La cripto de Facebook, en problemas: si Zuckerberg no puede influir en el Congreso, ¿quién puede?

24 de octubre, 2019

Más de 50 miembros del Congreso de Estados Unidos bombardearon el miércoles al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, desde todas las direcciones en una audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de 6 horas que se extendió lejos de su tema aparente: el proyecto de criptomoneda de Facebook, Libra.

 

En cambio, la audiencia del miércoles se centró en el manejo de Facebook de la discriminación y los derechos civiles y su falta de diversidad; su papel en las elecciones; libertad de expresión y moderación de contenido; comportamiento monopolista, anonimato, terrorismo, abuso sexual infantil y más.

 

En el momento en que Facebook está ampliando sus ambiciones con Libra, con el objetivo de renovar el sistema financiero global sin ayuda, los legisladores de ambas partes están decididos a responsabilizar al gigante tecnológico por una cartera cada vez más amplia de problemas.

 

Un año y medio después de que Zuckerberg testificara por primera vez ante el Congreso en medio del escándalo de Cambridge Analytica, la Presidenta del Comité, Maxine Waters (D-Calif.), recibió al CEO con una avalancha de críticas y dejó en claro que para muchos en el Capitolio, la desconfianza en Facebook solo se ha endurecido desde entonces.

 

Facebook está posicionando a Libra como una plataforma de procesamiento para pagos en línea, en lugar de como una moneda alternativa. Una Asociación Libra sin fines de lucro independiente administrará el sistema, mientras que Facebook operará un negocio de “billetera” llamado Calibra.

 

Zuckerberg prometió que Facebook no lanzaría Calibra en ningún lugar del mundo hasta que se aprobara con los reguladores estadounidenses.

 

Si la Asociación de Libra intenta avanzar con Libra antes de que las autoridades estadounidenses lo aprueben, dijo que Facebook abandonaría el proyecto.

 

Lo que dijeron sobre Libra

 

Zuckerberg indicó que Libra introduciría a las personas desfavorecidas en el sistema financiero y ayudaría a mantener a Estados Unidos a la vanguardia de la industria financiera.

 

Los republicanos querían saber por qué la Asociación Libra tenía su sede en Suiza, en lugar de Estados Unidos, y les preocupaba que un Libra exitoso pudiera socavar el papel del dólar como moneda de reserva mundial. También preguntaron cómo Libra podría ayudar a Estados Unidos a evitar quedarse atrás de China a medida que evolucionan las criptomonedas y la tecnología blockchain.

 

Los demócratas acusaron de que el objetivo de Zuckerberg de ayudar a los “no bancarizados” era una fachada para un juego de poder, una forma de que “el hombre más rico del mundo venga aquí y se esconda ante las personas más pobres del mundo”.

 

 

También argumentaron que la falta de diversidad de Facebook, su historial de permitir la discriminación de anuncios de vivienda y su historial de violación de la privacidad del usuario lo dejaron sin la confianza pública que necesita el constructor de un sistema financiero.

 

Facebook no proporcionará el anonimato a través de Calibra, pero la plataforma Libra, más amplia, no prohibirá el anonimato. Varios legisladores preguntaron si eso sería una bendición para terroristas, traficantes de drogas y otros delincuentes.

 

En un momento, el representante Roger Williams (republicano por Texas) preguntó: “Sr. Zuckerberg, ¿es usted capitalista o socialista?”. La respuesta: “Definitivamente me consideraría un capitalista”.

 

La demócrata por Texas, Ayanna Pressley, le dijo: “En tu vida adulta, ¿alguna vez has estado mal bancarizado?”. La respuesta: “Voy a ir con un no”.

 

En uno de las últimos cruces, la representante Jennifer Wexton (demócrata de Virginia) preguntó si Zuckerberg estuvo personalmente involucrado en la decisión de Facebook de no eliminar un video manipulado de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

 

La respuesta, después de una larga pausa: sí.

 

 

Dejá un comentario