El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
Panorama

Dólar y Bolsa quietos, con bonos en baja y riesgo en alza

Con el BCRA perdiendo reservas y tomando más deuda, el mercado cambiario siguió intervenido y los dólares estuvieron encepados.

La Bolsa amagó con caer, pero repuntó y cerró sin cambios. Los bonos bajaron y subió el riesgo.
La Bolsa amagó con caer, pero repuntó y cerró sin cambios. Los bonos bajaron y subió el riesgo.
Luis Varela Luis Varela 20-01-2023
Compartir

Para frenar la corrida cambiaria, el BCRA vendió ayer US$ 110 millones en el mercado de cambios y chupó de los bancos depósitos por $710.541 millones en Leliq a cuatro semanas.

Gracias a todo ese esfuerzo fiscal (hipoteca a futuro) los dólares siguieron bastante bajo control, la Bolsa parecía seguir cayendo pero terminó empatada y los que terminaron afectados fueron los bonos, que retrocedieron, por lo que el riesgo país volvió a subir 150 unidades, hasta 1.937 puntos básicos.

Esto se concretó además con una prácticamente desierta licitación revancha. Con apenas 23 ofertas, el Tesoro logró captar del mercad otros $22.037 millones, todos con colocaciones con vencimientos en abril y mayo. El 68% del dinero captado fue en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 28 de abril de 2023 (s28a3 - reapertura). El 19% fue tomado en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 19 de mayo de 2023 (x19y3 - reapertura). Y el 13% restante en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de mayo de 2023 (s31y3 - reapertura). Es decir, todo antes de las elecciones primarias de agosto, momento en el que el grueso de los inversores parece tener decidido bajarse del peso, y mirar todo desde afuera.

La estrategia de Massa

Hasta ahora, con Massa utilizando parche tras parche para ir apagando focos de incendio donde se van generando, el ministro de Economía junto con Miguel Pesce del Banco Central sigue usando el tipo de cambio oficial como ancla para que la que ya alta inflación no se acelere. Y esa decisión termina destruyendo la competitividad del país, ya que hay inflación en dólares, se derrumban las exportaciones, y el saldo comercial se desploma por más que se realice un torniquete jamás visto en las importaciones. 

De esa manera, según datos del Indec , en diciembre hubo derrumbe de comercio exterior: las exportaciones fueron las más bajas desde enero y las importaciones tuvieron el peor mes del año. Y con eso, el 2022 terminó con una caída del 52% en el superávit comercial. Este tipo de intervención oficial está transformando al país en una nación cada vez más chiquita y empobrecida. En 2019  Argentina tuvo un superávit comercial de US$ 15.969 millones, en 2020 fue de US$ 12.530 millones, en 2021 alcanzó los US$ 14.750 millones y 2022 finalizó con un resultado de apenas US$ 6.923 millones.

Los datos del exterior

Mientras esta Argentina reducida, que es promocionada por el presidente Fernández como el segundo país que más creció en el mundo detrás de China, en EE.UU. la preocupación está empezando a crecer, porque surgen datos contradictorios. Según se informó, los norteamericanos tuvieron una disminución en las solicitudes de ayuda por desempleo, hubo 190.000 casos contra 205.000 de la semana anterior, lo cual demuestra que sigue la fortaleza laboral. Pero al mismo tiempo el índice de Filadelfia entregó un dato de alta desaceleración de la economía real, por lo que esto revela que la recesión ya está presente, sin que los empleos lo registren todavía.

Frente a esto, las tasas largas de EE.UU. se sostuvieron: se pagó 4,7% anual a 1 año, 3,5% a 5 años, 3,4% a 10 años y 3,6% a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar subió ayer 0,6% en México, 0,5% en China y 0,2% en Brasil, pero bajó 0,1% en Chile, 0,3% en Japón y 0,4% tanto contra el euro como contra la libra.

El dólar en Argentina

A nivel local, mientras tanto, con tanta intervención oficial, el dólar blue bajó $2 hasta $375, el dólar Qatar subió 44 centavos hasta $380,40, el Senebi saltó  $4,17 hasta $353,76, el MEP cayó $7,47 s hasta $332,83 mientras que el contado con liquidación subió 86 centavos hasta $353,07. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue estuvo en el 97% y la del CCL y el mayorista se ubicó en el 93%.

En el mercado de papeles privados, el faro de Wall Street reaccionó otra vez a la baja. Se conoció que cayeron 1,4% los inicios de construcción de vivienda, hasta el mínimo desde mayo de 2020. Un informe de Deutsche Bank dijo que el 80% de los inversores esperan una recesión en los próximos meses y que el esfuerzo de la Fed no está dando resultado. Y Bank of America afirma  que los inversores temen que la inflación siga alta y que haya recesión, por lo que el temor ahora es que se vaya a una situación de estanflación.

Frente a eso, hubo otro día en baja en la bolsa de Nueva York: el Nasdaq retrocedió 1% y el Dow y el S&P bajaron 0,8% cada uno. Mientras que la bolsa de San Pablo subió 0,7% y la bolsa de México mejoró 0,2%.

La Bolsa con alivio final

En el mercado bursátil local hubo susto inicial y alivio al final. La Bolsa de Buenos Aires amagó con caer más del 4% de arranque pero recuperó, resistió, con notable volumen operado, y terminó casi sin cambios. Con $9.595 millones operados en acciones y $5.680 millones en Cedears, el índice S&P Merval cerró con una variación insignificante. Al tiempo que los ADR argentinos que operan en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 2% para Galicia y Macro, y con bajas del 2% al 5,7% para IRSA, Central Puerto, TGS, Bioceres, Edenor, Supervielle y Telecom,

Commoditties desparejas

Hubo a su vez una reacción bastante despareja en las materias primas. Se observó una suba del 1,2% para el petróleo. Los metales preciosos actuaron para arriba y los metales básicos finalizaron n mixtos. En Chicago los granos fueron a la baja. Mientras que en Rosario hubo suba para el sorgo y el maíz, pero baja para la soja, con todo el campo esperando lluvias, y con reunión de Massa y la mesa de enlace hoy en San Pedro. Por último, el Bitcoin pudo resistir: subió 0,9%, con mejoras de hasta el 4% en el resto de las criptomonedas, sobre todo el Cardano.

Cuál es la sensación que tienen los mercados, de acá, de allá y de todas partes. Que está todo atado con alambre, todo cada vez más chico. Ya no parece haber tanto miedo a la inflación o a la tasa de interés sino a la recesión, y a los efectos que esto puede tener en la economía real, como la aparición de quiebras inesperadas, como la que se desencadenó ayer en Brasil con la cadena minorista Americanas. Y a nivel local, además de temerle a la estanflación, se ve que el Gobierno está más preocupado por las por la elecciones que por la economía aunque de ésta dependerá el veredicto de las urnas. Y la gran inquietud es que suframos las dos cosas, inflación y estancamiento porque el Estado no corta el gasto, no se plantea un plan económico, no hay nada que genere expectativas positivas en el contexto de un año electoral. Y con eso, la gente huye, cada peso que aparece se va al dólar, y todo lo que el Estado gaste para frenarlo será chupado por los ahorristas como si se hubieran convertido en una aspiradora que no quiere ser expropiada de nuevo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés