El Economista - 73 años
Versión digital

dom 21 Jul

BUE 14°C
Agenda

Lo único que importa es lo que diga Milei en el Congreso

Pasó de todo. Pero lo único que importó es saber qué va a decir Milei en el inicio de ordinarias a las 21 horas.

Lo único que querían saber todos es de qué modo va a enfrentar el Presidente al "nido de ratas".
Lo único que querían saber todos es de qué modo va a enfrentar el Presidente al "nido de ratas". .
Luis Varela 29 febrero de 2024

- ¡Qué raro cierre de mes con el Banco Central perdiendo tantas reservas. ¿Qué es lo que pasó?

- No importa nada de lo que pasó hoy, ni lo que pasó a lo largo de febrero, para empezar a hablar vayamos a lo importante y contame qué sabés del mensaje que va a dar Milei este viernes en el Congreso.

Palabras más, palabras menos, ese fue el diálogo que encontró este cronista al ponerse en contacto con operadores y centros de análisis financiero. 

No importó la nueva baja del dólar, ni la sobrevivencia de los bonos a pesar de la baja de calificación a La Rioja por riesgo de default. Ni tampoco se le dio importancia a una Bolsa que rebotó apenas luego de un mes durísimo. Lo único que querían saber todos es de qué modo va a enfrentar el Presidente al "nido de ratas".

Y por supuesto, como Javier Milei es impredecible (un día dice que el Papa es el enviado del maligno sobre la Tierra y al día siguiente lo abraza como si lo amara de toda la vida), se comenta que puede llegar a dar alguna señal sobre competencia de monedas, seguramente hablará otra vez de la herencia recibida y les pondrá en la cara a los diputados los fondos fiduciarios que defendieron con uñas y dientes, y por los que terminó cayendo la Ley Ómnibus.

dolar milei
 

Preparado desde un atril de madera, los rumores dicen que los opositores duros (el kirchnerismo y la izquierda) tendrán un coro de tosedores y estornudadores para distraer su discurso, además de mostrar una serie de carteles, con posibilidad incluso de darse vuelta en las bancas, para devolverle la atención que tuvo con ellos al asumir, y dar el discurso mirando al pueblo, de espaldas al Congreso, al que responsabiliza gran parte de la tragedia de un siglo que vive la Argentina.

A las 21, cosa que enardeció a los legisladores, ya que los obligó a quedarse todo el fin de semana en Buenos Aires, se sabrá de qué modo enfrentará el Presidente a "la casta".

Como buena noticia aparecieron consultoras que estimaron la inflación del mes en torno al 16% mensual, por lo que hubo otra caída de casi 5 puntos contra el mes anterior. Y también se conoció que, según un sondeo de la Universidad Di Tella, el índice de confianza del consumidor subió 1,2% en febrero contra enero, lo cual de alguna manera significa que el apoyo del 56% que votó al Presidente sigue intacto, a pesar de estar en un momento en el que los precios volaron y los sueldos están en el último de los subsuelos, con más del 60% de la gente rozando la pobreza y el 15% acercándose a la indigencia.

Con precios de las cosas tan inalcanzables, y sin recibir ingresos en línea con esos aumentos, la sociedad siguió desprendiéndose de ahorros: vendieron el "canuto", por lo que febrero fue dramático para los que tenían dólares y el primer bimestre, que tuvo una inflación superior al 40%, muestra para el dólar blue, el que más maneja la gente de a pie, anotó un incremento del 0,5%, lo cual significa que los ahorros que estaban en el colchón o en cajas de seguridad fueron absolutamente quemados por la licuación que está realizando el Gobierno, a través de todas las vías.

Otro de los datos significativos del día tuvo que ver con la inflación en EE.UU. Salió uno de los datos que más mira la Fed para definir los movimientos de su tasa base, y el dato fue relativamente bueno. El índice de precios del consumo personal cayó hasta el 2,4% interanual en enero, frente al 2,6% de diciembre (pero subió de 0,1 de diciembre a 0,3% de enero). 

