El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C
Claves

Todo parece subir sin parar, pero es el peso lo que baja

Los índices de inflación gobernaron a los mercados. En EE.UU. el dato fue positivo. En Argentina no fue tan malo. Sin embargo, la reacción cambiaria fue opuesta.

La Bolsa de Buenos Aires fue directamente una fiesta. Con $6.188 millones operados en acciones y $5.571 millones en Cedears, saltó otro 4,1%
La Bolsa de Buenos Aires fue directamente una fiesta. Con $6.188 millones operados en acciones y $5.571 millones en Cedears, saltó otro 4,1%
Luis Varela Luis Varela 13-01-2023
Compartir

Sin lugar a ninguna duda, la inflación fue ayer la protagonista en la marcha de todos los mercados. 

En EE.UU. el IPC estuvo en línea con lo esperado: tuvo desinflación del 0,1% mensual en diciembre y la variación anual achicó de 7,1% anual de noviembre a 6,5% anual en todo 2022. Este dato se contrapuso con un indicador no tan tranquilizador para los inversores: los pedidos de ayuda por desempleo bajaron a 205.000 casos, su menor nivel en quince semanas, lo cual indica que la economía sigue muy sostenida. Pero más allá de este indicador, se sigue esperando que la Fed no sea tan agresiva con la suba de la tasa corta que tiene preparada para la apertura de febrero y todos los números actuaron en consecuencia.

El dato más inmediato fue una leve descompresión en las tasas largas norteamericanas: se pagó 4,7% anual a 1 año, 3,5% a 5 años, 3,4% a 10 años y 3,6% a 30 años. Y con eso, el "súper dólar" va perdiendo su condición de tal, ya que ayer en el exterior el dólar global bajó contra todo: achicó 2,3% contra el yen, 1,5% en Brasil, 0,9% contra el euro, 0,7% en Chile y estuvo 0,5% para abajo contra la libra, el mexicano y el yuan.

Esta debilidad internacional del dólar hizo que las commodities estuvieran muy firmes en casi todas sus especies. El petróleo subió otro 1,2%. Los metales preciosos estuvieron muy firmes, con la onza de oro rozando nuevamente los US$ 1.900. Los metales básicos también estuvieron muy hacia arriba. En Chicago también hubo una mejora sustancial para los granos. Aunque eso no fue igual en Rosario, donde el maíz subió 4%, la soja cedió 0,2% y el trigo bajó 1,7%. Hay gran preocupación por la sequía, por la alimentación de ganado, por escasez de harina, y por lo que pueda pasar con los derivados (carne, pan, leche, huevos... en las próximas semanas). Y probablemente el sector que fue utilizado con el mayor de los refugios fue el de las criptomonedas, ya que el Bitcoin saltó 7,6%, con subas de hasta el 10% en el resto de los valores del panel.

Argentina, otra vez diferente 

En Argentina, en cambio, todo fue diferente, tal como estamos acostumbrados, por estar metidos en un gran cepo, "standalone" (solos como locos malos).  El Indec dio a conocer el IPC de diciembre y estuvo apenas arriba de lo pronosticado por Sergio Massa. La inflación del mes pasado fue del 5,1% y con eso la variación anual alcanzó el 94,8%, algo que insólitamente fue festejado por el Gobierno como un gran logro ya que "no se llegó al 100% que habían pronosticados las consultoras y sobre todo los medios de comunicación, que quieren llevar a la sociedad al pesimismo".

A pesar de otra inflación en la zona del 5% mensual, el BCRA confirmó que dejará quietas las tasas para que los plazos fijos no se vayan de los bancos. No fue casual la decisión de Miguel A. Pesce: la gran cuestión es que ayer, en otro día de gran escape, en el mercado local subió todo, no solo las cosas en los supermercados, los almacenes y los comercios, sino que también saltaron las acciones en la Bolsa, de igual modo mejoraron los bonos. Pero lo que más se encendió fue el dólar, que en el mercado blue llegó a un nuevo récord, pero con subas todavía mucho más firmes en los dólares financieros, especialmente en el mep, llamado dólar de las cajas fuertes o del colchón.

Así, el dólar blue saltó ayer otros $2 hasta un récord de $361 (con operaciones por $365 en el interior), mientras que el dólar Qatar subió 10 centavos hasta $376,52, el MEP brincó $14,68 hasta $342,38 y el contado con liquidación saltó $6,94 hasta $343,18. 

Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 92% y la del CCL con el mayorista fue del 90%. Y mientras Massa, Gabriel Rubinstein y Pesce siguen intentando usar al dólar como ancla frente a la inflación (complicando la competitividad, el superávit comercial y la acumulación de reservas), los dólares oficiales subieron mínimamente. Pero, medidos en pesos, otras monedas también saltaron: el euro oficial subió $1,96 pesos hasta $196,32, la libra subió $1,65 hasta $221,17 e incluso el real subió 59 centavos hasta $35,48 (con Brasil todavía complicado, con Brasilia militarizada y con la Corte bloqueándole las cuentas de Telegram a los opositores, en una clara decisión de censura). 

Los bonos siguen firmes

Frente a este desequilibrio cambiario, los bonos argentinos siguieron en positivo, pero con una tendencia alcista cada vez más débil. En promedio mejoraron 0,8%, por lo que el riesgo país cedió apenas 3 unidades, hasta 1.993 puntos básicos. Y muchísimos inversores están consultando a sus asesores porque el miércoles próximo Massa deberá enfrentar una nueva licitación de deuda en pesos, y no está todo tan resulto hasta fines de marzo como quisieron demostrar desde Economía. 

  • El primer trimestre todavía queda un vencimiento de bonos en pesos por casi $1,5 billones (en enero vencen $ 389.000 millones, en febrero vencen $411.000 millones y en marzo vencen $689.000 millones), y casi todo está en manos privadas. Y luego, entre abril y septiembre, se debe enfrentar una deuda por $11,5 billones, que está creciendo, autoindexada, porque la mayor parte de ese pasivo ajusta por CER o por tipo de cambio.

Con los datos de Estados Unidos mostrando una lenta desinflación, que llevará mucho trabajo todavía, el debate de los inversores tuvo que ver con adivinar qué tamaño tendrá la suba de la tasa de la Fed en los primeros días de febrero, en tres semanas. La mayor parte está optimista y cree que el aumento será de un cuarto de punto, llevando a la tasa corta al 4,75%. Pero veremos qué es lo que resuelve Jerome Powell para ese momento, porque las commodities están muy firmes, y eso también tiene gran influencia en la inflación norteamericana, que funciona sin cepos, completamente en línea con la marcha de los mercados.

Wall Street sonríe 

Pero con el buen dato inflacionario de ayer hubo otra suba en la Bolsa de Nueva York: el S&P mejoró 0,3%, mientras que el Dow y el Nasdaq avanzaron 0,6% cada uno. Y habrá que ver si eso se sostiene a partir de hoy, porque entran los primeros balances trimestrales, con los bancos haciendo punta, y son los que más gente están despidiendo, por lo que sus ganancias seguramente serán peores que en los estados contables anteriores. Detrás de esa flecha verde de la gran manzana, la Bolsa de San Pablo bajó 0,5% (con Brasilia militarizada) y la de México subió 0,6%.

Y a nivel local, la Bolsa de Buenos Aires fue directamente una fiesta. Con $6.188 millones operados en acciones y $5.571 millones en Cedears, saltó otro 4,1%. Con los ADR argentinos que operan en Nueva York Y alcistas pero no tanto: hubo subas del 1% al 8% para Mercado Libre, YPF, Supervielle, Macro, Galicia, Loma Negra, Francés, Despegar, IRSA y Telecom; con bajas del1% al 3,2% para Cresud, Edenor y Pampa E. Y, debe destacarse, junto con el firme repunte internacional del petróleo, ayer se observó un dato notorio en YPF, que sigue volando: cuando renunció Martín Guzmán, en julio, cotizaba a US$ 2,88 por acción y ayer terminó a US$ 10,35, un valor que Alberto Fernández Presidente no había visto jamás: sube 260% en dólares en siete meses.

Increíblemente, las acciones locales están resucitando a pesar de la grave situación institucional. Con el Poder Ejecutivo llamando a extraordinarias para intentar avanzar con el juicio a la Corte y además ampliarla, cuando todos saben que es una movida "pour la galerie" porque el oficialismo no tiene ninguna posibilidad de conseguir quórum. 

De fondo, todos se preguntan. ¿Cuál es el techo de dólar? ¿Cuán consistente es esta mejora de las acciones y los bonos? Hay gran inquietud porque la sequía provocara escasez de trigo, de animales y derivados, problemas para el pan, la carne, la leche, los huevos. Y con eso, los alimentos que están encepados en precios justos se desatarán. Y además, en apenas once semanas llegará abril, mes en el que hay otra vez enormes vencimientos de deuda, sin posibilidad de un dólar soja 3.0 porque los silos ya no están tan llenos, y la cosecha que viene parece mostrar que vendrá con rindes muy apagados.

En esta nota

Lee también

DOLAR MAYORISTA

Compra $185.61

Venta $185.61

27/01 19:59

0%

DOLAR OFICIAL

Compra $192.25

Venta $192.25

29/01 19:58

0%

DOLAR TARJETA

Referencia $336.44

29/01 19:59

0%

DOLAR QATAR

Referencia $384.5

29/01 19:59

0%

DOLAR MEP

Compra $352.78

Venta $352.78

27/01 19:59

0%

DOLAR CCL

Compra $370.39

Venta $370.39

27/01 19:59

0%

Dolar Blue

Compra $382.00

Venta $386.00

27/01 18:55

0.26%

Preguntas Frecuentes Dólar

El dólar solidario (o dólar ahorro) es la divisa a la que se accede de manera oficial a través de bancos o entidades financieras. El valor se compone del precio del dólar oficial + 30% de impuesto PAIS + 35% de la percepción del Impuesto a las Ganancias.

El límite de compra de moneda extranjera permitido por mes calendario es de US$ 200 mensuales. El mismo se verá reducido por los montos a abonar en dólares proveniente de los consumos en moneda extranjera realizados con tus tarjetas de débito y crédito en el mes anterior.

El trámite se realiza a través de la web de la AFIP y está habilitado tanto para los monotributistas como para los trabajadores en relación de dependencia. Ingresá a la guía Paso a paso para solicitar la devolución de la percepción del 35%.

El dólar blue es un eufemismo para referirse al dólar estadounidense comprado de forma ilegal en Argentina.

El valor depende de las operaciones realizadas en el mercado paralelo. Conocé la Cotización del dólar blue.

El dólar MEP (o dólar Bolsa) es aquel tipo de cambio resultante de una operación que consiste en la compra de bonos en pesos y su posterior venta en dólares. Es una alternativa sencilla, sin límites de compra y con menos restricciones.

Es necesario tener una caja de ahorro en pesos y otra en dólares (a nombre de la misma persona) y contar con una cuenta comitente en la Bolsa.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés