El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Alerta por la guerra

Davos y el temor de un “círculo vicioso”

“Estamos en la cúspide de un círculo vicioso que podría afectar a las sociedades durante años”, alertó Saadia Zahidi

oottjsj-d1bgw5_y9txsto_wizvluqdleov1rw0y4gu
oottjsj-d1bgw5_y9txsto_wizvluqdleov1rw0y4gu
24-05-2022
Compartir

Tras más de dos años, el Foro Económico Mundial, más conocido como Foro de Davos, ha vuelto y, quizás, en el momento justo. 

  • Tras su edición presencial de enero de 2020, el foro debió realizarse de manera virtual en 2021 debido a la pandemia del coronavirus, mientras que en 2022 fue pospuesto varios meses por la aparición de la variante Omicron.

Sin embargo, ese retraso posibilitó que, además de los problemas que derivan de la pandemia, el foro pudiera abordar la crisis que está generando la actual guerra en Ucrania.

El nuevo encuentro entre los principales líderes políticos y empresariales en la región montañosa de Davos, Suiza, se da en un contexto de menor actividad económica, una inflación más alta, salarios reales más bajos y una mayor inseguridad alimentaria a nivel mundial.

Saadia Zahidi, Directora del Centro para la Nueva Economía y Sociedad y Directora General del Foro Económico Mundial, explicó que "estamos en la cúspide de un círculo vicioso que podría impactar a las sociedades durante años”.

“La pandemia y la guerra han fragmentado la economía global y creado consecuencias de gran alcance que corren el riesgo de acabar con los logros de los últimos treinta años. Los líderes enfrentan negociaciones difíciles a nivel nacional cuando se trata de deuda, inflación e inversión”, agregó.

Por ello, instó a los líderes empresariales y gubernamentales para que también reconozcan la absoluta necesidad de cooperación global para evitar la miseria económica de millones de personas

En ese sentido, una de las grandes cuestiones es si, debido a los desafíos que plantean la pandemia y la guerra, la globalización está llegando a su fin.

Sobre este asunto, Alexander Stubb, exprimer ministro de Finlandia y actual director de la Escuela de Gobernanza Transnacional del Instituto Universitario Europeo, consideró que “es demasiado simplista decir que nos estamos moviendo hacia una especie de nueva Guerra Fría, con un orden mundial liberal y un orden mundial autoritario”. 

“Creo que las alianzas van a ser mucho más flexibles de lo que estamos acostumbrados. Tampoco creo que vayamos a ir a un terreno donde se habla mucho de desglobalización. Posiblemente tendremos una mayor regionalización de la globalización, pero no va a desaparecer”, añadió.

Zelenski pide US$ 5.000 M por mes

Uno de los invitados principales fue el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski. A más de tres meses desde el inicio de la guerra contra Rusia, el líder ucraniano participó del foro de manera virtual y urgió a los demás líderes mundiales a emitir mayores sanciones financieras contra Moscú. 

Zelenski aseguró que el mundo se enfrenta a un punto de inflexión, por lo que son necesarias “sanciones máximas” contra Rusia como advertencia a otros países que consideren usar la fuerza. "La historia está en un punto de inflexión (…) Este es realmente el momento en que se decide si la fuerza bruta gobernará el mundo", afirmó. 

Además, insistió en que "el mundo aún no ha impuesto sanciones contra Rusia que fuercen al país a pagar por sus acciones (…) las sanciones deberían ser las máximas, y creo que todavía no hay esas sanciones”. En este sentido, sugirió que debería haber un embargo del petróleo ruso, todos los bancos de ese país deberían ser bloqueados y habría que abandonar el sector ruso de la tecnología. 

Por otra parte, Zelenski también se refirió a los suministros bélicos, ya que "Ucrania necesita todas las armas que hemos pedido, no solo las que se han proporcionado" y aseguró que, si las hubiesen recibido en febrero, "el resultado habría sido decenas de miles de vidas salvadas". Ucrania requiere ayuda financiera de al menos "US$ 5.000 millones al mes”, sentenció.

La crisis alimentaria continuará

Uno de los principales temas a tratar durante el Foro de Davos es la actual crisis alimentaria impulsada, principalmente, por la guerra entre Rusia y Ucrania, dos de los máximos productores de cereales en el mundo. 

Durante una sesión dedicada especialmente a este tema, los expertos advirtieron que el mundo podría experimentar un mayor aumento en el precio de los alimentos en los próximos meses si no se resuelven problemas como la escasa oferta de fertilizantes, la caída de la producción por sequías en varios países y el bloqueo de la salida marítima de granos de Ucrania.

Respecto a este último punto, David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos, consideró que, si esto no se soluciona, “estaremos ante un problema complejo porque los depósitos pueden estar llenos, pero si no hay barcos que los transporten podremos ver situaciones de hambre alrededor del mundo”.

“Se puede imaginar lo que sucede cuando el país que es el proveedor de pan del mundo, que es capaz de alimentar a 400 millones de personas, está en guerra. Es una crisis absoluta”, agregó.

Como posible solución, el vicepresidente de Tanzania, Philip Isdor Mpango, sugirió realizar “inversiones en proyectos de irrigación, en caminos rurales y la asignación de tierras para los cultivos”, como lo está haciendo su país.

Mpango defendió la importancia de invertir en “mejorar la variedad de las semillas” e “invertir en fertilizantes, lo que puede convertirse en un punto de inflexión”.

Por su parte, el consejero delegado de la Fundación Syngenta, Erik Fyrwald, propuso “cultivar más alimentos en menos terreno”, lo que a su vez permitiría luchar contra el cambio climático, ya que “podemos alcanzar un mayor rendimiento y a la vez reducir las emisiones de gases”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés