El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C

Acciones y bonos suben a una semana del fin del blanqueo

Mientras los docentes se hacían oír en las calles del centro, la plaza financiera anotó sonrisas: el dólar bajó, los bonos argentinos lograron otro récord y las acciones subieron

23-03-2017
Compartir

Con los mercados externos operando en general en rojo y con escasas variantes entre los tipos de cambio globales (el dólar cedió en Europa y Asia, pero estuvo más firme en América Latina), los títulos argentinos ?tanto acciones como bonos? se destacaron ayer como los que tuvieron mejor evolución, a pesar de una contundente marcha docente que dejó a la ciudad de Buenos Aires prácticamente paralizada durante varias horas. Pese a eso, el termómetro del dólar siguió apagado: el oficial bajó 1 centavo hasta $ 15,91 y el blue bajó 5 centavos hasta $ 16,08.

En el mundo, después de la fuerte baja que mostró el martes la Bolsa de Nueva York, Wall Street logró terminar ayer casi sin cambios, pero las Bolsas europeas cerraron en general con bajas del orden del 0,8% y las Bolsas asiáticas cedieron todavía más, con descensos incluso de más del 2% en la Bolsa de Tokio, por lo que el índice Nikkei quedó ahora debajo del agua (con variación negativa) en el balance de lo que va de 2017.

La Bolsa de Buenos Aires, en cambio, fue de menor a mayor, con los precios subiendo de manera consistente en los últimos minutos del día. El índice Merval logró subir 0,67%, aunque el volumen de negocios siguen sin despegar, ya que se operaron apenas $ 268 millones y, tal como viene hasta ahora, esta semana será la que tenga peor monto de operaciones en lo que va de este año.

El clima en papeles privados sigue siendo ultraselectivo: apuntar a una compañía equivocada puede generar fuertes pérdidas. Ayer, en los extremos, hubo subas del 2% al 5% para Esmeralda, Camuzzi, Juramento, Petrobras Brasil, Agrometal, Ledesma, Celulosa, Grimoldi, Galicia y Transener. En tanto que se anotaron bajas del 1,5% al 3% para Casado, Petrolera del Conosur, Andes, Semino y Havanna.

En Nueva York la apuesta por los ADR argentinos también está muy repartida. Ayer hubo subas del 1% al 2,7% para Bunge, Galicia, Frances y Tenaris; y bajas del 1% al 2,6% para IRSA y Telecom.

Este clima en las Bolsas está acompañado por commodities que están en general débiles. El petróleo siguió flojo ayer, en la zona de los US$ 48 por barril, los metales básicos y los granos cedieron en promedio 0,8% y sólo la onza de oro sigue subiendo escalón tras escalón, consolidándose.

Los títulos públicos argentinos también anotaron un muy buen día. Con un suba promedio del 0,2% hubo muchas especies que llegaron a precios contado récord. A una semana del cierre del blanqueo empieza a perder participación el monto negociado en el bono AA17, que ayer reunió el 31% de los negocios totales, cuando reunía más del 50% hasta hace poco. Detrás de esa declinación empiezan a tomar su lugar papeles como el AY24, el DICY y el DICA. En cuanto a cotizaciones, en los extremos se registraron subas del 1% al 2% para los bonos DICYC y PUO19, y bajas del 1% al 3% para los bonos TVY0, AJ17, TO26 y AM20.

Llama la atención a algunos analistas la firmeza de los bonos argentinos. Sobre todo porque ayer colocó deuda Paraguay: tomó US$ 500 millones a 10 años pagando apenas 4,7% anual, mientras que Argentina está pagando para ese plazo una tasa del 6,8%.

La débil posición que mantienen los bonos argentinos tiene que ver con el déficit fiscal sin fin que tiene el país desde hace años. Y este Gobierno, que iba a recortar el gasto y a ahicar el empleo público, anunció ayer que le pondrá un límite de la inflación a las erogaciones, pero seguirá tomando personal para el Estado.

Detrás de eso, el Gobierno confirmó que tomó deuda por $ 46.895 millones desde el Banco Nación. Y, en paralelo, el Ministerio de Finanzas ya está promocionando la próxima colocación de un bono en francos suizos con vencimiento al 2020 que tendrá un rendimiento de entre el 3,125 y el 3,375% anual.

Con esta deuda sin fin, los inversores tienen los ojos puestos en la AFIP y en el final del blanqueo. Quedó confirmado que el pago de la multa deberá hacerse hasta el 31 de marzo, pero hay tiempo hasta el 17 de abril para presentar tasaciones.

La AFIP empezó a dar pistas sobre lo que viene en materia de recaudación. El organismo dio de baja el régimen de información de operaciones minoristas y después del blanqueo se pasará a un régimen de “scoring” de contribuyentes. Según la posición que tenga cada tenedor de bienes, se les asignará una nota, A (muy buena), B (buena), C (regular o nuevas altas), D (malo) y E (muy malo), y de acuerdo a esa calificación quedarán abiertas las posibilidades para moverse en cada canal de inversión.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés