El supermartes aclarará la carrera presidencial

EEUU-bandera
02-03-2020
Compartir

Como habían anticipado las encuestas, Joe Biden ganó ampliamente las primarias de Carolina el Sur gracias al apoyo del voto afroamericano que tiene mucho peso en ese estado. Bernie Sanders obtuvo un lejano segundo puesto, pero sigue siendo el candidato que logó más delegados hasta ahora, aunque Biden lo supera en cantidad de votos.

Pero todas las miradas están concentradas en las primarias de mañana en las que se votará en 14 estados y se elegirá el 35% de los delegados. Será un día clave para este ciclo electoral.

Una novedad, será el debut de Michael Bloomberg en las primarias dado que hasta ahora no compitió en ninguna, pero gastó US$ 500 millones en publicidad en los estados en los que se vota mañana. También podrían quedar definitivamente fuera de carrera Elizabeth Warren, sobre todo si pierde en Massachusetts, el estado al que representa en el Senado y Amy Klobuchar que sólo ganaría en su terruño de Minnesota. Por su parte, luego de su triunfo en Carolina del Sur, Biden quiere instalarse como el único que puede frenar a Sanders y hacer de este ciclo de primarias una competencia limitada a ellos dos. Ayer abandonó la carrera Pete Buttigieg, que tuvo un buen comienzo y que le disputaba votos al exvicepresidente.

Estados en los que habrá primarias el martes 3: California, Texas, Massachusetts, Vermont, Minnesota, Oklahoma, Carolina del Norte, Virginia, Arkansas, Colorado, Utah, Alabama, Maine y Tennessee.

Pero el gran test del supermartes será para Sanders al que las encuestas lo muestran como favorito en los dos estados más poblados del país, California y Texas, que eligen 415 y 228 delegados, respectivamente. Cabe recordar que se necesitan 1.991 para obtener la candidatura. Si Sanders logra los resultados que anticipan los sondeos, que lo muestran como al frente de las preferencias en casi todos los distritos en lo que se vota mañana, tendría recorrido una gran parte del camino para ser el candidato presidencial de los demócratas. Después del martes 3, durante marzo, se elegirá otro 28% de los delegados.

Hay dos caminos, que son antagónicos, que los demócratas pueden seguir para ganarle a Trump: uno es nominar a un candidato moderado que logre el apoyo de los votantes independientes e indefinidos, que son los que pueden cambiar sus preferencias de una elección a otra, o apostar a una participación masiva de los progresistas. Para la primera opción, el candidato más firme, por ahora, es Biden, pero está claro que no logra despertar entusiasmo. Para la segunda, hay dos anotados: Sanders y Warren. De todas maneras, la cantidad de votos que obtuvieron hasta ahora no permite suponer que vayan a provocar una una concurrencia masiva el 3 de noviembre.

La situación de los demócratas, por lo tanto, no es sencilla. Una condición necesaria, pero no suficiente, será la unidad del partido para lograr que todos los sectores que conforman su base electoral se encolumnen detrás del candidato. Pero un ciclo de primarias, con muchos cuestionamientos cruzados, no es un buen comienzo para lograr ese objetivo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés