Más empleo y consumo

En Estados Unidos se acelera la actividad económica

Fuerte caída de los pedidos de subsidios por desempleo, aumentó el gasto de los consumidores, el PIB crecería 7% este trimestre y la Reserva Federal ajustaría más rápido la política monetaria todo lo cual fortalece al dólar frente al resto de las monedas

Se espera que el PIB crezca 7% este trimestre.
24-11-2021
Compartir

La mayor economía del mundo sigue mostrando mucho dinamismo y eso le asegura un piso al crecimiento global.

Un primer dato es que se presentaron 199.000 pedidos iniciales de subsidios por desempleo en Estados Unidos en la semana que concluyó el sábado  20, 71.000 menos que en la previa y el registro más bajo en 52 años. En 2019, el año previo a la pandemia, el promedio de solicitudes era de 218.000 por semana.  Se trata de un indicador positivo dentro de un mercado laboral que está en expansión en este momento, pero que tiene como rasgo distintivo que muchas personas se han retirado del mercado laboral y hay muchas vacantes sin cubrir lo que lleva a las empresas a hacer un esfuerzo para retener  a sus empleados. Ese dato,  junto a la creación de 512.000 empleos en octubre, explica que la tasa de desocupación haya bajado al 4,6% desde el 4,8% de septiembre aunque todavía está lejos del 3,5% previo a la pandemia. Además, aún falta recuperar más de 4.000.000 de los 22.000.000 de empleos que se perdieron entre marzo y abril de 2020 cuando irrumpió la pandemia.

La evolución del mercado de trabajo está condicionada a que la economía se siga expandiendo. Los analistas proyectan un mayor crecimiento en el cuarto trimestre que en el tercero, pero todo dependerá de la evolución del Covid. El banco de inversión JPMorgan volvió a corregir al alza su pronóstico  de suba del PIB en los últimos tres meses del año de 5% a 7%.    

La normalización de los indicadores laborales es clave para determinar la estrategia de la Reserva Federal que tiene al pleno empleo como uno de sus objetivos.      

Más consumo

En la misma línea, se informó que los gastos de los consumidores subieron 1,3% en octubre luego de haberlo hecho al 0,5% en septiembre en un contexto de mejora de los salarios. A su vez, el índice de precios de los gastos en consumos personales, que es la medida de inflación que toma en cuenta la Fed para determinar su política monetaria, aumentó 0,6% con relación al mes anterior y 5% en términos interanuales.         

Por otra parte, las órdenes de bienes durables declinaron e octubre por segundo mes consecutivo. De todas maneras, el retroceso de 0,5% fue consecuencia de las menores órdenes en algunos rubros como los aviones mientras que se anotó una expansión de 0,6% en el caso de los bienes de capital no asociados a la defensa y que dan la pauta de un aumento de  la inversión de las empresas. Eso es la lógica consecuencia de la dificultad para conseguir nuevos empleados que lleva a las compañías a invertir más para mejorar la productividad  de los que tiene.

Otro dato que expuso el dinamismo de la economía estadounidense fue el incremento intermensual de 0,4% de la venta de viviendas nuevas en octubre.

También la Fed dio a conocer las actas de su última reunión realizada los días 2 y 3 de noviembre.  Y de ellas surge que varios integrantes de la entidad monetaria sostuvieron que debería acelerarse el proceso de compra de activos. Esa posibilidad volverá a discutirse en el próximo encuentro de la Fed prevista para los días 14 y 15 de diciembre, más aún teniendo en cuenta que el cuadro inflacionario se deterioró luego de la última reunión porque el 10 de noviembre se informó  que el índice de precios al consumidor trepó en octubre al 6,2% anual.    

Frente a este cuadro de mayor crecimiento y una tasa de inflación que puede quedarse en niveles elevados por más tiempo que el esperado, los mercados apuestan a que la Fed ajustará su política monetaria antes que el Banco Central Europeo y eso se tradujo en una suba del dólar frente a una canasta de monedas. Ayer lo hizo un 0,4% y acumula 2% en el mes y está en su valor más alto del año.  La contracara de ese avance fue la suba en los rendimientos de los bonos del Tesoro.      

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés