El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 20°C
Panorama

No hay inocentes

¿Quién de las fuerzas del cielo puede hablar con las ratas? Así estamos. No hay inocentes.

No hay inocentes
Carlos Leyba 15 marzo de 2024

El Senado lo rechazó. Era lo más probable. Ahora le toca a Diputados. ¿O sigue la incertidumbre jurídica? Hace falta conversar. ¿Quién de las fuerzas del cielo puede hablar con las ratas? Así estamos.

Victoria Villarruel, contradiciendo a los que la condenaban por representar la anti democracia, demostró virtud muy saludable y poco difundida entre los miembros de LLA. 

Victoria fue "republicana" y cumplió con el reglamento. Somos tan pobres en materia institucional que, lo de Victoria, tan obvio y simple, resultó un montón. Así estamos. 

El problema lo impuso la Oficina del Presidente al expresar "su preocupación por la decisión unilateral de algunos sectores" que se dejan "cautivar por el canto de sirena de quienes pretenden "anotarse" victorias de corto plazo". El "victorias" no es casual cuando Victoria se llama la supuesta causante de la preocupación. 

Lo dejó claro J. L. Espert al alimentar la idea de una conspiración encabezada por la Vicepresidente. Esa expresión lo aproxima a la intimidad del trío gobernante (Karina, Javier, Santiago). Espert, elegido legislador por Cambiemos, fue interrogado por un miembro del equipo de comunicación televisiva de la LLA: "¿Vos crees que Villarruel está intentado desestabilizar al Gobierno?". Respuesta de Espert: "No lo sé. A la luz de esto, me genera dudas". 

Lo que Espert y Milei insinuaban como "conspiración", no era más que la obligación de tratar todo DNU. G. Francos, que fue funcionario, en el BID, de A. Fernández hasta hace siete meses, el jueves (Rivadavia, M. Longobardi) dijo que que la Vice cedió a "un acto claramente opositor y para debilitar al Gobierno". Upa.

Durante el kirchnerismo no se trataron los DNU. El Parlamento kirchnerista era una escribanía que confirmaría a libro cerrado todos los DNU que, además, Cristina logró que alcanzaría con el conforme de una sola Cámara. Una verdadera barbaridad anti republicana que urge modificar. Así estamos.

¿Quién ocasionó la "inseguridad jurídica", agravada desde anoche, derivada de las incertidumbres legales de lo dispuesto en el DNU? ¿Lo que rige hoy dejará de regir mañana? Este rechazo del Senado no aclara nada.

Un DNU es "esencialmente provisorio", aunque sea constitucional aquello que establece; y mucho más si ha sido dictado por un gobierno parlamentariamente minoritario e incapaz de seducir, persuadir y conceder a sus opositores. Milei a los 13 días de asumir la presidencia, de espaldas al Congreso al que luego llamó "nido de ratas", dispuso el DNU que generó incertidumbre sobre normas vigentes y a la espera de amparos, juicios y aprobaciones legislativas. Una cosa es, por ejemplo, destinar diez aviones por DNU frente a una tragedia y otra es "reformar" legislación. Ambos paquetes (DNU y Bases) han buscado más "efecto publicitario", idea de celeridad, "estilo de cambio", que tratar que esas normas se establezcan para "reformar" la institucionalidad que sea.

Todo lo que se hace desde un gobierno minoritario y debe pasar por las cámaras, no hay más remedio que conversarlo y persuadir, antes de someterlo. Así estamos.

Todos sabemos que ese DNU y la ley "Bases" no fueron producto de los trabajos de Milei y del equipo que lo hizo llegar al balotaje. Es obra de la gestión de F. Sturzenegger. En un video ad hoc dijo, para que no duden, "soy yo". 

Milei lo compró a libro cerrado a Patricia que tampoco lo anticipó. C. Melconian no tiene nada que ver con Federico ni con Caputo. La historia es útil para señalar la improvisación del "paquete" y del equipo. ¿Dónde están E. Ocampo en el BCRA para cerrarlo; C. Rodríguez, el Jefe del Consejo de Asesores; los US$ 30.000 millones que estaban disponibles para dolarizar? Ni rastros. De lo que avisó no quedó nada en pie.

El Milei que está en el PEN, tal vez sin saberlo, copió la ruta que, en la segunda parte de los '70, diseñó el BCRA de J. A. Martínez de Hoz y cuya primera replica, la más próxima, fue la de este Caputo, el financista, que con Mauricio preparó la ruta que lo sepultó con el crédito del FMI para poder cancelar los dólares de la bicicleta financiera sin caer en default.

Hoy estamos sobre otra bicicleta financiera. A algunos le va brutal a puro pedal. 

En aquél entonces, ante el fracaso de los primeros meses, Martínez de Hoz, en marzo de 1977, inauguró la "tregua de precios de 120 días": los precios no debían aumentar y el día 121 llovió a mares. Guillermo Moreno inauguró otro método, en aquél entonces lo llamé "precios conversados".

Caputo, subido a la bicicleta de Martínez de Hoz "la tablita", ahora inauguró sus "precios conversados", a la Moreno y le agregó el toque de Martínez de Hoz: "bajemos las dificultades de importación de los productos terminados para disciplinar estos empresarios nacionales prebendarios". Pero mantengamos las trabas para importar insumos de nuestras fábricas.

El uso de la capacidad instalada está en 54,6%. Desperdicio de recursos provocado. Un insulto a la razón. El uso de la capacidad instalada industrial está en el nivel más bajo registrado desde la pandemia; y es obvio que desde entonces no hemos tenido grandes ampliaciones de capacidad instalada, inversiones reproductivas, más bien todo lo contrario.

Un dato más del clima: Adrián Mercado el rematador de bienes industriales, comentaba en televisión el notable incremento de la venta de máquinas de pymes, no para reposición, sino para liquidación. El mismo proceso dominó el amanecer del industricidio: la desorganización del capital, la frustración del "emprendedor industrial" o tambos cerrados y desempleo, empezando por Pymes y arrastrando industrias medianas.

El hijo de Lita de Lazzari, la más famosa de la familia del negocio de chacinados, mileista religioso del mismo estilo, chabacano y provocador, de Javier, dijo en Infobae: "Es un error facilitar la importación a los supermercados antes de ir a los productores para ver qué falta para producir a precios más competitivos". "Que los comercios tengan que cerrar porque no pueden pagar la luz es una locura. Ya sucedió en la Argentina y puede volver a pasar. Un modelo económico que deje gente afuera no sirve". Hay personas que, cuando las consecuencias aprietan, se ponen sensatas. Así estamos.

Pregunta relevante: ¿cómo salimos de esto? 

¿Cómo salimos de esta inflación -todo luce que en marzo vuelva a aumentar- cómo de estas armas para combatirla -porque son letales- y del drama estructural que viene de lejos y cada día se profundiza? ¿Cuál?

Para Unicef en 2024 la pobreza infantil crecerá del 57% al 70,8% si "las condiciones no cambian". ¿Qué condiciones? Esta agencia proyecta que el presupuesto destinado a la infancia caerá, en 2024, 75% en términos reales. Parte del método para lograr déficit cero. En este primer trimestre la pobreza extrema en niños y adolescentes, estiman, subirá hasta 34,4%, si "las condiciones generales no cambian".

El último dato disponible, tercer trimestre de 2023, nos informa que las personas con problemas de empleo (desocupados, ocupados que buscan trabajo, subocupados) sumaban 31,2% de la PEA. No pongo el "número de desempleados" porque es obvio que la tasa de desocupación está subestimada. El INDEC considera "ocupadas" a las personas que "en la semana de referencia han trabajado como mínimo una hora (en una actividad económica)·

"La vida hay que vivirla hacia adelante, pero sólo se puede comprender hacia atrás", dijo S. Kierkegaard. 

Con C. Rodrigo llegaron los bárbaros y con Martínez de Hoz, la misma ignorante crueldad, aunque más refinada, continuidad custodiada por las armas que, en la desesperación que provoca el fracaso en los bárbaros, apostaron a una Guerra con la OTAN para terminar "heroicamente" basados en que a Galtieri lo habían llamado "General Majestuoso" en EE.UU.. Entre la crueldad y la estupidez hay un ápice. A ningún Presidente argentino en sus viajes al exterior se le negó el elogio de "estadista". Más bien que las apariencias engañan.

A nuestro elenco gobernante, por ahora, le falta sabiduría, la que consiste -como hemos dicho tantas veces- en prever las consecuencias. Salvo que sean deseadas. En ese caso no hay salvación: la ignorancia torna en crueldad. El Papa Francisco, cuando lo felicitó a Milei por su triunfo, llamó sabiduría a tener en cuenta las consecuencias. 

Decidir es fácil, difícil es ser consciente de las consecuencias. La reflexión de Lazzari es sabia. 

Seamos justos y recordemos, cuando Cristina y Massa lanzaron las "moratorias previsionales" a la bartola; no tenían idea de las consecuencias; Kicillof cuando "estatizo" una parte de YPF y le dejo el negocio de unos US$ 11.000 millones a los Esquenazi, no tenía la menor idea de las consecuencias. Seamos indulgentes. La lista es enorme. 

Para poder estimar con algún rigor "las consecuencias" es imprescindible "tener un programa": y analizar todos los pasos y aun así podemos equivocarnos. Gobernados por improvisadores entusiastas. Así estamos.  

Pero no sólo en la economía o en la cuestión de las reformas tan necesarias, sino en el drama que estamos viviendo en Rosario que hoy está en el escenario, pero que crece en todo el país, como también - por ejemplo - el juego por dinero, con las nuevas tecnologías, entre los adolescentes. Como decía Cristina, repitiendo -tal vez no lo sepa- la frase del secretario de Cultura de la Dictadura Genocida, "todo tiene que ver con todo". Sí. Claro que sí. Debajo de todos estos dramas, está la ciénaga de la destrucción de la estructura social, la miseria, la pobreza, como precio para obtener otra cosa. Siempre hay una justificación. Como la de la violencia de la guerrilla o la del genocidio del Estado. Fin y medios.

Así estamos. ¿Cómo salimos?. La respuesta es "juntos", con propósito de enmienda y programa integral. Hay que conversar y convocar a todos. 

¿No somos una Nación?¿No queremos serlo? 

Dijo J. Liotti: estamos en una encrucijada. Sin sentido común nos espera el infierno aquí, en esta inmensa fortuna que hemos, hasta ahora, desbaratado. 

A confesarse, arrepentimiento y propósito de enmienda. No hay inocentes. 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés