El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 11°C
Ideas

Contadores y auditores: ¡todavía están vivos!

Tenemos que pensar en la tecnología como apalancadores de eficiencia que nos posibilita liberarnos de tareas repetitivas y centrarnos en otras más relevantes.

los contadores estan en riesgo
los contadores estan en riesgo .
Javier Klus 17 abril de 2024

Comenzaré este artículo con una frase de Samuel Clemens, más conocido por su seudónimo de escritor, Mark Twain, quien alguna vez dijo: "La noticia de mi muerte fue, sin duda, una exageración". Esto ocurrió después de que un importante diario de Estados Unidos publicara, de forma anticipada, una noticia sobre su fallecimiento.

Con las mismas palabras, quisiera relacionarlo con la profesión de Contador y también de Auditor. Muchas investigaciones, encuestas, etc. parecen dar por sentado que nuestra profesión es una de las más amenazadas por estos nuevos vientos de cambio. Y no negaremos que esto es en parte cierto, pero insistir en que en el corto o mediano plazo estas profesiones pueden desaparecer, es no tener en consideración muchas particularidades que están implícitas en estas actividades. Coincido en que estas profesiones deberán reinventarse, apalancarse en la tecnología, pero más que un riesgo, les quiero mostrar que en realidad es un camino que nos lleva a una gran oportunidad.

Estas profesiones, como dijimos, están sujetas a nuevos riesgos, pero en este caso tomaremos la definición que da la Norma ISO 31000 de Gestión de Riesgos, que los define como el "efecto de la incertidumbre sobre los objetivos".

No aplicaremos, por lo tanto, el concepto que generalmente tenemos incorporado. Básicamente, que todo riesgo es negativo y perjudicial. Por el contrario, relacionaremos el riesgo como algo positivo y lo definiremos como una "oportunidad".

La visión del Contador y Auditor de hace 20 años ya no es viable en este entorno tecnológico disruptivo y, de hecho, la realidad nos muestra que un Contador/Auditor 5.0 debería tener, mínimamente, las siguientes capacidades para poder interactuar en este nuevo entorno:

  • Conocimiento de Negocios Digitales: La digitalización y los negocios apalancados por la tecnología vinieron para quedarse y masificarse.
  • Liderazgo y Gestión de la Innovación: Las dimensiones humanas y las habilidades blandas son indispensables para personas que manejan equipos de trabajo e interactúan con otras. Si a esto le sumamos que la innovación es un proceso continuo en muchas organizaciones desde hace un tiempo, nos damos cuenta de que la forma de lidiar con ello es algo importante.
  • Conocimiento de Inteligencia Artificial (IA) y otras tecnologías disruptivas (blockchain, etc.): Las organizaciones con las cuales interactuamos o bien auditamos están cada vez más inmersas en el proceso de digitalización, automatización, etc. Por lo tanto, conocer esto, así como también la tecnología de automatización -como es RPA-, es algo fundamental en estos tiempos.
  • Big Data: De más está decir que ambas profesiones tienen que trabajar con grandes volúmenes de información. Por lo tanto, Big Data, así como Analítica de Datos, son elementos fundamentales.
  • Conocimiento preciso de Software ERP: Ya es un hecho que las empresas basan todos sus procesos en este tipo de software. Entenderlos y dominarlos es un estándar de mínima que nos piden nuestros clientes.
  • Conocimiento de Ciberseguridad: La Ciberseguridad se encuentra en el top de riesgos mencionados por las organizaciones y un ejemplo de su importancia es que la SEC (Securities and Exchange Commission de Estados Unidos) les exige a las empresas reportar hechos relevantes relacionados con seguridad de la información, dado que es un elemento que los accionistas deben saber.
  • Gestión de TI: esta dimensión no solo abarca el conocer sobre inteligencia artificial o software relevantes, sino que también estamos incluyendo el hardware, infraestructura de telecomunicaciones, etc., y cómo poder administrarlos en su conjunto.

Por otro lado, las nuevas tecnologías y herramientas como RPA (Robotic Process Automation) y actualmente IA, están apalancando el trabajo de los Contadores y Auditores, permitiendo que estos softwares realicen las tareas repetitivas, posibilitando de esta forma, enfocarnos en tareas que aporten un mayor valor agregado.

Es un hecho que muchos contadores utilizan programas de RPA para automatizar declaraciones de impuestos o bien que muchos Auditores se apalancan en ChatGPT para complementar sus programas de trabajo, entre muchos otros ejemplos que podemos mencionar.

Por lo tanto, tenemos que pensar en la tecnología como apalancadores de eficiencia que nos posibilita liberarnos de tareas repetitivas, pudiendo de esta forma poder centrarnos en tareas relevantes que nuestra actividad nos permite como ser: asesores estratégicos o de confianza en nuestras organizaciones o bien nuestros clientes. 

Una tarea desafiante que será más que valoradora. De eso se trata este nuevo desafío. Como dijimos en el comienzo del artículo, es momento -ya lo es hace tiempo- de ver a la tecnología como una oportunidad y no como un riesgo; de poder llevar nuestra profesión a un nivel superior.

Es de destacar que las universidades tienen el deber, hacia los futuros egresados de estas profesiones, de establecer programas que estén alineados con estas nuevas capacidades. Y sin dudas lo he logrado en mis clases, así como también mis colegas en la misma institución donde ejercemos. ¿De qué forma? Reinventando los programas académicos y materias específicas a fin de, precisamente, alinearse con estos desafíos anteriormente comentados.

Finalmente, a modo de resumen, puedo decir que bajo este enfoque nuestras profesiones de Contador y Auditor tienen un futuro más que asegurado y, parafraseando la cita de Mark Twain, "la noticia de la muerte de nuestra profesión es, sin dudas, una exageración".

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés