El Economista - 70 años
Versión digital

jue 23 May

BUE 11°C
Brexit

El Reino Unido y la Unión Europea presentaron el "marco de Windsor"

El nuevo acuerdo busca solucionar las actuales tensiones en torno a Irlanda del Norte que, pese a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, aún forma parte tanto del reino como del bloque comunitario. El objetivo es mantener intactos los acuerdos de paz del Viernes Santo.

El Reino Unido y la Unión Europea presentaron el "marco de Windsor"
Damián Cichero 27 febrero de 2023

En un anuncio más que sorpresivo, el primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, anunció este lunes un nuevo acuerdo con la Unión Europea sobre las reglas comerciales para Irlanda del Norte.

Junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, Sunak brindó una conferencia de prensa en Windsor en la que explicó que las dos partes acordaron eliminar "cualquier sentido de frontera" entre la isla de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

"Me complace informar que ahora hemos logrado un avance decisivo, juntos hemos cambiado el protocolo original y hoy anunciamos el nuevo marco de Windsor", dijo Sunak, quien consideró que el acuerdo facilitaría el comercio entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte y, a su vez, arraigaría firmemente el lugar de esta provincia en el Reino Unido.

Además, afirmó que el nuevo acuerdo les daría a los legisladores norirlandeses voz sobre si deben implementar la ley de la UE.

"Creo que el marco de hoy las aborda (las preocupaciones de Irlanda del Norte). Creo que lo que hemos logrado hoy es un verdadero avance", agregó. 

El origen del conflicto

Este asunto ha sido uno de los más polémicos desde que el Reino Unido abandonó el bloque europeo en 2020, aunque el origen del conflicto irlandés se remonta a mucho tiempo antes. 

En 1801, a través del Acta de Unión, toda Irlanda quedó oficialmente unificada con el reino de Gran Bretaña para crear el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda.

Sin embargo, como la mayoría de la población irlandesa era católica, esta unión nunca fue socialmente aprobada y por ello, entre 1919 y 1921, se llevó a cabo una guerra de independencia. 

El conflicto terminó con el tratado anglo-irlandés, el cual estableció que Irlanda era un estado independiente, pero una porción de la isla se convirtió en Irlanda del Norte y continuó siendo parte del Reino Unido.

De todas formas, esto tampoco fue la solución final, ya que, a fines de los años '70, en Irlanda del Norte comenzó un violento conflicto entre las comunidades católica-republicana, que quería la reunificación de toda Irlanda, y la protestante-unionista, que defendía a la Corona británica.

En total, debido a los numerosos atentados, principalmente del IRA, se registraron más de 3.500 muertes. El 10 de abril de 1998 el conflicto llegó a su fin, cuando se firmó el Acuerdo de Viernes Santo, por el que Irlanda del Norte recuperaba su autonomía con un gobierno de coalición entre católicos y protestantes.

Así, llegamos a la actualidad en donde el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte es un país soberano compuesto por Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Pero, mientras que los tres primeros países se encuentran en la isla de Gran Bretaña, el cuarto está ubicado al otro lado del canal del Norte. 

El problema de todo esto es que, desde su salida de la UE, el Reino Unido perdió una gran cantidad de privilegios que los miembros del bloque sí poseen, por ejemplo, las fronteras abiertas tanto para el comercio como para la libre circulación de personas.

Por ello, el temor era que, para que Londres no abusara de esta situación, se implementara nuevamente una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda que podría haber puesto en peligro el Acuerdo del Viernes Santo.

Esto fue parcialmente resuelto con el "Protocolo de Irlanda", el cual mantenía las fronteras abiertas y permitía que Irlanda del Norte continuase siendo parte de la Unión Europea, aunque el resto del Reino Unido la hubiera abandonado. 

En este sentido, se creó una frontera en el mar de Irlanda y se instalaron controles fronterizos para el comercio entre la isla de Gran Bretaña y la isla de Irlanda. Además, la UE tenía la última palabra, judicialmente hablando. 

Sin embargo, esta solución nunca fue bien vista por el Partido Unionista Democrático norirlandés, quien consideraba que esto los alejaba del Reino Unido y por eso solo han intentado boicotear el protocolo.

2
2

El nuevo acuerdo

Tras años de tensión, Sunak parece haber encontrado la llave maestra para resolver el conflicto. 

El nuevo acuerdo comercial, que busca reducir los tan cuestionados controles aduaneros, divide los bienes que van a Irlanda del Norte y los que van hacia la UE en carriles "verdes" y "rojos". Esto está diseñado para reducir el papeleo que enfrentan las empresas, que se han quejado porque la cantidad de controles era demasiado onerosa.

"El acuerdo de hoy ofrece un comercio fluido en todo el Reino Unido. Significa que los minoristas de alimentos como supermercados, restaurantes y mayoristas ya no necesitarán cientos de certificados para cada camión", explico Sunak. 

El acuerdo anterior también establecía que Irlanda del Norte debía seguir algunas de las leyes de la UE para que los bienes fluyeran libremente a través de la frontera con Irlanda.

Pero, ahora, la Asamblea de Irlanda del Norte podrá "poner un freno de emergencia" para detener la aplicación de las nuevas reglas del mercado único de la UE si 30 de los 90 miembros se oponen a las medidas.

Más allá de esto, el Tribunal de Justicia de la UE seguirá siendo el árbitro final para decidir si Irlanda del Norte está siguiendo las reglas del mercado único.

Por otra parte, hoy en día, las empresas de Irlanda del Norte siguen las normas de la UE sobre ayuda estatal e impuesto sobre el valor añadido. Pero, según el nuevo acuerdo, el gobierno británico tendrá libertad para establecer el IVA y los subsidios en la mayoría de los casos en la provincia.

Por último, el Reino Unido había negociado con la UE el acceso a una variedad de programas de ciencia e innovación, incluido Horizon, un programa de 95.500 millones de euros que ofrece subvenciones a investigadores.

Anteriormente, la UE había bloqueado su participación debido a la postura del gobierno británico sobre el protocolo. Este lunes Von der Leyen dijo que, una vez que se implemente el nuevo acuerdo, se comenzará a trabajar para reiniciar la cooperación en la materia con el Reino Unido. 

¿Cuándo se aprobará el acuerdo?

Aunque no hay una fecha concreta, la intención de todas las partes es que el nuevo acuerdo sea aprobado antes del 25 aniversario del Acuerdo del Viernes Santo, lo que podría implicar una visita del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

Biden, de origen irlandés, ha expresado en numerosas ocasiones su preocupación por el enfrentamiento político y hasta había advertido que cualquier acción que pusiera en peligro el acuerdo de paz podría dañar las perspectivas de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y el Reino Unido.

Sin embargo, para lograrlo, Sunak deberá obtener el visto bueno tanto del Partido Unionista Democrático norirlandés como del Grupo de Investigación Europeo Conservador a favor del Brexit.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés