Radicales le enviaron un documento al Presidente con propuestas económicas

13 de abril, 2020

alberto fernández

Dirigentes del radicalismo le enviaron hoy un documento al Presidente sugiriendo medidas económicas y sociales para superar las consecuencias del coronavirus en la Argentina. Dentro de las propuestas, pidieron la reanudación de las sesiones parlamentarias, la convocatoria del Consejo Político, Económico y Social y la reforma de algunos impuestos.

 

Plantearon que el triple desafío que tiene Argentina por delante es pensar cómo sostener y mejorar la cobertura sanitaria, proteger la actividad económica y fortalecer la democracia. “La respuesta debe ser integral: política, sanitaria y económica. La crisis y el contexto mundial lo justifican”, señalaron.

 

La carta lleva las firmas de dirigentes encolumnados en el ala progresista de la UCR, como Ricardo Alfonsín, Federico Storani, Jorge Sappia, Juan Manuel Casella, Miguel Ponce, Enrique Illia y Mario Cimadevilla, entre otros.

 

Propuestas económicas 

 

En la carta señalaron que se tiene que evitar que se corte totalmente la producción y la cadena de pagos, ya que “provocaría un daño mayor al del virus, sobre todo en el Conurbano”.

 

“Proponemos un acuerdo entre Pymes y empresas de la producción con los gremios y el Gobierno para preparar la reanudación parcial de actividades mediante pruebas piloto con control sanitario en las empresas. De ser exitosas repetir en otras ramas de producción y comercio, con la adaptación correspondiente”, manifestaron.

 

Mientras que, sobre el impuesto a las grandes fortunas, el radicalismo acotó que acuerdan con el objetivo, pero creen que es más efectivo la propuesta que presentaron de reformar el sistema tributario por uno más progresivo, simple y efectivo.

 

“Desdoblar el Impuesto a las Ganancias en Impuesto a las personas físicas: progresivo, revisando alícuotas y gravando con un porcentaje superior las altas rentas (hasta 45% como en países de OECD) e, Impuesto a las personas jurídicas y empresas: disminuyendo las alícuotas, que recaen en el precio pagado por los consumidores o recargan las exportaciones”, ejemplificaron.

 

Además, añadieron que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) no debería sobrepasar el 8% y que las provincias deberían ser las encargadas de su administración y distribución. Por último, explicaron que se tiene que reformular el Impuesto del Patrimonio Inmobiliario (IPI), tanto rural como urbano, con una alícuota del 0,8% de su valor de mercado “sin excepciones”.

 

“Reformulados estos tres impuestos principales, podrían revisarse a la baja las alícuotas de otros distorsivos: eliminar impuesto al cheque, bajar retenciones a las exportaciones, ingresos brutos y combustibles, asegurando una recaudación aún mayor que la actual”, enfatizaron.

 

Fortalecer la democracia

 

En el plano político, los radicales indicaron que la amenaza hacia la democracia asume la forma de un “discurso racionalizador del gasto”. “Señalan defectos virtuales o evidentes, pero en realidad buscan erosionar la institucionalidad, defender los mega negocios y la evasión y asegurar el statu quo de la concentración escandalosa de la riqueza. Son de una irresponsabilidad temeraria y agitan un clima social que puede ser peligroso para la convivencia”, explicaron.

 

En ese sentido, remarcaron que es necesario “frenar ese ataque” ampliando la base de sustento democrático y produciendo acciones necesarias que no solo permita una baja del gasto sino la mejora del sistema político en su conjunto. Por eso solicitaron la reanudación de la actividad parlamentaria y la “inmediata convocatoria” al Consejo Político Económico y Social.

 

“El Consejo Político Económico y Social debe ampliar la participación a las organizaciones de la sociedad civil (como fue la Mesa Nacional Ampliada del Diálogo Argentino). Su objetivo: la elaboración de propuestas en lo social, lo productivo, lo tributario y lo financiero, con eje en la coyuntura para asegurar el alimento y el abrigo, pero también para iniciar ya la reactivación económica”, afirmaron.

 

Situación mundial

 

Además, hicieron referencia a la situación que se está viviendo en el mundo a causa de la pandemia y afirmaron que “en el plano político, el pánico es aprovechado por sectores autoritarios, que pretenden poner a las democracias en cuarentena forzosa, con salidas autocráticas y regímenes de supresión institucional”.

 

“El aislamiento social o cuarentena es prácticamente la única respuesta encontrada (por el mundo) para “aplanar la curva” intentando dosificar la necesidad de hospitalizaciones críticas Sin embargo, esta respuesta ha hecho colapsar al sistema económico mundial de una forma no vista desde la Segunda Guerra Mundial o la Gran Depresión de 1930, o aún peor”, resaltó la carta.

 

Y agregó: “Las quiebras masivas de empresas grandes y pequeñas, con proyecciones de 30% de caída del PBI de las economías más grandes, arrastra una secuela de millones de desempleados, empobrecimiento y acentuación de las desigualdades.

Dejá un comentario