papeles privados los inversores temen que las tasas de la Fed sigan altas durante más tiempo y que la Inteligencia Artificial haya llevado a los precios bursátiles demasiado lejos, y finalmente hubo cierre mixto en la bolsa de Nueva York: el Dow bajó 0,7%, el S&P subió 0,1% y el Nasdaq subió 0,4%. Mientras que la bolsa de San Pablo subió 2% y la bolsa de México ganó 1%.

Pero por si alguna duda quedaba, la Bolsa de Buenos Aires fue ayer otra vez la peor de todas. Con $5.432 millones operados en acciones y $11.944 millones en Cedears, el S&P Merval bajó otro 0,8% en pesos y achicó casi 2% en dólares. Al tiempo que los ADRs argentinas que cotizan en NY estuvieron mixtas, con suba del 1% al 3% para IRSA, Telecom, Galicia y Francés; con bajas del 1% al 5,4% para Edenor y Despegar.

De fondo, la menor inflación que mostró EE.UU. tuvo ayer una buena noticia: la economía china no tracciona y los commodities siguen calmos. El petróleo bajó ayer 1,7%, los metales preciosos estuvieron en alza, los metales básicos también avanzaron, los granos bajaron en Chicago y estuvieron mixtos en Rosario y el bitcoin terminó sin cambios pero debilidad para el resto de las criptomonedas.

Y a nivel local, además de una elección absolutamente incierta, ayer hubo una noticia que alteró por completo a los bancos: hubo un dictamen favorable en Diputados para los endeudados en créditos UVA, donde se fija que la cuota a pagarse no debe superar el 30% de los ingresos de los deudores. Esto, por supuesto, limitará aún más la escasez de interesados en prestar fondos por esa vía. Y lleva a todos los especialistas a repetir que la única salida es que la economía vuelva a crecer, algo que no pasa desde hace 12 años.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés