El Economista - 70 años
Versión digital

lun 30 Ene

BUE 23°C
Versión digital

lun 30 Ene

BUE 23°C
Escenario

Se recurre a todo, pero el blue anotó otro récord

Con fuerte intervención y advertencias a las casas de Bolsa para que operen menos, la presión del dólar siguió.

El CCL cedió, pero el MEP subió y el dólar blue alcanzó un nuevo récord.
El CCL cedió, pero el MEP subió y el dólar blue alcanzó un nuevo récord. Archivo
Luis Varela Luis Varela 25-01-2023
Compartir

Con fuerte intervención y advertencias de la CNV a las ALyC o casas de Bolsa para que operen menos con los dólares financieros libres, el Gobierno frenó en los últimos 15 minutos de la rueda lo que era otro día de intensa corrida cambiaria. Sin embargo, las inspecciones oficiales, la suba de tasas, el aumento de deuda en Leliq y una muy leve entrega de reservas no alcanzaron para frenar al dólar blue, que anotó ayer otro salto de $5, por lo que llegó a otro récord histórico de $381. El dólar MEP también subió, pero apenas, y los dólares fuga (CCL y Senebi) fueron bajados.

Más presión oficial

Toda esta presión oficial, que interviene y le quita toda libertad a las operaciones entre inversores privados, achicó otra vez la ola alcista de los titulos argentinos. Tanto los bonos como la Bolsa porteña pudieron subir ayer, pero con alzas menores respecto de lo que ocurrió en las últimas semanas. Y los ADR argentinos que operan en la Bolsa de Nueva York tuvieron un día mixto, con gran diferencia que remarca la ola actual de capitalismo de amigos: suben las empresas atadas a los intereses del Gobierno y se siguen debilitando las compañías privadas que deben enfrentar la oferta y demanda de los consumidores.

Esta situación se dio ayer con un día muy quieto en Wall Street. China entró en una semana de feriado por el inicio del denominado Año del Conejo de Agua (no operará hasta el lunes próximo) y los inversores de la gran manzana están ahora muy enfocados en cómo llegarán los balances trimestrales de las tecnológicas. Al cierre de esta edición estaba entrando el balance de Microsoft (el papel cedió apenas ayer) y la tendencia empezará a verse cuando entren en los próximos tres días los estados contables de otras cuatro grandes: Tesla, Apple, Google y Amazon.

Hay mucha expectativa porque lo que ocurra con estas presentaciones puede alterar la tendencia de Wall Street. El banco de inversión BlackRock entregó ayer un informe en el que reiteró que los "bancos centrales actúan deliberadamente; por lo que el mercado caerá". Hasta ahora los resultados presentados no fueron tan malos, hubo achique de ganancias, pero lo que miran los inversores no es tanto la ganancia o la pérdida, sino los datos de desaceleración que estimen los comentarios de esas presentaciones.

La tasa y Wall Street

Por ahora la actividad económica en EE.UU. se mantiene, la inflación baja muy lento. En medio de esto hay una ola de despidos. Ayer 3M se sumó a la lista de los que dejan gente en la calle y su cotización sufrió. Y ya se anunciaron en las últimas ruedas despidos masivos en empresas como Facebook, Microsoft, Apple y Amazon. Eso reduce las presiones del mercado laboral, que es algo que está esperando la Fed, para ver si la inflación se aplaca.

En este momento la Fed entró en lo que se llama período de silencio y recién hablará en el arranque de febrero, cuando defina qué hará con la tasa corta, que ya fue subida de 0,5 a 4,5% anual en los últimos treinta meses. Y el mercado espera que tanto Jerome Powell, jefe de la Fed, suba la tasa corta 25 puntos básicos en febrero y otro tanto en marzo y la deje en el 5%, posiblemente por todo el año. Y ayer mismo el Banco Central Europeo confirmó en boca de tu titular Christine Lagarde que también elevará las tasas, "irremediablemente". Y el que más aumento determinará será el Banco de Inglaterra, ya que ese país tiene alta inflación y una crisis económica muy complicada.

En ese contexto, adelantándose quizás a lo que haga la Fed en febrero, ayer hubo una leve baja para las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,7% anual a 1 año, 3,6% a 5 años, 3,5% a 10 años y 3,6% a 30 años. Y con eso el dólar global volvió a debilitarse: ayer en el exterior el billete verde subió 0,3% contra la libra pero luego bajó contra el resto de las monedas: 0,1% en México, 0,2% contra el euro, 0,4% en Japón, 1% en Brasil y 1,5% en Chile.

El dólar a nivel local

Y a nivel local el mercado cambiario estuvo muy caliente todo el día, pero en los últimos 15 minutos el BCRA y el Tesoro pegaron un manotazo y pudieron aplacar las subas de los dólares financieros, aunque no del todo. Como ya dijimos, el dólar blue saltó $5 hasta $381 El dólar Qatar subió 80 centavos hasta $384,16,  el Senebi se hundió $7,02 hasta $364,72,  MEP subió $1,64 hasta $353,85. Y el contado con liquidación bajó $3,56 hasta $360. Por lo que la brecha entre oficial y blue saltó al 98,3% y la del CCL con el mayorista fue del 95%.

Esto se concretó luego de que el BCRA elevara a casi 99% efectivo anual la tasa de los pases a un día, lo cual generó un revuelo en el sistema financiero, con muchos plazos fijos venciendo y pasándose a fondos de inversión, aumentando el riesgo de volatilidad. En una jornada en la que el Banco Central perdió apenas US$ 2 millones de las reservas, pero mientras mantuvo en el 75% la tasa de las Leliq y los plazos fijos (en algo que todos suponen que no durará mucho), la autoridad monetaria chupó de los bancos depósitos por otros $521.001 millones en Leliq cortas.

Debe advertirse que la posición de los privados va en una sola dirección: peso que quede en libertad se irá al dólar y se colocará en cajas de seguridad o en el colchón, o se irá al exterior. Y lo notable que esto sucede mientras Massa desliza que tiene acordado un Repo (préstamo entregando bonos como garantía) con dos bancos internacionales y un fondo de inversión, para que presten US$ 2.000 millones, en una maniobra muy parecida a la que hizo Macri cuando el mercado cambiario se le escapaba.

Tampoco alcanzó para generar tranquilidad cambiaria el anuncio de Lula da Silva, quien indicó que el banco brasileño Bndes financiará por un año a las empresas argentinas que compren insumos en Brasil. Al contrario, esto generó aún más inquietud porque todo ese financiamiento también quedará para el gobierno que viene.

Otra licitación

Este viernes hay otra licitación de deuda en pesos por una cantidad menor ($165.000 millones). Massa no tendrá problemas para superarla, porque el BCRA sigue emitiendo pesos, comprando bonos, le da pesos a organismos oficiales para que entren al canje de Massa y se supere la licitación de manera artificial. Los privados salen. Y sucederá lo mismo en las cuatro licitaciones siguientes: dos en febrero, los días 15 y 24, y dos en marzo, los días 22 y 29.

El gran tema es que inmediatamente después llega abril, mes en el que hay vencimientos por $2,4 billones. Y luego vencen $ 1,7 billones en mayo, $ 1, 9 billones en junio, $2,6 billones en julio, $ 1,5 billones en agosto y $1,5 billones en septiembre, casi todo indexado por CER o ligado al dólar. Y dentro de 18 días se inicia el calendario electoral con primarias en la provincia de La Pampa. Y luego con 13 domingos electorales más en las provincias, todas antes de la general. Y el dirigente social Juan Grabois señaló ayer "nosotros queremos internas en el FdT; no vamos a militar a Massa ni a Alberto; si ellos van como candidatos me voy con Espert, salvo que ganen una interna. Nosotros y muchos peronistas si no nos dan internas vamos a ir por afuera".

Las bolsas y los bonos

Todo eso abre una gran incógnita para los valores argentinos. De ahí que ayer los bonos subieron apenas, por lo que el riesgo país cedió 18 unidades, hasta 1.825 puntos básicos. Pero la gran oleada alcista parece haberse detenido.

A nivel titulos privados, esperando los balances principales, hubo cierre mixto en la bolsa de Nueva York: el Dow subió 0,3% pero el S&P bajó 0,1% y el Nasdaq achicó 0,3%. Mientras que la bolsa de San Pablo subió 1% y la bolsa de México mejoró 0,9%.

A nivel local, con $5.529 millones operados en acciones y $6.354 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 0,8%. Pero los ADR argentinos que cotizan en Nueva York pierden envión, estuvieron mixtos, con subas del 1% al 4% para TGS, Central Puerto, Telecom, Cresud y Mercado Libre; con bajas del 2% para Loma Negra y Bioceres.

Commodities mixtas

Los commodities mientras tanto actuaron de manera dispar, pero con expectativa de que la recesión global llegará. Hubo una fuerte baja del 2,4% para el petróleo. Los metales preciosos volvieron a estar en alza. Los metales básicos actuaron mixtos. En Chicago el trigo y el maíz subieron, pero la soja achicó apenas. Y en Rosario el maíz subió 2,2%, el sorgo subió 0,4%, la soja cedió 0,3% y el girasol bajó 2,6%. Al tiempo que el Bitcoin subió 1,2% con mayor debilidad para el resto de las criptomonedas.

Pero más allá de todo lo financiero, y de la reunión de la Celac, lo que más hizo torcer la cabeza al ministro Sergio Massa fue el fuerte aumento del 16% que anotó la carne en el mercado de Cañuelas. Por la sequía, las vacas se mueren en el campo, no llegan al mercado y su precio acaba de superar los $150 por kilo vivo: lo cual anticipa más inflación para febrero y marzo, y problemas para el esquema de Precios Justos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés