El Economista - 70 años
Versión digital

vie 07 Oct

BUE 12°C
Versión digital

vie 07 Oct

BUE 12°C
Todo rojo

¿Por qué están cayendo los mercados?

Además del desplome de las accioens, se vio una nueva suba en el rendimiento de los bonos (el tramo corto de la curva alcanzó niveles de 2007) y un fortalecimiento del dólar (llegó a máximos de 20 años).

El gatillo no fue la suba de tasas, sino el endurecimiento del discurso
El gatillo no fue la suba de tasas, sino el endurecimiento del discurso
Damián Vlassich Damián Vlassich 23-09-2022
Compartir

Fue una semana marcada por una fuerte baja en el mercado accionario estadounidense, una nueva suba en el rendimiento de los bonos (el tramo corto de la curva alcanzó niveles de 2007) y un fortalecimiento del dólar (llegó a máximos de 20 años). 

El principal disparador fue la decisión llevada adelante por parte de la Reserva Federal el día miércoles en su reunión mensual, donde dictaminó una nueva suba de la tasa de política monetaria, en este caso, de 75 puntos básicos. 

Sin embargo, lo más determinante no fue el nuevo nivel más elevado de tasa, sino el carácter duro del discurso. 

La Fed habló de que su política se mantendrá agresiva, asumiendo que una relajación antes de tiempo podría tener impactos en la dinámica inflacionaria.

Lamentablemente, el “sell-off”  del día viernes, si bien tiene como disparador la decisión de la Fed, no responde únicamente a este factor. 

La semana estuvo regida por otras subas de tasas llevadas adelante por distintos bancos centrales alrededor del mundo, entre los que se encuentran Gran Bretaña, Suiza, Noruega, Sudáfrica e Indonesia entre otros. En este sentido, la baja se hizo extensiva a los principales mercados del mundo. 

  • El S&P500, principal índice estadounidense, registró una caída de aproximadamente 1,7% durante la rueda del viernes, llevándolo a testear nuevamente los mínimos marcados en el mes de junio pero logrando terminar levemente por encima de dichos valores (3.693 puntos para ser exactos). 
  • Mientras que el Dow Jones (índice industrial), con una caída del 1,6% marcó un nuevo mínimo y quedó al borde de ingresar en terreno de lo que se conoce como bear market (cuando registra una baja del 20% desde los máximos). 
  • El índice de las tecnológicas no estuvo exento de la venta masiva y reflejó una baja casi 1,8%. 
  • La mencionada situación también tuvo su correlación en el mercado europeo, donde los índices de Gran Bretaña y Alemania concluyeron la rueda con bajas del 2%, y el francés hizo lo propio en -2,3%.

¿Qué están viendo los inversores?

Evidentemente la reunión del día miércoles de la Reserva Federal impulsó a los inversores a una revisión de sus expectativas. Sin embargo, la principal preocupación subyace en lo referente a la desaceleración económica. Es claro que los principales bancos mundiales están totalmente decididos a poner un freno a la inflación a pesar del impacto que pueda tener en el nivel de actividad. 

Precisamente esto comenzó a verse reflejado en las expectativas de crecimiento económico, donde son varias las instituciones (inclusive la propia Fed) que fueron corrigiendo a la baja las proyecciones. 

Ante un escenario complejo y altamente volátil como el actual es donde las ciertas compañías de carácter más defensivo y con sólidos fundamentales suelen ser las elegidas para intentar resguardar las carteras. 

Acciones como las de Pepsico (PEP), Johnson & Johnson (JNJ), Coca Cola (KO) o UnitedHealth (UNH), son algunas de las que mejor soportaron el embate de mercado logrando minimizar la caída hasta un tercio de lo que registró el S&P. 

¿Qué sucedió con el mercado argentino?

El mercado argentino siguió la dinámica internacional y también reflejó un viernes negativo con una caída de más del 4%, situación que empujó al Merval a concluir la primera semana negativa de las últimas tres.

 Sin embargo, y si bien es difícil mantenerse al margen de estos días negros, vale la pena resaltar el más que buen comportamiento que está reflejando el índice en lo que va del año, donde tanto en pesos como en dólares registra una performance positiva. 

En momentos como este, es válido recordar la cita de Warren Buffet, “cuando la marea baja, se ve quién no lleva traje de baño”. 

Por lo que la mejor estrategia es la cautela y el posicionamiento en compañías de larga data en el mercado, que posean buenos fundamentales de forma tal de poder navegar la turbulencia de corto plazo de la mejor manera posible.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés