El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 11°C
Claves

Buen cierre de semana para el mercado argentino

La colocación del papel de YPF con una tasa similar al riesgo país de Brasil, más el aval del FMI al Gobierno de Milei, permitieron un viernes muy tranquilo para el mercado local.

El presidente Javier Milei.
El presidente Javier Milei.
Luis Varela 13 enero de 2024

Tras la colocación de YPF de un bono a 7 años en el mercado internacional con una tasa del 9,5% (algo que no se lograba desde hacía cuatro años) y después del aval del FMI para que se reflotara el acuerdo que se había empantanado con Sergio Massa, la plaza financiera argentina tuvo un excelente cierre de semana, en el que solo hubo una leve sombra en la Bolsa local por toma de ganancias.

Los números del viernes fueron positivos en casi todo: el dólar blue se mantuvo sin cambios, pero todos los dólares financieros libres tuvieron importantes bajas, en un contexto de gran compra de dólares del BCRA en el mercado y fuerte suba de reservas. Y los bonos argentinos siguieron recuperando valor, con un riesgo país que volvió a enfriarse, después de pasar hace unos días de un momento de inquietante tensión.

Este reacomodamiento de valores de la Argentina, que se da con precios internos que van y vienen, de la mano del menor nivel de consumo por menor capacidad de compra, se está concretando con mercados internacionales que están abriendo el paraguas ante la desaceleración económica internacional, en medio de tensiones geopolíticas, sobre todo por lo que sucede en el Mar Rojo, con ataques de EE.UU. y Gran Bretaña para evitar que los hutíes sigan trabando el transporte de barcos que intentan pasar mercaderías en containers a través del canal de Suez.

Esa tensión creciente en Medio Oriente contribuyó a que las tasas largas de EE.UU. se vayan aplanando cada vez más: se pagó 4,7% anual a 1 año de plazo, 3,8% a 5 años, 4% a 10 años y 4,2% a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar subió 0,1% contra el euro, no cambió contra la libra y bajó 0,1% en China, 0,2% en Chile, 0,3% en Brasil y México y 0,4% en Japón.

A nivel local mientras tanto, con Javier Milei a punto de partir a Davos, donde mantendrá una sucesión de reuniones multilaterales e incluso hay grandes chances que tenga luego una reunión con el Papa en el Vaticano, permitieron una rueda con gran desahogo. 

De hecho, el Banco Central pudo realizar la mayor compra diaria de divisas del mes, al adquirir nada menos que US$ 300 M y al final del día la autoridad monetaria pudo sumar US$ 406 M a las reservas, y en la semana quedó en positivo, a pesar de haber pagado los cupones que dejó el canje de Martín Guzmán, increíble, inimaginable hace dos meses.

Con eso, la tranquilidad en el mercado cambiario fue total. El dólar blue no cambió y cerró a $1.120, el Senebi cayó $20,60 hasta $1.158, el MEP cayó $25,69 hasta $1.094,01 y el contado con liquidación cayó $38,22 hasta $1.131,43. Por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 30% y la brecha entre ccl y mayorista fue del 39%.

Este retroceso en la brecha, que en algún momento había llegado nuevamente a un inquietante 55%, fomentó en los inversores la reinversión de muchos de los dólares pagados, adquiriendo otra vez títulos públicos, que siguen con precios de regalo. Así, con más negocios, los bonos argentinos repuntaron otro 1,6% y el riesgo país bajó 22 unidades, hasta 1.904 puntos básicos.

Los mercados bursátiles internacionales siguen intranquilos porque la tensión en Medio Oriente volvió a empujar el valor del petróleo y eso puede mantener la inflación con más resistencia a la baja. Por eso, a pesar de que los precios mayorista de EE.UU. bajaron 0,1% en diciembre, con una suba de apenas 1% anual diciembre 23 contra diciembre 22, la Bolsa de Nueva York cerró sin mucha tranquilidad, con tendencia mixta: el S&P subió 0,1%, el Nasdaq terminó sin cambios y el Dow bajó 0,3%. En tanto que hubo subas del 0,3% para las Bolsas de San Pablo y de México.

En el mercado bursátil argentino, mientras tanto, donde se sigue atentamente el "run run" de lo que va pasando en el Congreso y de las amenazas gremiales anticipándose al paro nacional que organiza la CGT para el 24 de enero, la movida fue una clara toma de ganancias, tras la suba vertical del primer mes con Milei en la Rosara. Con $16.554 millones operados en acciones y $36.558 millones en Cedears, hubo una baja del 1,4% en la bolsa de Buenos Aires. 

  • Pero las ADR argentinas que se transan en NY tuvieron subas del 1 al 4,8% para TGS, Edenor, Mercado Libre, Macro, IRSA, Galicia, Supervielle, Cresud, Francés, Central Puerto y Pampa E; con baja del 2% para únicamente para Despegar.

Finalmente, el foco de tensión y de alerta global vino de parte de los commodities. En el cierre de la jornada se terminó con una suba del 1,2% para el petróleo, con un fuerte repunte para los metales preciosos, con precios débiles para los metales básicos, con otro retroceso para los granos tanto en Chicago como en Rosario. Y se confirmó lo que anticipamos en el panorama del jueves: sigue la inquietud por la forma en la que salió el ETF del Bitcoin, por lo que la criptomoneda más famosa tuvo un desplome del 6,2%, con descensos algo menores para el resto de los valores del panel.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés