Medidas acotadas: Bolsa mejor, dólares firmes y bonos flojos

2 de octubre, 2020

Gobierno medidas cepo

Por Luis Varela

Evidenciando que las reservas del Banco Central están exhaustas y que la política económica planteada no está funcionando, el Gobierno se vio obligado a lanzar ayer una serie de medidas económicas, para ver si puede torcer el rumbo, y recuperar un poco de confianza de parte de ahorristas e inversores privados.

El paquete de medidas se venía rumiando desde hacía varios días y nadie esperaba nada demasiado grandilocuente. Pero, así y todo, los anuncios presentados por el ministro Martín Guzmán fueron consideradas con gusto a poco, algo así como medidas homeopáticas que no van a mover el amperímetro.

Los anuncios no fueron nada extraordinarios. Fueron presentados como un paquete para reactivar la economía, pero en realidad se incluyeron reducción de alícuotas de exportación a la minería y otros productos industriales, pero una baja sólo temporal de apenas 3 puntos para las retenciones a la soja (bajarán del 33% al 30%), por lo que la Mesa de Enlace terminó sin presentarse a los anuncios y manifestaron que rechazan la baja temporaria de retenciones.

Al mismo tiempo, reconociendo que hay una importante salida de depósitos de los bancos, el ministro anunció que hoy anunciará una nueva suba en las tasas de interés de los plazos fijos, y también se indicó que se plantearán nuevas opciones, como depósitos atados a dólar-link, y hubo además rumores de que se presentarán posibilidades de atar los depósitos a otras monedas como el yuan, algo que habría surgido luego del zoom que hizo anteayer Alberto Fernández con Xi Jinping.

Todos estos anuncios fueron realizados luego de cerrados los mercados, en una rueda en la que los dólares estuvieron en general nuevamente hacia arriba, con una posibilidad muy acotada de comprar dólar ahorro, ya que el Gobierno anunció que los funcionarios de alto rango y otros sectores también quedan excluidos de la posibilidad de compra. Y la novedad insólita del día es que hubo que hacer cola para entrar en los homebanking.

Además de la firmeza del dólar, otra señal negativa fue una nueva rueda floja para los bonos, por lo que el riesgo país volvió a subir 50 puntos, hasta 1.350 puntos básicos. Lo positivo de la jornada fue un aumento en el volumen negociado en la Bolsa porteña, el mayor en un mes, con una suba del 4% en las acciones, ya que la expectativa por lo que iba a anunciar Guzmán era alta.

Más allá de todo lo anunciado, diferentes sectores de la economía mostraron opiniones y datos que ponen en evidencia el estado de terapia intensiva en el que se encuentra la economía, más por las medidas y la política económica aplicada por Fernández que por la dolorosa pandemia de coronavirus que sufren Argentina y todo el mundo.

Mientras la gente lo miraba por TV, Guzmán dijo con la boca llena que “estamos todos en el mismo barco”, pero a lo largo de los últimos tres días el Gobierno anunció ajustes salariales, en línea con la inflación, para empleados del sector público, mientras los sectores privados sufren quiebras y pérdidas verticales de empleos.

Y los datos fueron más allá, con números concretos. La consultora Abeceb destacó que el mes pasado Argentina sufrió con su principal socio comercial, Brasil, un déficit de US$ 106 millones, a pesar de estar devaluando al país permanentemente.

Con todo eso y a cuatro semanas y media de las elecciones en Estados Unidos, el dólar estuvo repartido en el mundo. En el exterior el dólar subió 0,3% contra el real y la libra, tuvo un alza del 0,2% en Chile y del 0,1% contra el yen, pero bajó 0,2% contra el euro y achicó 1,2% en México.

Pero en Argentina, casi todos los dólares subieron. El dólar ahorro subió 30 centavos hasta $133,32, el oficial subió 18 centavos hasta $80,80, el blue cerró sin cambios, en $147 y el mayorista subió 7 centavos, hasta $76,25. El Banco Central perdió US$ 11.000.000 de las reservas que quedaron en US$ 41.370.000 millones, sin que casi nadie esté habilitado para comprar dólar ahorro. Mientras que el dólar MEP subió 4 centavos hasta $139,04. Y el contado con liquidación subió 65 centavos hasta $146,10. Así, la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 81,9% y la del CCL y el mayorista de 91,6%. Y, medidos en pesos, el euro subió 18 centavos hasta 89,48, el real bajó 8 centavos hasta 13,50 y la libra bajó 27 centavos hasta  98,14.

En Estados Unidos hubo un dato positivo en su economía: estuvo algo mejor en cuanto a los pedidos de seguro de desempleo: el mercado esperaba 850.000 y hubo 830.000. Con eso, Wall Street sigue imparable. La Bolsa de Nueva York anotó subas, con el Nasdaq arriba de todo, trepando casi 1,5%. Mientras que en San Pablo la Bolsa subió casi 1%, pero en México cayó más de 2%.

La Bolsa de Buenos Aires, en tanto, operó el mejor volumen diario en tres semanas, $1.988 millones, y el Merval logró subir 4%, con fuertes alzas para Cresud, TGS, Telecom e YPF, pero con caída para Grimoldi. Y los ADR argentinos que operan en NY registraron subas en bloque, con IRSA I y Francés como lo mejor del día, pero con Tenaris achicando otro poco.

Lo particular del día estuvo fundamentalmente en las commodities. Como siguen los retrasos con las vacunas y los encierros por las cuarentenas, se espera poca actividad y bajo crecimiento global, por lo que el petróleo sufrió una estocada de más de 3% en la apertura del mes. Y se observó también una baja consistente en los metales básicos, que abastecen a las industrias. Los metales preciosos en cambio volvieron a subir, aunque las criptomonedas estuvieron débiles.

Y lo que más importa a Argentina, ya que parece que no somos capaces de generar ningún tipo de riqueza, fue un nuevo aumento local en el precio de los granos. En Chicago los granos estuvieron mixtos, pero en Rosario hubo nuevas subas y en promedio el panel de cereales que se negocia en esa Bolsa está testeando su mejor valor de los últimos cuatro años.

Dejá un comentario