Inmediatamente, Raphael Bostic,  presidente de la Fed Atlanta, salió a decir que  considera apropiado recortar las tasas a mitad de año, pero el mercado no se movió: las tasas largas norteamericanas se quedaron quietas: se pagó 5% anual a 1 año de plazo, 4,2% a 5 años, 4,2% a 10 años y 4,4% a 30 años. Y con la combinación de ambos datos, el súper dólar achicó un poco su poderío: en el exterior el billete verde subió 0,3% contra el euro y la libra, no cambió en Brasil y bajó 0,4% en México, 0,5% en Japón, 1% en China y 1,1% en Chile.

Pero también hubo analistas que giraron la cabeza por el mercado cambiario local. El dato más significativo fue que tras una treintena de ruedas con compras, con un dólar exportador de $ 925,61, el BCRA vendió US$ 142 M en el mercado, por lo que al final del día la autoridad monetaria perdió reservas por nada menos que u$s 910 M. Y la respuesta que entregaron desde Reconquista 266 fue que, entre otras movidas, se efectuó el "pago de un bono de la Provincia de Buenos Aires por casi US$ 350 millones". 

Con esos movimientos, más la expectativa de lo que dirá Milei en el Congreso, la gente siguió vendiendo dólares para pagar gastos. Tanto que el dólar blue cayó $15 hasta $1.030, el Senebi bajó $1,21 hasta $1.073,25, el MEP subió 47 centavos hasta $1.032,87 y el contado con liquidación bajó $1,61 hasta $1.073,25. Por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 16% y la brecha entre el CCL y el mayorista fue del 27%.

Otra de las novedades muy esperadas del día fue que la calificadora Fitch Ratings le bajó la calificación a la provincia de La Rioja ante riesgo de default con bonistas. Sin embargo, luego de adjudicarle a los importadores bonos Bopreal serie 3 por US$ 491 M en la primera subasta de este tercer tramo, los títulos públicos en general tuvieron menos negocios, pero lograron recuperar 2,3%, por lo que el riesgo país bajó 25 unidades hasta 1.705 puntos básicos.

En cuanto a papeles privados, la afirmación de un miembro importante de la Fed, avisando que la tasa del 5,5% anual puede empezar a bajar en junio, determinó que se concretara una suba en la Bolsa de Nueva York: el Dow mejoró 0,1%, el S&P tuvo un alza del 0,5% y el Nasdaq subió 0,9%. Sin embargo, la bolsa de San Pablo bajó 0,8% y la bolsa de México subió 0,1%.

A nivel bursátil local, a la espera de nuevos rugidos de Milei a los legisladores, luego de un mes ciertamente fatídico, con una caída de más del 20% mensual, los papeles privados argentinos mostraron mejor cara. Con $23.234 millones operados en acciones y $36.102 millones en Cedear, la Bolsa de Buenos Aires subió 1,6%. Mientras que las ADR argentinas que operan en NY mostraron suba del 1% al 8% para Macro, Supervielle, Loma Negra, Despegar, Francés y Mercado Libre; con bajas del 1% al 2% para Bioceres, IRSA y Edenor.

Todo esto fue coronado por materias primas que se mueven demostrando que estamos en momentos previos a cambios inminentes. Hubo una baja del 0,4% para el petróleo, los metales preciosos estuvieron en alza, hubo mejora para los metales básicos, los granos estuvieron firmes en Chicago y en Rosario (salvo la soja que estuvo planchada) y la novedad del día fue que el Bitcoin logró mejorar otro 0,4%, pero con aumentos de hasta el 9% en el resto de las criptomonedas. 

Y debe tenerse en cuenta un pequeño detalle: en lo que va de 2024, el Bitcoin ya sube 270%, mientras que el Ethereum avanza solo 118%, lo cual demuestra que los inversores se mueven en masa, casi sin pensar, con un clic en el teléfono celular, por lo que deben esperarse niveles de volatilidad ciertamente crecientes.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés