El Economista - 70 años
Versión digital

mar 27 Feb

BUE 22°C
Celebrar con responsabilidad

Los 4 consejos básicos para mantenerse saludable durante los festejos de fin de año

Con todos los encuentros propios de diciembre, especialistas aconsejan cómo maximizar los buenos hábitos de todo el año

Festejar sin excesos
Festejar sin excesos .
20 diciembre de 2021

Diciembre es, históricamente, un mes plagado de celebraciones. Desde las reuniones sociales por fin de año hasta los festejos por Navidad y Año Nuevo, todo es una excusa ideal para reunirse alrededor de un rico plato de comida y un vaso en la mano. Sin embargo, para muchos, estos eventos pueden ser un dolor de cabeza: el exceso de calorías está a la orden del día y puede significar un retroceso sobre los buenos hábitos y costumbres que habían formado durante todo el año.

Por eso, para no dejar de festejar ni perderse de un momento agradable pero tampoco sentirse mal luego de ellos, desde Gympass (una plataforma corporativa que apuesta a reinventar el bienestar, hacerlo universal, atractivo y accesible) brindan algunos consejos.

Actividad física

Una de las principales cuestiones a considerar es no abandonar el ejercicio. Aquí, cada uno puede elegir el que más disfrute o más cómodo le quede. Salir a caminar, correr, entrenar en un gimnasio, bailar, hacer yoga o pilates son solo algunos ejemplos, además de los tantos deportes que se pueden practicar.

Lo ideal es tener una rutina de al menos 4 veces por semana. Para mantener la constancia, los especialistas aconsejan programar estas actividades en momentos que no interfieran con la alocada agenda del resto del día. Por ejemplo, ejercitarse por la mañana suele ser una buena alternativa ya que se completa el entrenamiento previo comienzo de la jornada laboral.

A su vez, es clave mantener una agenda organizada y que permita prever cuándo serán los siguientes encuentros sociales, para asegurarse de que no se interponga con estos momentos de ejercicio.

Alimentación

“El cuerpo se construye en la cocina”, dicen muchos y, efectivamente, es así. Nunca será posible contrarrestar con entrenamiento los grandes desarreglos con la comida. Por eso, es importante aprender a disfrutar sin excederse al punto que, luego, pueda causar dolor de cabeza.

El primer tip para regular la ingesta en éstas épocas es no saltarse comidas. Es común escuchar que luego de un determinado evento, la gente practique ayunos prolongados a fin de compensar. Esto lo único que genera es cansancio y una mayor retención de calorías. Esto ocurre porque, ante largos períodos de falta de alimento, el cuerpo entra en un “modo ahorro” en el que reservará todos lo que se ingiera por miedo a volver a estar expuesto a mucho tiempo sin suministro.

Además, es fundamental estar bien alimentado para evitar descompensaciones que pueden, como menos, ocasionar un mal momento.

El segundo consejo es cuidar la hidratación. Si bien es importante ingerir al menos dos litros de agua diarios, en estas épocas de calor, lo es mucho más. Cabe remarcar que no se trata de cualquier tipo de líquido -gaseosas y jugos quedan excluidos- y tampoco bebidas a base de agua -como té, café o mate-. 

También, puede ser de gran ayuda prever o calendarizar con antelación los festejos. Así, será posible focalizarse en mantener los buenos hábitos alimenticios durante todo el día, exceptuando solamente el momento del encuentro. Entre los principales aspectos a cuidar están la ingesta de dos frutas diarias y platos completos con abundante cantidad de verduras, hidratos de carbono y proteínas. Un plato con todos los tipos de alimentos dará mayor saciedad y ayudará a mantener la buena alimentación a lo largo del día.

Por último, hay que cuidar el consumo de alcohol. Si bien es lindo compartir un encuentro con una copa o un rico trago, también hay que considerar que su exceso puede ser un problema para el cuerpo. Además, los tragos dulces o que se acompañan con otras bebidas suelen contener gran cantidad de azúcar.

Con estos consejos es posible pasar un buen momento con familia o amigos y no excederse, al punto de abandonar por completo los buenos hábitos y la constancia de todo un año. Además, al final de cuentas, lo importante está en compartir un momento agradable con los allegados, más allá del plato que se sirva.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés