El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 17°C
Ideas

Economía y Defensa: el ejemplo de Brasil

El caso de Brasil y Saab constituye un ejemplo virtuoso de cómo conjugar la modernización de su fuerza aérea con un proceso de transferencia de tecnología.

En 2013, Brasil anunció que había escogido a Saab, tras una licitación en la que también participaron una empresa de EE.UU. y otra de Francia
En 2013, Brasil anunció que había escogido a Saab, tras una licitación en la que también participaron una empresa de EE.UU. y otra de Francia .
31 julio de 2023

Por Edgardo Figueroa Economista

Mientras Argentina discute de qué manera modernizar la capacidad operativa de su fuerza aérea con aviones americanos, chinos-paquistaníes o indios, el caso brasileño constituye un ejemplo virtuoso de cómo conjugar la modernización de su fuerza aérea con un proceso de transferencia de tecnología y con un proyecto industrial que implica el desarrollo de una nueva cadena de valor para la industria aérea brasileña, que pasaría luego integrar a futuro una cadena de valor global.

En diciembre de 2013, el Gobierno brasileño anunció que había escogido a Saab, tras una licitación en la que también participaron una empresa estadounidense y otra francesa. 

Los estudios de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) concluyeron que la opción sueca respondía mejor a una perspectiva de planificación a largo plazo, por la transferencia de tecnología y por la posibilidad de desarrollar conjuntamente los aviones y construirlos en Brasil. 

El carácter de prototipo del Gripen -caza sueco- permitía la participación de Brasil en el desarrollo del proyecto, lo que daría a la industria nacional y a la FAB un acceso sin precedentes a todos los niveles de tecnología. 

A partir de ese momento se estableció una fuerte alianza para desarrollar tecnología conjuntamente, tanto en Brasil como en Suecia. 

El ciclo de esta historia es el siguiente:

  • Octubre de 2014. Saab y el Gobierno brasileño firmaron un contrato asociado de cooperación industrial (offset) que incluía la transferencia de tecnología a empresas brasileñas y el compromiso de desarrollar y producir 36 cazas Gripen para el país. 
  • Octubre de 2015. Después de la entrada en vigor del contrato, cerca de 50 profesionales brasileños, entre ingenieros y técnicos, se trasladaron a Suecia para recibir conocimiento y formación teórica y práctica, cada uno de acuerdo con sus funciones dentro del programa Gripen. Fueron los primeros de un grupo de más de 350 brasileños que participaron en el programa de transferencia de tecnología hasta el final de la producción de los cazas. 
  • Noviembre de 2016. Se inauguró el Centro de Diseño y Desarrollo del Gripen (GDDN, Gripen Design and Development Network) en la planta de Embraer de Gavião Peixoto, en el interior del estado de São Paulo. El GDDN constituye el hub del desarrollo tecnológico del Gripen en Brasil. 
  • Mayo de 2018. Saab presentó las instalaciones de la nueva fábrica de aeroestructuras del Gripen, Saab Aeronáutica Montagens (SAM). Ocupa una superficie de aproximadamente 5.000 M2 del municipio de São Bernardo do Campo, en el gran São Paulo. En la fábrica se producen seis segmentos estructurales del Gripen brasileño: el cono de cola, los frenos aerodinámicos, el cajón de las alas, el fuselaje delantero (tanto de la versión monoplaza como de la biplaza) y el fuselaje trasero de los cazas, mientras que el montaje final se hará en la planta de Embraer de Gavião Peixoto. En el primer trimestre de 2019 había ya 120 especialistas trabajando en el GDDN en el desarrollo de los cazas
  • 2020. Toda la estructura fabril estaba lista para dar inicio a la producción de los componentes del Gripen. Desde un principio, SAM se preparó para formar parte de la cadena global de suministros de Saab, tanto para el mercado civil y como para el de la defensa y se alcanzó el desarrollo de una red de partistas brasileños como proveedores integrado por Embraer, AEL Sistemas, Akaer, Atmos, Atech y la propia FAB, por medio del Departamento de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (DCTA). Esta red de empresas es la que posibilita la transferencia de tecnología.
  • Mayo de 2023. Con la presencia del Presidente de Brasil Lula da Silva, Embraer inaugura la línea de montaje del avión caza Saab Gripen E, en su planta de Gavião Peixoto, estado de São Paulo. Esta línea de montaje final, recibirá las aeroestructuras producidas en las plantas de Saab en Linköping (Suecia) y São Bernardo do Campo (estado de São Paulo, Brasil). Es la única que se encuentra fuera de Suecia y marca el cierre del proceso iniciado una década atrás completando las etapas capacitación de recursos humanos, transferencia de tecnología. desarrollo, producción y pruebas de los aviones. Las unidades ensambladas en Brasil serán entregadas a partir de 2025.

Esta es una breve síntesis de cómo se puede articular la necesidad de modernización de la defensa con un proceso virtuoso de capacitación, transferencia de tecnología, innovación, desarrollo de proveedores locales, ensamblado del avión en Brasil y generación de capacidades que posibilitaría a futuro la apertura de mercados externos para Brasil en el área de la Defensa

Ello contrasta tristemente con la situación argentina donde sólo se plantea la adquisición de aviones en función de alineamientos estratégicos pero sin una visión de largo plazo que posibilite el desarrollo de nuevas capacidades productivas para el país.

Hubiese sido deseable hace diez años que, como Mercosur, Argentina se hubiera acoplado a esta iniciativa estratégica aunque sea como un socio menor del proyecto.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés