El Covid-19 mató a 500.000 personas en menos de 6 meses

29 de junio, 2020

El coronavirus sigue sin dar tregua en Argentina, que ayer sumó otros 2.189 casos. La cuenta global tampoco afloja y el conteo que lleva la universidad de Johns Hopkins indicó ayer que se superaron los 10 millones de contagios. Registrados, vale aclarar: si bien no hay unanimidad, los expertos señalan que el número real puede ser entre 5 y 10 veces mayor.

Además de la barrera de los 10 millones, las muertes provocadas por el coronavirus superaron ayer los 500.000. Más de 4.700 personas mueren cada 24 horas debido al Covid-19, según cálculos de Reuters basados en un promedio del 1° al 27 de junio. Eso equivale a 196 personas por hora o una persona cada 18 segundos.

Afortunadamente, el ritmo de crecimiento de los casos registrados no ha sido acompañado con la misma intensidad que las muertes. El récord de víctimas son las 12.361 del 17 de abril. Ayer, las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estaban en 5.000. Sin embargo, los expertos piden precaución con la tasa de mortalidad y señalan que el reciente incremento en los casos (en junio, sobre todo) conducirá a más muertes en las próximas semanas dada la naturaleza del virus. Otros lo asocian a que la edad promedio de los contagiados está bajando y, dado que pueden resistir mejor los embates de la infección, la suba de casos no se traducirá en más muertes necesariamente.

La primera muerte fue el 9 de enero en Wuhan. En solo cinco meses, el número de muertes de Covid-19 ahora es igual a la cifra de personas que mueren anualmente de malaria, una de las enfermedades infecciosas más mortales. La tasa de mortalidad promedio es de 78.000 por mes, en comparación con las 64.000 muertes relacionadas con el SIDA y los 36.000 fallecidos por malaria, según cifras de la OMS citadas por Reuters.

Sobre el total de 10 millones de casos, el 50% aproximadamente está en América Latina. El podio es de Estados Unidos, con 2,5 millones y Brasil, con 1,3 millón. En el Hemisferio Occidental, después aparecen dos países con menos poblados: Perú, con casi 280.000 casos y Chile, aun menos poblado, con 270.000. En cantidad de casos por millón de habitantes, Chile está en el top-5 global. Si bien una parte responde a un testeo proactivo, no hay dudas de que la pandemia azotó con virulencia del otro lado de Los Andes, así como en Perú. México llega recién quinto, con cerca de 210.00 casos mientras que la situación en Ecuador parece haberse estabilizado y se encuentra contenida en Venezuela, que reportó poco más de 5.000 casos desde el comienzo de la pandemia.

Además de Brasil y Chile, los otros vecinos de Argentina están con números menores: Bolivia con 30.000 casos, Paraguay con poco más de 2.000 y Uruguay con menos de 1.000. En Bolivia, la situación requiere atención: el domingo tuvo 1.253 casos, el mayor incremento diario. Mientras, Paraguay reportó 185 casos y Uruguay, que tiene un brote pequeño en Treinta y Tres, se anotó 80 más, pero solo tiene igual números de casos activos.

Volviendo al plano global, además de Estados Unidos y Brasil, los países poblados con más problemas hoy son Rusia e India (con más de 500.000 casos) y Pakistán, con una población de 121 millones y más de 200.000 casos. El más vertiginoso es India, que sumó unos 20.000 casos ayer y tiene una población de más de 1.300 millones. En la vecina Irán hay más de 200.000 casos.

En China, el origen y el país del caso 0, la situación parece contenida. La última información disponible muestra una suba de casos diaria de apenas 17 y un pequeño brote en la populosa Pekín. En rigor, la situación en Asia y el Pacífico se ha contenido bastante mientras su presencia en Africa aparece, por ahora, como contenida y con Sudáfrica como el país más amenazado hoy.

En Europa, donde la pandemia contagió a más de 2,5 millones, la situación está mejor que antes, pero los rebrotes (menores por ahora) se están multiplicando y algunos países, incluso, están revirtiendo algunas medidas de relajamiento. Aprender a convivir con el virus parece ser el mantra hasta que aparezca la vacuna.

Dejá un comentario