El Economista - 73 años
Versión digital

lun 15 Jul

BUE 6°C
¿Y si pasara en Argentina?

París: un referéndum castiga duramente a los dueños de SUV y autos grandes

Apenas el 5,68% de los parisinos fue a votar pero decidió que los vehículos de mayor porte paguen el triple por su lugar de estacionamiento. Críticas al sector automotor ante una oleada de "populismo ecologista".

París: un referéndum castiga duramente a los dueños de SUV y autos grandes
Sergio Cutuli 05 febrero de 2024

Este domingo, los parisinos votaron para endurecer las condiciones de circulación de los vehículos más pesados, en un referéndum convocado por la Alcaldía de París a la que apenas asistió el 5,68% de los electores habilitados

Sí, apenas 42.415 ciudadanos (el 54,55% de los votos emitidos) sobre un total de 1.374.532 que figuraban en el padrón decidieron que quienes tienen un SUV o un auto grande deberán pagar tres veces más a la hora de estacionar, en una medida polémica que busca descongestionar el tránsito en pos del espacio.

Así es como menos de un año después de haberse pronunciado en contra los monopatines eléctricos de alquiler, algo que obligó a las empresas que los ofrecían a dejar la Ciudad Luz, esta nueva consulta popular penaliza a los vehículos que pesan más de 1,6 toneladas (tengan motor eléctrico o de combustión) y a los eléctricos que superen las 2 toneladas.

La iniciativa está cargada de polémica debido a que los residentes quedaron eximidos de la obligación de expresar su voto, lo que prácticamente le garantizaba la victoria en la consulta, pero para los críticos pone de manifiesto que tras ella no está la voluntad ecologista que se esgrime.

Una decisión de peso y de euros

Cuando la medida entre en vigor los propietarios de estos vehículos deberán abonar tres veces más a la hora de estacionar: hasta 18 euros por hora en los distritos más céntricos de la ciudad y 12 en los periféricos. Según los cálculos estimativos, París embolsará 35 millones de euros suplementarios por este concepto.

Se trata de una victoria para la alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, que en su cruzada contra los vehículos había abanderado esta medida y que la había personificado en los SUV, vehículos utilitarios de mayor tamaño y altura que suponen la mitad de las ventas.

Según los datos de la Alcaldía, los rodados con este tipo de silueta pesan 200 kilos más y miden 25 centímetros más que los utilitarios, lo que unido a su éxito de ventas, se incrementó la contaminación en las ciudades al tiempo que se redujo el espacio. De los 975 kilos de media que pesaba el parque automovilístico en 1990 se pasó a los 1.233 kilos actuales, asegura.

Lógicamente, el resultado del referéndum levantó revuelo en redes sociales donde se puso el foco no sólo en la baja participación y en lo ajustado del resultado sino en una incongruencia: durante algún recorrido de campaña, la alcaldesa se trasladó en un Mercedes-Benz Clase V, un utilitario que pesa más de 1.600 kilos y tiene motor diesel (observado como gran contaminante).

Hidalgo, no obstante, se muestra habitualmente viajando a bordo de un Renault Zoe, un hatch compacto 100% eléctrico, y hasta en bicicleta.

La alcaldesa Anne Hidalgo se muestra en bicicleta por las calles de París.
La alcaldesa Anne Hidalgo se muestra en bicicleta por las calles de París.

"No es una medida contra la contaminación, es populismo ecologista", contraatacó Pierre Chasseray, presidente de la Asociación 40 millones de automovilistas. 

"Sabemos muy bien que el argumento que utiliza la ciudad es que 'un SUV, contamina más, consume más, y es más grande'. Está totalmente mal porque el SUV de estilo francés, el Renault Kadjar, Captur, el Peugeot 2008, el Honda HR-V... estos vehículos son más chicos que la mayoría de los sedanes", sentenció.

Los SUV, en la mira

La sede francesa del WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), una de las principales organizaciones ambientales independientes con presencia en más de 100 países, es uno de los impulsores de la medida de castigar a los usuarios de vehículos de mayor porte por sobre los más chicos.

¿Cuáles son sus argumentos? "El auto promedio para los franceses es cada vez más grande, caro y contaminante. Ante la emergencia climática, el triunfo del SUV parece ser un disparate. Juntos, elijamos una movilidad ligera", convoca desde su sitio.

Algunos de los argumentos esgrimidos por WWF Francia en contra de los SUV.
Algunos de los argumentos esgrimidos por WWF Francia en contra de los SUV.

"Hagamos un llamamiento a los responsables políticos y al sector de la automoción para que reduzcan las ventas de vehículos de gran tamaño y ofrezcan soluciones de movilidad más livianas que sean menos perjudiciales para el clima y sean más favorables a nuestro poder adquisitivo", añade la entidad.

"Un vehículo más pesado contamina más porque necesita más combustible para mover su masa. Un SUV consume alrededor de un 15% más que un auto estándar", señala en lo que hace al consumo pero hay otro ítem más allá del peso y es el de la seguridad.

Según WWF Francia, "los SUV son el doble de peligrosos para otros: un peatón tiene el doble de probabilidades de ser asesinado en caso de accidente", debido al tamaño al momento de una eventual embestida.

Y tampoco se salvan los eléctricos de las críticas: "El hecho de que un auto sea eléctrico no significa que no tiene huella de carbono. Cuanto más pesado, más material se necesita para fabricarlo, más CO2 en su fabricación. Para un auto eléctrico (que emite muy poco CO2 durante su conducción), las emisiones de las etapas de fabricación y al final de su vida útil representan alrededor del 80% de su huella de carbono. Por tanto, los SUV grandes, incluso los eléctricos, emiten más CO2 que si se hubieran preferido modelos más livianos".

El resultado del referéndum de este domingo en París genera polémica y ¿un efecto dominó?
El resultado del referéndum de este domingo en París genera polémica y ¿un efecto dominó?

Hablando de "peso", habrá que ver cuánto incide el que tengan las automotrices locales como Renault, Peugeot y Citroen para evitar que sus clientes sean penalizados en un mercado que ofrece cada vez mayor cantidad de SUV de todos los tamaños; por lo pronto sería interesante saber cuál es su respuesta a los argumentos de la WWF.

Es sabido que en Europa hay una oferta mayor de modelos de segmentos compactos y de city cars, pero no siempre son lo suficientemente accesibles como para que cualquier familia pueda tener uno.

Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía, organismo con sede en París, aseguró que esta medida tomada por la capital francesa tendrá un efecto de arrastre en otros países. "Muchas ciudades estaban pendientes de esta consulta. He hablado con algunos alcaldes de grandes ciudades de todo el mundo y se toman el problema muy en serio", afirmó.

¿Y si sucediera en Argentina?

El mercado argentino, al igual que el Latinoamericano, está inundado ya no sólo de SUV sino también de pick-ups, incluso muchas de ellas con motores diesel que directamente están prohibidos en Europa. Anne Hidalgo huiría horrorizada si se da una vuelta por cualquier barrio porteño al ver la abundancia de estos modelos.

Por el momento no son un problema ya que la Ciudad de Buenos Aires no tiene calles tan angostas pero quizás lo sea de acá a unos años cuando se reduzcan los espacios para estacionar en distintos lugares de gran afluencia y sólo lo puedan hacer los residentes.

Actualmente la única penalización a la hora de tener un vehículo de gran porte en nuestro país se da al momento de pagar un peaje, un garage o ir al lavadero. Incluso las pick-ups están exentas de abonar "impuestos internos" y si se trata de SUV grandes pero híbridos o eléctricos, no pagan patente de por vida.

Castigar en Argentina a los dueños de SUV y camionetas sería hoy por hoy aniquilar no sólo el mercado sino la industria automotriz.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés