El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 25°C
Panorama

Se arrancó con sonrisas y se terminó con el ceño fruncido

En EE.UU. se desacelera la inflación. Pero la núcleo sigue siendo alta y se espera que la Fed suba la tasa base otro escalón. El dólar global bajó y subieron el petróleo y los metales preciosos. A nivel local, el dólar agro arranca con desconfianza y vuela al blue. Los bonos y las acciones siguen firmes.

Se arrancó con sonrisas y se terminó con el ceño fruncido
Luis Varela 13 abril de 2023

En otro día con altísima volatilidad, los precios de casi todo se movieron ayer al compás del anuncio de la inflación de EE.UU. y del recelo a pesos encepados que propone Sergio Massa con el dólar agro. Como síntesis, todo esto derivó en una baja en bloque del dólar a nivel global, en un corrimiento al negro en el mercado cambiario local, con récord histórico para el blue, con mínima baja para los dólares financieros. Al tiempo que los bonos y la Bolsa de Buenos Aires resistieron, esperando que Massa consiga dólares frescos (como Macri en 2016), amparados también en la ilusión del trade electoral, a apenas dieciocho semanas de las PASO.

El núcleo de los movimientos de todos los precios se originó en la difusión del IPC de marzo de EE.UU. y en la divulgación de la minuta (letra chica) que trató la Reserva Federal hace unas semanas, en pleno colapso bancario norteamericano. Sobre la marcha de los precios, siguió la desaceleración: desde el 9,1% anual de hace unos meses, el IPC de marzo dio 0,1% mensual y 5% anual, el menor nivel desde mayo de 2021. Pero el dato vino con un detalle: la inflación núcleo no bajó tanto, ya que fue del 0,4% en marzo y del 5,6% anual.

Además de reconocerse con eso que a la Fed le queda mucho trabajo por hacer para llevar a la inflación al objetivo buscado de 2% anual, las actas de la Reserva Federal revelaron que "es probable que el colapso bancario endurezca el crédito para los hogares y las empresas y afecten a la actividad económica". Y una prueba tajante de eso fue que ayer mismo el precio de las aerolíneas (American y United Airlines, entre otras) se cayó como un piano.

En la apertura la Bolsa de Nueva York arrancó hacia arriba al conocerse que la inflación ya había bajado del 9,1% al 5% anual, porque "la suba de la tasa base está funcionando", pero con los agregados de las minutas los inversores recordaron que la Fed vigila la inflación núcleo y el mercado laboral, y que ya hubo casos en los que la entidad frenó la suba de tasas antes de tiempo y la inflación resurgió.

Suba de tasas confirmada

powell-fed
 

En suma, el sentimiento de los inversores derivó en reconocer que la inflación está viva, se recordó que hay pleno empleo, vuelve a ganar espacio de que el 3 de mayo Jerome Powell subirá otro escalón la tasa corta, por lo que efectivamente la economía norteamericana podrá caer en recesión, y detrás de esa comprensión se cayó ayer el dólar global y volaron las materias primas, con valores firmes para el petróleo y los metales preciosos, especialmente la onza de plata.

Por si todo eso fuera poco, de las actas surgió que todavía hay inquietud por lo que pasa en los bancos. Y, si eso no llegó, el oráculo de Omaha, Warren Buffett hizo una complicada advertencia: "Es probable que haya más quiebras bancarias". Además de eso, este viernes empiezan a entrar los balances trimestrales en Wall Street por lo que como síntesis puede decirse que el mercado bursátil internacional sigue navegando en una zona de incertidumbre, con muchas dudas e indefinición. Por eso ayer diferentes bancos de inversión lanzaron llamados de alerta a sus inversores, abriéndoles los ojos: "Wall Street reaccionó mal ante una relativa buena noticia".

En suma, los datos plantean que deberá venir otra suba en la tasa corta norteamericana, probablemente del 5% al 5,25% anual. Pero los inversores especulativos todavía tienen alguna resistencia a esa idea: "Powell no podrá hacerlo, el riesgo de entrar en una recesión tiene un horizonte desconocido". Por eso, ayer hubo una leve baja para las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,7% anual a 1 año de plazo, 3,5% a 5 años, 3,4% a 10 años y 3,7% a 30 años. Y detrás de eso el dólar mundial cayó en bloque en el exterior contra todas las monedas principales: declinó 1,5% en Brasil, 0,7% contra el euro y en México, 0,4% en Japón y contra la libra y 0,2% en Chile y China. Y debe advertirse que ya tenemos un "súper real brasileño", ya que efectivamente la moneda brasileña es la mejor del mundo en lo que va del año. ¿Por qué? Simple: por estricto negocio financiero, ya que Brasil logró bajar la inflación del 12% al 4,65% anual, pero subiendo su tasa base del 2% al 13,75% anual.

En Argentina, en cambio, con una inflación que ya vuela en la zona del 110% anual, no hay chance de que se realice una suba de tasas de interés consistente por una razón muy especifica: la deuda del BCRA con los bancos es de $12,3 billones, y los intereses de Leliq y pases ya superan lo que se paga en jubilaciones. Eso está multiplicando el déficit cuasifiscal, que junto con el rojo fiscal nos lleva a un agujero actual cercano al 10% del PIB, en una realidad sin crédito. De ahí que Massa haya viajado al FMI para pedirle dólares adelantados del 2024, para dejarle todo el problema al Gobierno que viene, con tal de salvar su nombre en la política y llegar a la elección.

Mientras todo eso sucede, ayer se transitó el tercer día con el dólar agro, y el volumen creció algo: se habían negociado US$ 10 millones el martes y US$ 94 millones ayer. Pero hay mucha desconfianza en los productores porque la letra chica del sistema sugiere que los pesos que se entreguen quedarán encepados y que no será sencillo pasarse al dólar de manera sencilla. Dicho de otro modo, la gente del campo teme que los pesos queden encepados, por lo que ayer los negocios se ennegrecieron más y el blue saltó hasta un nuevo récord histórico, con los dólares financieros anotando bajas insignificantes.

Suben los dólares en Argentina

dolar
 

Al cierre del día, el dólar blue saltó $4 hasta un récord de $398, el dólar Qatar subió 58 centavos hasta $442,92, el Senebi subió 38 centavos hasta $399,09, el MEP bajó 55 centavos hasta $386,34 y el contado con liquidación bajó $1,21 hasta $398,18. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue volvió al 80% y la brecha entre el CCL y el mayorista fue del 86%.

Y debe advertirse que el BCRA sumó ayer otros US$ 2 millones en el mercado de cambios (incrementando en apenas US$ 5 millones las reservas del día con el dólar agro ya en marcha), pero el peso argentino cayó aún más fuerte contra otras monedas, como el euro, la libra y el real.

Con ese marco, se dio una particularidad: los bonos argentinos estuvieron con un leve repunte, con el riesgo país bajando 62 unidades hasta 2.378 puntos básicos, sostenidos en dos expectativas. Se cree que Massa logrará conseguir algunos dólares más (como hizo Macri con el FMI en 2016) y que con eso se conseguirá pagar los cupones que vencen el 9 de julio de los bonos heredados del canje de Guzmán, y también ayuda la suposición de los que especulan con algún trade electoral, con un desastre para el FdT en las PASO del 13 de agosto (ya veremos los primeros adelantos que llegarán este domingo desde Neuquén y Río Negro, donde se elige gobernador, y donde se supone que ganarán los oficialismos locales.

Resultados bursátiles mixtos

wall street - argentina
 

En cuanto a la evolución de los papeles privados, conocida la "inflation core" norteamericana y las actas de la Fed, Wall Street arrancó sonriendo pero terminó con el ceño fruncido. La Bolsa de Nueva York cerró en baja: el Dow cedió 0,1%, el S&P bajó 0,4% y el Nasdaq cayó 0,9%. Al tiempo que la Bolsa de San Pablo subió 0,6% y la de México bajó 0,5%

A nivel local, un poco por la plata que pueda conseguir Massa y otro poco por el trade electoral, con $5.402 millones operados en acciones y $5.611 millones en Cedears, hubo una suba del 2,6% en la Bolsa de Buenos Aires. Mientras que los ADR argentinos en Nueva York mostraron una suba del 1% al 6% para Galicia, Pampa E, Supervielle, Macro, IRSA, Adecoagro, Cresud, BBVA Francés, TGS, Loma Negra, Telecom, Central Puerto e YPF; con bajas del 1,5% al 2,3% para Mercado Libre y Bioceres.

Mejoras en commodities

oro
 

Con todo ese escenario, los commodities danzan entre la posibilidad o no de que se provoque una recesión en EE.UU. y que se siga debilitando el dólar global. Por eso hubo un salto del 2,4% para el petróleo, siguió el avance de los metales preciosos, sobre todo de la onza de plata, los metales básicos estuvieron firmes, la Bolsa de Chicago mostró granos en alza, en Rosario subió el maíz pero el trigo y la soja bajaron. Y donde también hubo pausa fue en el mundo cripto, donde el Bitcoin achicó 1,8% y por toma de ganancias de hasta el 3% para el resto de los valores del panel.

¿Qué se puede venir? Siguen apareciendo expertos con mucha trayectoria que plantean que puede sobrevenir una baja importante en Wall Street. La recesión traerá malos balances a partir de este viernes. Y el riesgo de que haya más bancos en problemas está latente. Por lo que mantener una posición cautelosa y ubicarse en activos de calidad parece ser el mandamiento que gana el día.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés