Yacht management

El yate pensado como negocio: qué saber antes de comprar uno

La adquisición de una embarcación impactará en el estilo de vida del propietario, en sus vacaciones y hasta la manera de promocionar su propia actividad laboral

Cambio de lifestyle, las tendencias en la náutica y la posibilidad de ser propie
Liza Kharoubi Liza Kharoubi 12-12-2021
Compartir

Durante la pandemia de Covid-19, las ventas de barcos han aumentado globalmente y continúan creciendo. Así lo reflejan las cifras en Estados Unidos: según la National Marine Manufacturers Association (NMMA), se registró un aumento del 34% en yates a motor entre febrero del año pasado y febrero de 2021.

En el boat show de Annapolis (Maryland) que se realizó en octubre, fue tanta la demanda que los pedidos para catamaranes tienen fecha de delivery en 2025. Es una señal muy positiva y claramente la pandemia acentuó un movimiento de democratización de la náutica y de la propiedad de yates. Pero, ¿cómo convertirse en propietario sin gastar de más?

El yate pensado como negocio

Ser propietario de un barco, como un catamarán, y transformarlo en un negocio lucrativo gracias a una empresa de yacht management confiable, redefine la propiedad de una manera más activa. Estas empresas, se encargarán de vender viajes exclusivos, promocionar el barco entre otras cosas, para amortizar el costo de la propiedad. No hace falta ser un navegante experto para poder acceder a este mundo. Sí, es necesario un debido asesoramiento, un trabajo previo de preparación e información. 

Cuando se es propietario de un barco, se requiere de múltiples emprendimientos que colaborarán para el desarrollo del negocio, brindar el mejor servicio a bordo y mantener el valor del barco intacto.

La adquisición de una embarcación además impactará en el estilo de vida del propietario, en sus vacaciones por ejemplo y hasta la manera de promocionar su propia actividad laboral: sea abogado, político, emprendedor, actor, artista, profesor o periodista. El yate se vuelve rápidamente en una plataforma ideal que tiene un poder socioeconómico muy fuerte.

Existen empresas boutique cuya especialidad es ayudar a estructurar un modelo de negocio customizado, flexible y ventajoso para barcos a motor o a vela que no son superyates. Algunos propietarios aficionados de la náutica terminan dejando puestos ejecutivos para tripular su propio yate.

Les sorprendería el número de los que se llaman “owner-operators”, es decir, son los mismos dueños los que operan la embarcación. En el Caribe, la mayoría también se manejan con la ayuda de empresas de management locales para optimizar su compra y su actividad de la mejor manera.

¿Cómo adquirir un yate?

En EE.UU., hay buenas razones para estructurar la propiedad como un plan de negocios: hay ventajas impositivas, según la sección 179 del Tax Code, que ayudan a reducir el costo de propiedad, y la posibilidad de compartir y replicar una pasión haciendo negocios. 

La propiedad de un yate se aparenta muy estrechamente al coleccionismo de arte. Cuanto más compartes tu pasión y tu expertise, más se potencia y sube el valor de la obra. Es un mercado muy pasional y la demanda no para de crecer. No quiere decir que comprar una obra de arte sea necesariamente rentable, pero es aspiracional y cambia la manera de vivir y ver la vida. El mercado de los yates se comporta de una manera muy parecida. Obviamente, como inversión, un yate nunca va a ser un unicornio tecnológico. Se trata de otra cosa, y de otros valores, que la pandemia nos enseñó muy bien. 

Anticiparse a los problemas. 

  • Al comprar, es necesario saber qué tipo de marca de yate es más apropiada para el chárter y cómo equipar un catamarán o un yate a motor para que se pueda alquilar exitosamente. Las compañías de yacht management son fuentes de conocimiento y know-how para hacerles recomendaciones y ayudar a vestir su barco.
  • Elegir una base cómoda de chárter para los viajeros que tenga la infraestructura apropiada, un aeropuerto internacional entre otras cosas, y los servicios adecuados para el turismo (en el Caribe, las Islas Vírgenes y St Marteen son buenos ejemplos).
  • Comparar los servicios y los precios de varias empresas de yacht management, entender cómo van a facturar sus servicios y con qué transparencia. Busque una compañía local que sea muy clara y flexible sobre la manera en que pueden terminar un contrato de chárter o “exit strategy”.
  • Buscar transparencia en las cuentas operativas de los charters y exigir reportes regulares.
  • La compañía tiene que ser mínimamente moderna, utilizando tecnología al día para el manejo de su flota, de sus contratos, de su contabilidad, y de su marketing.
  • Asegurarse de que haya un ejecutivo en la base de operaciones, cuidando técnicamente a los barcos a todo momento.
  • Elegir una compañía afiliada a asociaciones profesionales reconocidas como IYBA, VIPCA, MYBA, CYBA, con reputación establecida o creciendo en el ámbito náutico. Eso significa que van a promocionar su yate en los yacht shows profesionales con alcance mundial, y a participar en eventos claves locales e internacionales.

 Con estas recomendaciones, se puede comenzar a buscar tranquilamente cuál es el próximo boat show para ir pensando en una nueva inversión. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés