El Economista - 73 años
Versión digital

mie 17 Jul

BUE 10°C
Panorama

Caputo, cada vez más cerca del Fondo y la tolerancia al "pan y cebolla" que propone Milei

"Hay que ver cuánto pan y cebolla aguanta el 56% respecto a que el Gobierno encuentre la luz al final del horizonte", explicó Melconian mientras Bausili cuida la caja chica y Caputo busca "new money" con el Tesoro y el FMI. En Wall Street hay optimismo, pero nadie se la juega aún.

Caputo, cada vez más cerca del Fondo y la tolerancia al "pan y cebolla" que propone Milei
Leandro Gabin 01 marzo de 2024

"El apoyo está, depende de nosotros ahora. El Tesoro y el Fondo quieren saber, en realidad, lo mismo que cualquier otro actor de la economía. Que este programa sea sostenible. Nosotros le dijimos que estamos convencidos con el camino y el objetivo. Es inamovible. Estaban muy bien impresionados por los avances en tan poco tiempo".

La frase corre por cuenta de una altísimo funcionario del equipo económico que estuvo en San Pablo en la reunión con Janet Yellen y Jay Shambaugh, el segundo en línea sucesoria, que ya tuvo dos encuentros (en Buenos Aires y en Washington) con distintas delegaciones oficiales.

Mientras que Luis Caputo vuelve a repetir que no están negociando un nuevo acuerdo, el ministro y otrora trader del Deutsche Bank y J.P. Morgan, apunta a su objetivo de máxima, el mismo que le "vendió" a Milei cuando desde un paper de su consultora (Anker Latinoamérica) juraba que él podía conseguir fondos frescos. 

Caputo cree que se acerca a poder negociar un nuevo acuerdo que cuente con "new money". Por eso sale a desmentir los rumores de que ya está en ese terreno. No quiere "quemar" ese puente que está tejiendo con Kristalina Georgieva (al final, una burócrata del FMI que cumple órdenes de los miembros del organismo) y la número uno del Tesoro americano.

Tanto el Fondo como el Tesoro le piden a Caputo que el megaajuste no sea destructivo para la clase media trabajadora y lleve la pobreza a niveles inmanejables. No lo hacen por empatía, sino porque creen que si apuestan por el plan del ajuste y termina volando por los aires por las tensiones sociales, quedarán expuestos (otra vez) como sucedió con el mega desembolso que hizo Christine Lagarde a Mauricio Macri por orden de Donald Trump. 

El Gobierno sigue con un "veranito" financiero con precios de los activos argentinos para arriba y el dólar para abajo. En Economía se niegan a ver la realidad: que se está creando un atraso cambiario y que el país está entrando en un peligroso encarecimiento en dólares. Nadie sabe hacia dónde puede ir el dólar cuando el Gobierno lo libere, pero lo cierto es que esta apreciación cambiaria es ficticia. 

El Banco Central se encargó de recordarle a los importadores que el esquema de "goteo" va seguir. Santiago Bausili no quiere abrir el grifo importador por ahora a pesar de que la recesión y la pulverización del poder adquisitivo haría pensar que no habrá una demanda importante por los dólares que tiene el BCRA. "No creo que, ahora, si abren haya mucha demanda. La verdad es que varios sectores ya se stockearon de mercadería cuando el dólar valía $350 con (Sergio) Massa. Ahora no saben qué hacer con eso porque no le pueden vender nada a nadie por la recesión", contaba un importador. El acceso al 25% del pago de importaciones por mes seguirá hasta nuevo aviso.

Con el cepo aún funcionando, y sin expectativas de que cambie en el corto plazo, Economía se asegura que los dólares que entran son para aumentar las reservas. En febrero, el BCRA acumuló compras por US$ 2.357 millones y desde el 13 de diciembre totaliza ingresos por US$ 8.492 millones. 

El rumbo
Lee también

Panorama El rumbo

Claro que distinto será cuando no haya cepo y la economía empiece a mostrar signos de vida. Javier Milei tiene en la cabeza una salida a la "V", o sea que después de esta fuerte caída se recupera rápido. Otros economistas dudan de ese rebote si el apretón monetario sigue.

Carlos Melconian reapareció en escena y sostuvo que Javier Milei "eligió una política de choque" para gobernar y que el Presidente descansa sobre el 56% de los votantes que lo eligieron en las elecciones de noviembre. Y referenció la famosa metáfora "contigo, pan y cebolla" para explicar que el éxito de las medidas de Gobierno dependerá del plazo que está dispuesta a tolerar la sociedad por una mejora.

"Hay que ver cuánto pan y cebolla aguanta el 56% respecto a que el Gobierno encuentre la luz al final del horizonte. Hay una estrategia de 'me peleo y me banca el 56%'. El tema es cuánto pan y cebolla hay ahí, no sabemos. Pan y cebolla son las medidas que se tienen que tomar", explicó el economista a TN. 

La percepción desde Wall Street sigue siendo positiva a pesar de las obvias limitaciones que puede tener el gobierno de Milei. Alberto Ades, uno de los argentinos más veteranos en la Gran Manzana, que es managing director del hedge fund NWI Management, dijo que si sale bien en plan oficial, los bonos -ahora en US$ 40 dólares por cada 100 nominales- tienen upside.

"Hay algo más de interés sobre Argentina pero también por Milei porque es un personaje que despierta mucho interés. Es capaz de decir muchas de las cosas que la gente piensa o por lo menos la gente que es muy pro mercado, liberal de derecha, piensa y muchas veces no se anima a decir. Milei las dice y ese segmento obviamente se las celebra. Incluso los conservadores de EE.UU. cuando Milei estuvo en la CPAC, fue muy bien recibido", contó Ades.

Para el economista, claramente hay un fenómeno Milei pero también cree que hay cierta esperanza sobre Argentina. "A la Argentina no se le pide demasiado, se ha destacado en los últimos años por ser un país muy exótico, excéntrico, que ha perdido muchas posiciones relativas comparado a los vecinos de la región, y bueno, con volver a un sendero más normal de menor inflación, eso alcanza", asegura. 

Ades dice que si bien Argentina es el país de la esperanza, "y siempre la será", "acá en Wall Street está lleno de gente que destruyó su carrera confiando en la Argentina". "Entonces, yo creo que los inversores están entrando de forma muy, muy cauta, esta vez en la Argentina, hay motivo de cautela adicional comparado con 2015 o 2016, y es que, bueno, Milei no tiene el track record que, por ejemplo, tenía Macri. Macri había estado 8 años como jefe de Gobierno en la Ciudad, venía con todo un grupo de gente que había participado en esa gestión o en otras jurisdicciones, no tenía mayoría en el Congreso, pero no estaba tan lejos como Milei", sostiene.

"Obviamente, la agenda de Milei es mucho más ambiciosa que la de Macri. Con que salga el 30-40% de lo que propone, la Argentina se da vuelta", asegura. 

Con respecto a qué esperar para los bonos soberanos, los que cotizan en Nueva York y que repuntaron bastante desde el trade Milei, Ades dice lo siguiente.

"Han tenido un rebote importante pero todavía hay bastante escepticismo. O sea, yo intercambio opiniones con tanto argentinos como extranjeros que están acá y la variable política, la capacidad de implementar estas reformas y que funcionen genera todavía bastante duda. Mi sensación es que si pasamos los próximos dos meses, que van a ser dos meses complicados, y después entras en periodo de la cosecha donde mejora bastante la balanza de pagos y la inflación sigue cayendo y estamos en inflación de un dígito, para mayo, junio, yo veo bastante potencial al alza de los bonos", advierte el managing director NWI Management. 

Ades cree que el FMI está muy dispuesto a ayudar y está muy dispuesto inclusive a ampliar el programa bajo ciertas condiciones. "Quieren asegurarse que este programa está bien encaminado, de que la inflación empiece a bajar, de que el equilibrio fiscal sea sostenible, etc. Y en ese contexto yo veo a un Fondo muy dispuesto a ayudar. Y si vos tenés un contexto externo más favorable, un contexto monetario financiero más favorable, tenés un contexto productivo por cosecha más favorable y tenés ayuda del Fondo, yo veo alza, yo veo potencial de alza en los bonos. Podrían ir a entre US$ 50 y US$ 60", pronosticó Ades. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés