El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

Tras el tarifazo, las energéticas no ganaron todas por igual

06-02-2017
Compartir

El aumento de las tarifas del servicio eléctrico, que tendrán un impacto sobre las facturas finales para los consumidores de 61% a 149%, no tendrá el mismo efecto sobre unas y otras empresas de la cadena energética. Mientras las transportadoras saldrán mejor posicionadas, la situación de las distribuidoras Edenor y Edesur seguirá siendo compleja.

En el segmento de transporte, son siete las compañías que operan, aunque una sola (Transener) participa del transporte de alta tensión (de 500 Mw).

En ese sentido, la compañía líder en esa fase de la cadena no consiguió todo lo que pretendía y había pedido en la Revisión Tarifaria Integral (RTI), aunque eso no pondría en riesgo su capacidad para afrontar sus operaciones ni las inversiones a las que se comprometió en la misma RTI. “El ENRE le dio la mitad de lo que pretendía de base de capital (sobre la que se fija la tasa de rentabilidad que se les permite a las compañías para cubrir sus costos y tener cierto margen de rentabilidad). Transener estaba pidiendo $ 12.000 M como reconocimiento de base de activos y le dieron la mitad, $ 6.000 M”, sostiene Juan Manuel Vázquez, Head of Equity Research de Puente, a este medio.

No obstante, según Jorge Lapeña, ex secretario de Energía y presidente de Transener, los nuevos ingresos serán suficientes. “Los ingresos que se han dado nos permiten afrontar todos los gastos operativos y las inversiones comprometidas para asegurar que la calidad del servicio se mantenga. Estamos en condiciones de cumplir con el plan de inversiones en tiempo y forma y asegurar una calidad adecuada para el funcionamiento del sistema de inversión”, aseguró ante la consulta de El Economista y agregó que el mismo escenario se da en TransBA, también perteneciente al grupo, y en la mayoría de las compañías de transporte.

Las distribuidoras

La dificultad, en cambio, está entre las distribuidoras. El Gobierno resolvió llevar a cabo en tres tramos el aumento del Valor Agregado de Distribución (VAD), según anunció el martes del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren. Una primera suba, de 42%, fue la de este mes; una segunda, de 19%, será en noviembre de este año; y una tercera, de 17% se completará en febrero del año próximo.

Sin embargo, todavía no está claro que con esos aumentos la compañía logre hacer cerrar sus balances. “Tendremos que proyectar la cifra anualmente para saber dónde estamos y cómo vamos”, planteó Eduardo Mirabelli, vocero de Edenor, a Télam. En la misma línea, para Vázquez, todavía es prematuro llegar a una conclusión. “Para el caso de Edenor es todo más difuso porque la información que se ha dado por parte del ENRE es bastante poca”, sostuvo y advirtió que “no va a ser un proceso fácil para la compañía hacia adelante” dado que “tienen que cumplir con un nivel de calidad de servicio que va a implicar que tengan que invertir y fuerte, y van a tener que reducir las pérdidas de electricidad, algo que tampoco se hace de un día para el otro”.

¿Colocar deuda?

Dada la descapitalización actual de las distribuidoras y el fuerte proceso de inversiones que deberán afrontar, varios agentes del mercado especulaban la semana pasada con la posibilidad de que Edenor y Edesur salieran al mercado a colocar deuda. “La RTI debería permitirle a las compañías financiarse lo suficiente para invertir. Debería no ser necesario que salgan al mercado más allá de tomar deuda para bajar el costo de deuda vieja. Es la idea del Gobierno y de las empresas”, confiaba uno de ellos que pidió no ser mencionado.

Primero, no obstante, las compañías deberán poner en orden sus balances, antes de pensar en salir al mercado; y en ese sendero, el primer obstáculo son las millonarias deudas con Cammesa que arrastran por compras de energía que las compañías no pagaban en su totalidad para compensar la descapitalización que sufrían por la falta de actualización de las tarifas. Esas deudas que el Gobierno intentó condonar, pero que luego debió echarse para atrás tras las críticas que generó la decisión. “Una vez que eso esté solucionado las compañías van a poder salir al mercado a tomar deuda. Necesitan primero limpiar el balance de ese pasivo enorme que tienen, porque hoy no tienen un buen balance como para salir al mercado”, aseguró el Head de Equity Research de Puente.

Bajo este panorama, tras el furor inicial que generó el anuncio de la suba de tarifas sobre los títulos de empresas energéticas en el mercado de valores, Vázquez recomienda “tener un poco de cuidado”. “Hay que empezar a poner un poco de freno en este rally sin sentido que tenía por algunos momentos el equity porque no hay muchos parámetros sobre los cuales agarrarse para que suban tanto”, advierte.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés