Los súper chinos continúan cerrando: advierten por ataques xenófobos, saqueos y desabastecimiento

31 de marzo, 2020

Los súper chinos continúan cerrando: advierten por ataques xenófobos, saqueos y desabastecimiento

Hay otra curva que empieza a marcar tendencia. Desde la semana pasada, más de 200 supermercados chinos de todo el país decidieron cerrar sus puertas.

 

Según advierte Yolanda Durán, titular de la cámara que nuclea a los supermercadistas chinos, no se debe a un problema de abastecimiento sino a que los empleados tienen miedo de contagiarse. Además, advirtió que cada vez hay menos movimiento.

 

“La gente que tiene plata va a los supermercados grandes y compra en cantidad. En cambio, el que tiene poco dinero y antes iba dos o tres veces por día al chino de la vuelta de su casa para comprar uno o dos productos básicos, ahora no lo hace. Estos días bajó mucho el movimiento. Y ahí se da otro problema: muchos empleados también temen por los robos”, señaló Durán.

 

También consideró que las cadenas grandes tienen, a diferencia de los supermercados chinos, más potencial para adaptarse a la crisis y la mayoría triplicó las ventas con el despacho online.

 

“Si tenés que comprar una leche vas al almacén que tenés cerca, pero si tenés que comprar 10 leches vas al supermercado grande ,porque sabes que en la góndola las vas a encontrar”, sostuvo.

 

“Cerraron supermercados chinos en Almagro, Liniers, La Boca, Barrio Norte, Recoleta, Caballito, Lomas de Zamora. También de Mendoza, Santiago del Estero. ¿Y yo qué le puedo decir a los empleados si me dicen que tienen miedo de contagiarse o que ya no pueden trabajar porque tienen que cuidar a sus hijos?”, se pregunta Durán.

 

No obstante, ayer Miguel Calvete, director de la Federación de Supermercados Chinos (Fesach), contradijo la versión de Durán sobre el desabastecimiento. “Hay algunos problemas de abastecimiento, por ejemplo en productos de granja y también están entregando menos artículos de limpieza, lo que hace que muchos chinos hayan decidido cerrar unos días o restringir su horario de operaciones a solo tres o cuatro horas al día”, explicó.

 

“Cada vez hay más discriminaciones en las redes sociales, algunas por malicia, otras hechas por gente gente que debe estar aburrida en casa y no sabe qué hacer. Son memes que son muy comunes en la Argentina, pero que para la idiosincrasia china no son nada graciosas”, explicaron a La Nación desde Casrech, una de las cámaras que reúne a los comerciantes chinos.

 

También, según el periodista Alfredo Sainz, incide el temor a hechos de violencia. “Los recuerdos de situaciones de crisis que derivaron en saqueos como los de 2001 o 2013 funcionan como un antecedente cercano para los supermercadistas chinos que fueron las principales víctimas de los ataques. En este sentido, no hay que perder de vista que hoy los autoservicios de propiedad oriental en muchos barrios humildes son los únicos comerciantes que se atreven a instalarse en las villas o en barrios carenciados”.

 

 

Recientemente trascendió que en algunos barrios porteños y en el interior de la provincia de Buenos Aires, aparecieron comerciantes de nacionalidad china que decidieron dejar de abrir al público desde y recibir pedidos a través de llamadas telefónicas y mensajes de WhatsApp.

 

Los supermercados chinos son 12.500 en todo el territorio nacional, de los cuales 6.000 se encuentran distribuidos en la provincia de Buenos Aires y otros 3.000 en la Ciudad de Buenos Aires.