El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 13°C
Panorama

El tipo de cambio se atrasa y las reservas se siguen yendo

El dólar MEP subió apenas. Los bonos siguen sin rumbo. Y la Bolsa local achicó un poco. Preocupa en el mundo un petróleo que va a su mayor precio en doce meses.

Hubo muy pocos negocios, por feriado en EE.UU. con Wall Street sin operar, el mercado argentino casi no se movió.
Hubo muy pocos negocios, por feriado en EE.UU. con Wall Street sin operar, el mercado argentino casi no se movió.
Luis Varela 05 septiembre de 2023

Con volúmenes mínimos en Buenos Aires porque hubo feriado en Wall Street (por Día del Trabajo en EE.UU.) ayer se desarrollo una rueda con muy pocos cambios. Catorce de los 15 dólares se mantuvieron inmóviles, apenas subió algo el MEP, por lo que la brecha cambiaria sigue en la zona del 100%. Los bonos se movieron muy poco, con el riesgo país en 2.091 puntos básicos. Y la Bolsa porteña, seca de negocios, perdió algo más de precio, tanto en pesos como en dólares.

Probablemente la dificultad principal tiene que ver con una herramienta que decidió Sergio Massa para seguir con su "plan llegar a ser Presidente": el foco del nuevo problema es que el dólar mayorista está anclado desde hace tres semanas en $350, por lo que se sigue atrasando el dólar oficial. ¿Qué significa esto? Con una inflación que está en la zona del 11% (y punta de fin de agosto contra punta de fin de julio en la zona del 16%), el anclaje del tipo de cambio oficial hace que los exportadores se sienten a esperar.

Las dudas políticas

Elecciones 2023 Milei Massa Bullrich
 

Esencialmente, hay gran incertidumbre a 48 días de la elección presidencial. La distancia entre Milei, Bullrich y Massa es muy corta, va a haber unos tres millones de argentinos que no votaron en las PASO y se calcula que sí lo harán a la hora de votar por los porotos. Nadie sabe cuál de los tres será elegido, pero hay algo absolutamente seguro: una vez que se supere el 10 de diciembre, quizás antes, el dólar oficial abandonará rápidamente el ancla de los $350, por lo que exportar ahora es mal negocio, y los importadores se desesperan por meter todo lo que pueden.

¿De qué estamos hablando en precios? En el mercado Rofex los contratos de dólar a futuro siguen incendiados. Ayer, mientras en el contado el mayorista sigue obstinado en $350, para fin de este año se operó a $704. ¿Es mucho o poco eso? El Bank of América sacó un informe con sus estimaciones: cree que para fin de 2023 el oficial estará a $615 pesos y el contado con liquidación en $1076. pesos. Y el salto no se detiene ahí: para fin de 2024 imagina un contado con liquidación de $1443. O sea, el Rofex opera con una suba del dólar oficial del 101% hasta el 31 de diciembre próximo y el BofA lo ve casi 76% arriba, con diferencias importantes, pero en los dos casos ven una disrupción en los próximos cien días, sea quien fuere el que gane la elección que viene.

Mercados tranquilos afuera

mercados
 

Ayer, los mercados cambiarios estuvieron bastante quietos en todas partes. En el exterior, el dólar subió 0,5% en México, 0,2% en Japón y China, no cambio en Brasil y Chile, y bajó 0,2% contra el euro y 0,3% contra la libra. Y a nivel local, el dólar blue no cambio y siguió a $730, el dólar MEP subió $2,25 hasta $672,62 y el contado con liquidación no cambio y siguió a $771,25 , por lo que la brecha entre el oficial y el blue siguió en el 99% y la del CCL con el mayorista siguió en el 120%.

Así, en un día seco de negocios en casi todos los sentidos, el BCRA pudo comprar en el mercado apenas US$ 8 milones. Y al final del día terminó perdiendo otros US$ 46 millones en las reservas. Se van acabando lentamente los DEG que prestó el FMI, se acerca la fecha en la que un miembro de este Gobierno deberá sentarse con los técnicos para ver si hay un nuevo DEG, luego de romper absolutamente todos los acuerdos. Claro que después de la elección del 22 de octubre probablemente cambie el interlocutor argentino (si Massa queda tercero en la presidencial), y si llega al Balotaje probablemente se permita un waiver de dos semanas, hasta que se resuelva el balotaje.

Con este contexto, y todo, absolutamente todo envuelto en dudas, el mercado se va convenciendo de dos cosas que sabemos hace mucho: la economía tendrá un mejor año en 2024, esencialmente por la cosecha, por régimen de lluvias que parece ir normalizándose, y lo que todos le deben gritar al nuevo presidente es un mensaje diferente al que rondó a la campaña de Clinton en su momento: allá era la economía, acá "es la política estúpido".

Con ese contexto, los bonos argentinos prácticamente no se movieron, tuvieron un volumen más o menos aceptaron pero hubo subas mínimas con extremos muy selectivos. Y la Bolsa porteña fue un pozo seco: sin ADR en Nueva York como guía, en el mercado bursátil local se transaron $5.780 millones operados en acciones y $6.009 millones en Cedears, por lo que el índice S&P Merval cedió otro 0,2%, muy en línea con bajas también mínimas que hubo en San Pablo y en México.

El petróleo sube más

La producción de petróleo de 2021 fue 7,3% menor a la de 2011 y está en el mismo nivel que en 1991
 

Si se mira el cuadro de precios de las materias primas, lo que sigue preocupando a casi todos es un petróleo muy sostenido, que subió otro poco y ya testea sus mayores precios de los últimos doce meses. Mientras que los metales preciosos débiles estuvieron débiles, los metales básicos actuaron en baja. En Rosario se vio una suba mínima del trigo y casi sin negocios en el resto de los granos. Y en el mundo cripto, el bitcoin repuntó apenas, pero el resto del panel siguió muy flojo.

La gran discusión del momento es la inflación. Los afortunados que tienen pesos en sus cuentas, o en sus bolsillos, se están dirigiendo esencialmente a centros mayoristas para abastecerse de todo lo que puedan, porque suponen que se viene un salto inflacionario que puede llegar a ser inmanejable. Por eso, los depósitos en dólares en los bancos siguen bajando y los depósitos en pesos se mantienen en términos nominales pero caen en términos reales, y pareciera que esa tendencia será la que mande hasta que el traspaso político, y los cambios económicos se establezcan.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés