El Economista - 73 años
Versión digital

dom 21 Jul

BUE 12°C
Bots

Antisemitismo: Elon Musk anuncia que la red social X podría aplicar "una pequeña cuota mensual"

Lo hizo durante una conversación que mantuvo con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu,

Musk evalúa aplicar "un pequeño pago mensual" por usar X
Musk evalúa aplicar "un pequeño pago mensual" por usar X
19 septiembre de 2023

La red social X (antes llamada Twitter) contempla aplicar una pequeña cuota mensual a sus usuarios, dijo el propietario de la plataforma, Elon Musk, al destacar la necesidad de combatir los bots generadores de contenido a partir de la acción de sistemas robotizados.

Lo hizo durante una conversación que mantuvo anoche con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien le planteó el problema del antisemitismo en Internet, y cómo su red social puede prevenir que utilicen bots para amplificar estos discursos.

"Espero que encuentren, dentro de los límites de la Primera Enmienda, la capacidad de detener el antisemitismo o revertirlo lo mejor que puedan, pero también cualquier odio colectivo hacia un pueblo como el que representa el antisemitismo. Insto y alentarlos a encontrar el equilibrio", dijo Netanyahu.

  • Musk respondió diciendo que está en contra de atacar a cualquier grupo. "Estoy en contra del antisemitismo y en contra de cualquier cosa que promueva el odio y el conflicto", dijo.
  • Aún así, Musk enfatizó que "la libertad de expresión a veces significa que alguien que no te agrada dice algo que no te agrada".
  • Añadió que hay entre 100 y 200 millones de publicaciones al día en X y "algunas de ellas van a ser malas".
  • Netanyahu luego volvió a decir que esto no debería impedir que Musk condene el antisemitismo "como lo ha hecho usted".
  • "No me importa si es de la extrema derecha o de la extrema izquierda... es importante condenarlo", dijo.

Netanyahu le dijo a Musk que una forma de luchar contra el antisemitismo es impidiendo el uso de robots para amplificar el discurso de odio hacia X.

Musk le respondió que su empresa se puede orientar a imponer "una pequeña cuota mensual por el uso del sistema".

"Es la única forma que se me ocurre para combatir vastos ejércitos de bots", afirmó el empresario, según consignó la agencia de noticias AFP.

El magnate de la tecnología implementó múltiples cambios desde que compró esta plataforma antes conocida como Twitter por US$ 44.000 millones en octubre de 2022.

Estos cambios de estrategia incluyeron despidos en una primera instancia, después la reinstauración de cuentas prohibidas - como la del expresidente de Estados Unidos Donald Trump- y más recientemente un cambio del nombre de la marca, rebautizada como X.

En julio pasado, Musk había dicho que la empresa había perdido casi la mitad de sus ingresos publicitarios.

En esta red social abundan los bots, que son cuentas gestionadas por programas informáticos y no por personas, que pueden ser usadas para amplificar mensajes políticos o discursos de odio.

Justamente Netanyahu debatió con Musk sobre el tema, durante un foro difundido por X y le planteò el problema del antisemitismo en Internet y las posibilidades de prevenir la utilización de bots.

Al explicar su idea de "pequeña cuota mensual" por el uso del sistema, el emprendedor de Silicon Valley explicó que hacer funcionar un bot cuesta una fracción de céntimo, por lo que si alguien tiene que pagar unos pocos dólares por tener un perfil, el costo efectivo de usar un robot de contenido se vuelve muy alto.

"Y además, de esta forma se debe disponer de un nuevo método de pago cada vez que use un nuevo bot", explicó Musk.

Musk amenazó hace una semana a la Liga Antidifamación (ADL) con una demanda, después de que esa organización judía lo acusara de permitir la difusión del antisemitismo en la red.

"Para limpiar el nombre de nuestra plataforma en materia de antisemitismo, parece que no tenemos más remedio que presentar una demanda por difamación contra la Liga Antidifamación... ¡oh, qué ironía!", escribió Musk en X.

Algunos observadores recibieron la posibilidad de que la red imponga ese abono con sorpresa.

"Si lo hace realmente, eso va a matar la plataforma. La mayoría de la gente no pagará. Destruiría la plataforma y los ingresos publicitarios de golpe", reaccionó Ed Zitron, patrón de una firma de relaciones con los medios de comunicación y columnista del sitio Business Insider.

"Desde el punto de vista del modelo económico, se podría pensar que es una buena opción para Twitter", porque contrariamente a otras plataformas como Meta, la red de Musk "no ha conseguido hasta ahora implantar un sistema de publicidad exitoso", destacó en cambio Kames Cooper, director de la agencia Business of Apps.

Sin embargo, "el valor de Twitter reside en el efecto de red vinculado a la existencia de una amplia base de usuarios. Una tarificación universal del servicio destruiría la base de usuarios", advirtió.

"En estos momentos la mejor solución es aumentar el valor de sus servicios de pago, mejorando su oferta publicitaria y pensando en nuevas fuentes de ingreso, como las transacciones, en lugar de hacer pagar a todo el mundo", añadió.

Musk asegura que actualmente X cuenta con "550 millones de usuarios mensuales". En mayo de 2022 Twitter indicó que tenía unos 230 millones de usuarios activos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés