El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 6°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 6°C
La semana económica

La inflación va a bajar, la actividad también

Datos de producción industrial, empleo e inversión en China, PIB en Japón y proyecciones económicas de la Comisión Europea para la zona euro

La mayoría de los analistas sostienen que la tasa de inflación bajará de sus niveles actuales.
La mayoría de los analistas sostienen que la tasa de inflación bajará de sus niveles actuales.
16-05-2022
Compartir

Todos los datos que se conocieron la semana pasada en diferentes países mostraron que la inflación se mantiene en niveles elevados, pero que empieza a mostrar una tendencia descendente. En el caso de Estados Unidos, hay proyecciones que ubican a la inflación en torno al 5% anual en diciembre lo que implicaría una baja importante frente al 8,3% anotado en abril. 

Tasas de interés más altas, una ralentización del nivel de actividad, la estabilización de los precios de la energía, la normalización en la cadena se suministros y la fortaleza del dólar frente al resto de las moneda que implica abaratar los productos importados, confluirían para explicar ese comportamiento. 

De todas maneras, la mayoría de los analistas sostienen que la tasa de inflación bajará de sus niveles actuales, pero no volverá al rango de 1,5% y 2% que prevaleció en los años previos a la irrupción de la pandemia y se ubicará en un nivel más alto. Eso sería consecuencia de cambios demográficos, mercados laborales más ajustados, mayores costos energéticos y la persistencia de medidas proteccionistas que algunos países adoptaron por las preocupaciones que despertó la pandemia. 

Los indicadores de China que se conocerán en el inicio de la semana dato mostrarán que la actividad atraviesa su mayor debilidad desde que se desencadenó la pandemia. Las restricciones que se impusieron en el marco de la estrategia de Covid cero impactaron en la producción industrial, las ventas minoristas, el nivel inversión y el empleo.

Los datos podrían llevar a que el Banco Popular de China ponga en marcha medidas adicionales de estímulo monetario para impulsar el nivel de actividad, pero en el mercado también advierten que esa decisión podría derrumbar al yuan en un momento en el que Estados Unidos está subiendo la tasa y trayendo capitales hacia el área del dólar. 

El paulatino levantamiento de las restricciones podría mejorar el desempeño de la economía en los próximos meses según la opinión de muchos analistas, luego de que el segundo trimestre arroje un resultado poco satisfactorio. Según el JPMorgan, el principal problema de la economía global no es la suba de la tasa de inflación sino el menor crecimiento de China que afecta todos los países porque para la gran mayoría es el país con el que tienen el mayor intercambio comercial. Las autoridades tienen como objetivo que el PIB crezca este año 5,5%, pero tanto el FMI como los bancos de inversión no creen posible alcanzar ese porcentaje y pronostican una expansión inferior al 5%. Pero el bajo crecimiento también se observará en la zona euro.

Según los borradores de la Comisión Europea a los que tuvo acceso Bloomberg, la proyección de suba del PIB para este año en la zona euro se recortó a 2,7% y a 2,3% la de 2023 mientras que la inflación treparía hasta 6,1% en 2022 y a 2,7% el año que viene, muy por encima de las estimaciones anteriores. Como la suba de precios de este año triplica la meta de inflación del BCE, Christine Lagarde ya dio a entender que subirá la tasa en julio y el mercado espera que lo haga dos veces más antes de que finalice 2022.

Por otra parte, la apreciación del dólar es un escenario siempre preocupante para los países emergentes porque encarecen sus deudas y pueden debilitar el precio de las commodities. De todas maneras, la guerra en Ucrania, cuya resolución no parece inminente, condiciona todos los pronósticos. Entre los informes e indicadores más relevantes que se publicarán en los próximos días, se destacan los siguientes: 

  • Lunes 16

La Comisión Europea presentará sus proyecciones económicas que reflejarían una menor actividad y una mayor inflación con relación a las de febrero. 

Todos los indicadores que publicará China darán cuenta de una economía que se desacelera. La inversión en activos fijos habría crecido 7% en abril mientras que en marzo lo hizo al 9,3%, por el lado de la producción industrial el ajuste sería mayor según los analistas al pasar de una expansión de 5% a 0,4%. Las ventas minoristas retrocederían por segundo mes consecutivo en abril con una caída de - 6,1% contra el -3,5% de marzo. Por su parte, la tasa de desempleo se ubicará en 5,8%.

El Banco Central de Brasil publicará su índice de actividad de febrero que dará una pauta del desempeño del PIB en el primer trimestre del año.

  • Martes 17

Para los analistas, las ventas minoristas en Estados Unidos habrían crecido por cuarto mes consecutivo. También se publicarán los datos de producción industrial y utilización de la capacidad instalada.

Se confirmaría una suba de sólo el 0,2% del PIB de la zona euro durante el primer trimestre del año. 

  • Miércoles 18

El PIB de Japón daría cuenta de una contracción en los primeros tres meses del año.

La tasa de inflación del Reino Unido en abril se habría vuelto a acelerar y el propio Banco de Inglaterra estima que el índice de precios trepará hasta 10% este año.

  • Jueves 19

En Estados Unidos, la venta de inmuebles usados mostraría una segunda baja mensual consecutivo como consecuencia del incremento de las tasas de las hipotecas. A su vez, los pedidos iniciales de subsidios por desempleo en la semana que concluyó el 14 de mayo, se mantuvieron en torno a los 200.000 como en las previas. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés