El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 11°C

“No es lógico esperar que en 2018 se repitan los niveles de ganancias”

El Economista dialogó con Sabrina Corujo (Directora de Portfolio Personal)

28 diciembre de 2017

Entrevista a Sabrina Corujo Portfolio Personal

El Economista dialogó con Sabrina Corujo (Directora de Portfolio Personal) sobre el balance que deja el 2017 para los distintos activos y las perspectivas para un 2018 que se avecina con más incertidumbre.

Los activos argentinos tuvieron un gran año, casi impensado para algunos...

El año, no hay dudas, que fue excelente. Para tener como referencia, el balance que uno hoy tiene son bonos en dólares con retornos totales de hasta 20% y  Lebacs que en pesos rindieron más del 27% y en dólares más del 15%. En acciones, en tanto, el Merval sube 65% en pesos y 48% si lo medimos en dólares, con acciones líderes que ganaron hasta 330%. Claramente, insistimos, un buen año.

¿Se puede repetir en 2018 estos niveles de ganancias?

Esperar repetir estas rentabilidades en 2018 no es lógico, aunque eso no implica que no consideremos que el 2018 pueda ser otro excelente año. Creemos que el mercado seguirá dentro de la tendencia alcista que viene reflejando, en un escenario en donde la coyuntura externa entendemos que no nos jugará ? al menos- en contra y el riesgo argentino tendrá un atractivo particular dentro de los emergentes.

Entonces el inversor tendrá que conformarse con un poco menos de utilidades...

Los niveles de rentabilidad estarán por debajo en el marco de que las acciones aún siguen teniendo recorrido, pero no están subvaluadas como hace un tiempo y el riesgo país sigue manteniendo espacio para reducirse respecto a  la región, pero menor al que tenía a fines de 2016. En ese escenario, la selectividad será más importante que en el 2017, en conjunto con una administración más activa de las posiciones que la que posiblemente nos vimos obligados este año.

¿Cúal será la agenda que deberían mirar los ahorristas durante el 2018?

En lo local, no hay dudas que la atención se mantendrá sobre la reducción del déficit fiscal ?para lo que se esperará ver el efecto de las reformas hoy bajo tratamiento-, que es clave para la posición externa también. La inflación, aunque entendemos que el BCRA está haciendo un buen trabajo en este sentido y la senda seguirá ?más allá de efectos puntuales- a la baja. El crecimiento, que debería mantenerse con el correr de los meses, y sí creemos que debería comenzar a esperar cierta normalización de la cuenta corriente. Entendemos que es un proceso gradual, pero es un punto que comienza a generar cierta preocupación si buscamos tener una visión más general del camino de la economía.

¿Y afuera?

En lo externo, por su parte, se apunta a que el crecimiento se mantendrá y, en consecuencia, los mayores riesgos probables podrán venir de una aceleración en los ajustes monetarios de los bancos centrales ?aunque por ahora no parece ser un gran riesgo- y de algunos temas políticos. Sean estos en EE.UU., con las elecciones de término medio, que podrán generar cierta volatilidad en el segundo semestre; las de Brasil, que tendrán impacto sobre el mercado local o, más allá de lo político, la posibilidad de que China pueda sufrir alguna crisis de crédito. No obstante, insistimos, la probabilidad de grandes o fuertes riesgos no puedan desencadenar en una crisis no parecen existir por ahora.

Entonces Luis Caputo puede estar tranquilo para salir al mercado sin demasiados problemas?

En principio, y si se respeta el escenario externo base, que se proyecta y que coincide con el esperado por los grandes bancos de inversión, no deberíamos esperar grandes problemas para salir a financiarnos en los mercados externos. Esto no implica que ya en pleno proceso de ajuste de la política monetaria estadounidense existan momentos más o menos oportunos, dados por la mayor volatilidad posible. Pero, en principio, un marco externo que mantendrá un nivel de liquidez alto, y el atractivo que aún guarda el riesgo argentino, no debería traernos muchos problemas.

El gran problema va seguir estando en la inflación...

Entendemos que la inflación va a seguir su sendero a la baja, pero no creemos que se cumplan las metas.

¿Si la inflación va a seguir elevada, entonces el dólar, a pesar de las subas recientes, va a seguir barato?

Creemos que el dólar se mantendrá algo atrasado, en un escenario que al menos en la primera parte del año (y si no hay una escalada fuerte del dólar a nivel mundial) sigue presentando fundamentals para un peso fuerte. En este marco, creemos que la tasa de interés le seguirá ganando a la inflación y a la devaluación.

Finalmente, ¿dónde hay que invertir el año que viene?

Creemos que en pesos, Lebac y acciones ?dependiendo el perfil de riesgo del inversor- son una buena alternativa. En dólares, apuntamos al atractivo de la parte media de la curva soberana y provincial. Para los más conservadores, las Letes que rinden más que un plazo fijo e incluso lo que hoy ofrece la parte más corta de la curva.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés