El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 7°C
Escenario

Venezuela y Colombia enfrentan un complicado comienzo de año

La realidad en Venezuela sigue siendo preocupante. La situación política, económica y de los derechos humanos continúa tensa. Por su parte, Colombia es un país que ha experimentado importantes cambios en los últimos años, y 2022 y 2023 no ha sido una excepción.

Este 16 de febrero, Maduro se reunió con su par colombiano Gustavo Petro para firmar el llamado "Acuerdo de Alcance Parcial de Naturaleza Comercial".
Este 16 de febrero, Maduro se reunió con su par colombiano Gustavo Petro para firmar el llamado "Acuerdo de Alcance Parcial de Naturaleza Comercial".
Federico Hirsch 28 febrero de 2023

Tanto Venezuela como Colombia han sido países que han enfrentado numerosos desafíos políticos y económicos en los últimos años, y la situación en 2022 y 2023 no ha sido una excepción.

En cuanto a la situación política venezolana, una de las grandes polémicas vinculadas con la elección presidencial llevada a cabo en 2019 fue resuelta recién a principios de 2023, cuando la figura de presidente encargado que detentaba Juan Guaidó fue suprimida y, por lo tanto, Nicolás Maduro fue definitivamente legitimado como jefe de Estado, a pesar de las críticas emitidas tanto desde la oposición como desde la comunidad internacional por considerar que dichos comicios no fueron democráticos.

Pero además, a la inestabilidad producto de las elecciones de 2019 se sumarán los comicios venideros que ya traen tensiones entre el oficialismo y la oposición. Esto llevó a que el año pasado se llevaran a cabo en México conversaciones entre ambas partes para intentar llegar a un acuerdo político.

Finalmente ese pacto llegó a mediados de febrero de este año a través de la llamada "Plataforma Unitaria Democrática" (Puede) que es la alianza política opositora venezolana que competirá en las elecciones primarias del próximo 22 de octubre a fin de elegir el candidato para las elecciones presidenciales de 2024.

Tanto Henrique Capriles como Guaidó, entre otros, celebraron la noticia y exhortaron a la unidad. Asimismo los opositores venezolanos expresaron su preocupación por el mecanismo del voto, ya sea manual o automatizado, debido al riesgo de que el régimen de Maduro pueda interferir en las elecciones.

Otra de las cuestiones a rever es la posibilidad de garantizar el voto de los residentes en el exterior, un tema clave de la realidad sociopolítica venezolana ya que la crisis económica ha llevado a un éxodo masivo de venezolanos que han emigrado a otros países en busca de mejores oportunidades. Para 2022 se estima que más de 6 millones de venezolanos vivían en el extranjero.

En cuanto a la situación de los derechos humanos, el año pasado dio cuenta de un aumento en la represión del gobierno contra la oposición y los grupos de la sociedad civil.

Además, el acceso a la información y la libertad de prensa siguen siendo restringidos. Por esto, Venezuela recibió a fines de enero a Volker Türk, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, quien se reunió con el presidente Maduro y pidió que no haya más presos políticos ni detenciones arbitrarias.

En este marco, además, un estudio del centro de investigación del crimen organizado InSight Crime registró que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el conocido grupo guerrillero colombiano, es una de las organizaciones criminales más grandes y con mayor presencia en Venezuela.

A su vez, el grupo delictivo venezolano conocido como "tren de Aragua" se ha extendido por varios países de la región.

Si nos referimos a la economía, la inflación y la escasez siguen siendo problemas graves. El Gobierno bolivariano ha intentado implementar nuevas medidas económicas, incluyendo la dolarización de la economía y la liberalización del mercado petrolero, pero estos esfuerzos aún no han tenido resultados significativos.

Este 16 de febrero, Maduro se reunió con su par colombiano Gustavo Petro para firmar el llamado "Acuerdo de Alcance Parcial de Naturaleza Comercial" en vistas de retomar los lazos comerciales entre países que llevaban varios años en el olvido.

En síntesis, la realidad en Venezuela sigue siendo preocupante. La situación política, económica y de los derechos humanos continúa tensa, y la comunidad internacional se mantiene inquieta por lo que acontece en el país.

  • ¿Serán las elecciones de la oposición una primera forma de cambiar el rumbo y empezar a terminar con el legado chavista? 
  • ¿Podrá la oposición mantenerse unida y respetar el resultado sea cual sea? 
  • ¿Se podrá mantener la transparencia y competitividad de la elección?

Por su parte, Colombia es un país que ha experimentado importantes cambios políticos, sociales y económicos en los últimos años, y la situación en 2022 y 2023 no ha sido una excepción.

En septiembre de 2022, el presidente Petro le pidió a Maduro que actúe como mediador en las negociaciones de paz del Estado con el ELN. La búsqueda de paz es una de las promesas de campaña más importantes para Petro.

Si bien a fines del año pasado se anunció un cese al fuego bilateral, esto quedó trunco el 4 de enero cuando el grupo guerrillero se despegó de este acuerdo anunciando que ellos no formaban parte de la medida.

En este mes el Gobierno colombiano propuso un cese de hostilidades contra la población civil del ELN mientras siguen negociando una paz definitiva. Estas negociaciones se dan en México, donde el acuerdo podría marcar el camino para el desarme general en el país de los grupos armados.

En paralelo, la situación social en Colombia empieza a agitarse. Febrero fue testigo de la vuelta a las manifestaciones callejeras, tanto contra el gobierno como también a favor de este, en apoyo al anuncio de medidas para reformar el sistema de salud, las pensiones y el trabajo.

Y en el plano internacional, Petro no ha dejado de ser noticia tras el sorpresivo mensaje del Gobierno de Colombia expresando su preocupación ante la medida del Gobierno de Nicaragua de despojar de su nacionalidad a los ciudadanos presos políticos y expulsarlos a Estados Unidos.

La relación entre los dos países latinoamericanos es delicada ya que sostienen un conflicto limítrofe hace muchos años en el mar Caribe que involucra la soberanía de las aguas que rodean el archipiélago de San Andrés y Providencia que actualmente avanza un proceso entre ambas partes en la Corte Internacional de Justicia en La Haya.

  • ¿Podrá Petro llevar a cabo todas sus medidas y reformas prometidas en campaña?
  • ¿Logrará la tan ansiada paz con el ELN?
  • ¿Podrá Petro consolidarse como líder de la nueva izquierda latinoamericana?
  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que con la onda expansiva de la región se empiece a cuestionar su liderazgo?

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés