El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

La informalidad laboral llegó al 33,7% en el 2ºT

Según los datos de la EPH, hubo un avance del trabajo no asalariado al 24,9% y un retroceso del empleo formal al 49,8%

22-09-2017
Compartir

Por Juan Strasnoy Peyre

El trabajo informal, que desde hace años afecta a alrededor de un tercio de los trabajadores, tuvo un leve aumento en el segundo trimestre y llegó a representar el 33,7% de los asalariados. Así, el dato sobre informalidad laboral, publicado ayer por el Indec junto al resto de los indicadores socioeconómicos que emergen de la EPH, trepó tres décimas respecto al 33,4% del mismo período de 2016.

En la comparación interanual, también hubo un avance del trabajo no asalariado y un retroceso del empleo formal en relación de dependencia. El primer grupo, que incluye a monotributistas y cuentapropistas entre otros sectores, pasó de representar el 24,4% en el 2ºT de 2016 al 24,9% en el 2ºT de este año (en el 2T de 2015 era el 23,4%); mientras que los asalariados formales cayeron del 50,3% al 49,8% (en el 2T de 2015 eran el 51,3%). Estos datos refuerzan la tendencia que vienen reflejando el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) de los últimos meses: dentro de la leve creación de puestos de trabajo que siguió a la caída del empleo durante la primera mitad del año pasado, hubo un avance mayor en monotributistas y monotributistas sociales que en asalariados formales del sector privado.

Género

Como publicó ayer El Economista, el Ministerio de Trabajo presentó el miércoles su informe “Las mujeres en el mundo del trabajo”, un diagnóstico acerca de la inequidad laboral de géneros con datos del SIPA y de la EPH del 1ºT. Como era de esperarse, los datos del 2ºT ratificaron las desigualdades. La tasa de actividad (el porcentaje de personas que tienen o buscan trabajo) fue de 46,8% para las mujeres y de 69,2% para los varones; la tasa de empleo (porcentaje de personas ocupadas) fue de 42,4% para las mujeres y de 63,6% para los varones; y la tasa desocupación (personas que buscaron trabajo y no lo consiguieron respecto del total de la población activa) fue de 9,5% para las mujeres y 8,2% para los varones.

Desempleo joven

Por otro lado, los indicadores vuelven a mostrar a la juventud como el segmento más golpeado por las problemáticas laborales. Y las dificultades se acentúan cuando los jóvenes son mujeres. Mientras la tasa de desocupación general fue de 8,7%, en los varones menores de 29 años llegó a 15,4% y en las mujeres a

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés