El Economista - 70 años
Versión digital

dom 25 Feb

BUE 24°C
Situación económica

Consejos contradictorios para los activos argentinos

Con el foco del mundo en el terremoto en Turquía y Siria, y con los medios en el fallo del juicio en Dolores, los mercados también tuvieron un día alterado.

Ahora todos esperan que los bancos centrales moderen la baja de las tasas y eso afectó a los valores de riesgo.
Ahora todos esperan que los bancos centrales moderen la baja de las tasas y eso afectó a los valores de riesgo.
Luis Varela 07 febrero de 2023

Los mercados financieros sufrieron ayer un primer lunes de febrero complicado. Los datos de fortaleza de empleo que entregó la economía de EE.UU. el viernes pasado hacen temer a los inversores que la Fed puede ser todavía agresiva y eso alteró ayer casi todas las cotizaciones.

La mayor parte de los analistas aún espera que en marzo Jerome Powell ejecute una suba de 25 punto básicos en la tasa corta del organismo que dirige, llevándola al 5% anual. Pero ayer algunos especialistas empezaron a decir que la suba puede llegar a ser de medio punto y que luego puede haber otro aumento en mayo, por lo el que el techo final del corto de los fondos federales quizás sea del 5,5% anual, medio punto más arriba de lo que esperado el mercado hasta ahora.

Eso afectó a todos los bonos que compiten con lo que paga el Reserva Federal, por lo que también sufrieron los títulos  emergentes y obviamente sufrieron los argentinos, que fueron afectados con una baja promedio del 1%, por lo que el riesgo país subió al mayor nivel en dos semanas y media: saltó 67 unidades, hasta 1.912 puntos básicos. Sin embargo, mientras el mundo bursátil estuvo casi todo en rojo, esto afectó tanto a la Bolsa de Buenos Aires, que logró subir 1,3% pero con menos volumen, mientras que los ADR argentinos en Nueva York terminaron con resultado mixto.

Cambio de escenario 

Esta expectativa de tasas de la Fed más altas fortaleció las tasas largas. Amenazantes, las tasas largas de EE.UU. siguieron repuntando ayer: se pagó 4,9% anual a 1 año, 3,8% a 5 años, 3,6% a 10 años y 3,7% a 30 años. Y como consecuencia directa, el dólar global volvió a subir: en el exterior el billete verde subió 1,1% en Japón y México, 1% en Chile, 0,6% en Brasil y contra el euro, 0,3% en China y 0,2% contra la libra.

Por supuesto, como siempre somos un caso aparte, el panorama en Argentina fue completamente distinto. Se conoció que la inflación en la Ciudad de Buenos Aires fue del 7,3% en enero, lo cual significa un alza del 99,4% anual, con restaurantes y hoteles de CABA en la cumbre del aumento, con una suba mensual del 11%. No esperan que el IPC que anunciará el Indec el martes 14 a las 16 horas sea tan alto porque en la Ciudad el peso de los servicios es más grande que en el interior del país.

Sin embargo, el servicio meteorológico dice que viene otra semana de alto calor en la Argentina. Se acaba de reportar que hay una caída de más del 40% en las hectáreas con siembra de algodón por la sequía y un achique del 13% la zona de siembra de maní (con todo el campo pidiendo ayuda). Y la carne sigue subiendo en Cañuelas: el kilo vivo ya no baja de un valor promedio $450 o $470  por kilo; pese a que el consumo por persona sigue bajando por sueldos flacos.

Un objetivo que se aleja

Todo esto hace que casi todos los analistas descarten de plano que Massa pueda cumplir con su objetivo de llevar la inflación mensual con un 3 adelante y 60% anual. En general ven que el costo de vida se mantenga arriba del 5% por mes, muy cerca del 6%, o quizás más. Y volvieron a aparecer los rumores en los que se afirma que Massa les adelantó a todos los miembros de su coalición que él no es candidato para la presidencial que viene.

Encima, varios sindicatos empiezan a pedir paritarias trimestrales actualizadas, con todo lanzado. Y el presidente Alberto Fernández se siente con todo el kirchnerismo decididamente en contra. Al punto que en declaraciones radiales el titular del Ejecutivo afirmó "yo gobierno con los ministros que puedo gobernar". Y la gente se pregunta, ¿por qué no los echa a los ministros que no lo obedecen, no tiene poder para hacerlo? Alberto, tratando de sobrevivir, dice: "dejemos que la gente opine, que haya PASO, ¿desde cuándo el peronismo le tiene miedo a que la gente vote?".

Por supuesto, este caer indefinidamente en el que se encuentra Argentina no es ni por asomo comparable con los miles de muertos que hubo ayer en Turquía y Siria, pero hasta el cierre de esta edición la sociedad debe prepararse para un martes muy complicado, repleto de piquetes. Por la baja en 160.000 planes, el Polo Obrero prepara 24 bloqueos de movimientos sociales por todas partes, sobre todo en CABA. El líder de ese espacio Eduardo Belliboni expresó: "Esperamos que el Gobierno nos responda, si no lo hace este martes bloqueamos el puente Pueyrredón, puente La Noria, el Acceso Oeste y la Panamericana".

Lejos del peso

Con todo ese contexto, los argentinos siguen huyendo del peso, a la carrera. Y eso provocó ayer una nueva y decidida intervención del BCRA. Para frenar la corrida sin fin hacia el dólar, la autoridad monetaria usó ayer US$ 45 millones, pero por operaciones de comercio exterior, pagos y otros movimientos, ayer hubo una durísima caída de US$ 733 millones en las reservas, por lo que a Reconquista 266 se le esfumaron en los últimos treinta días nada menos que US$ 4.545 millones.

Con todo ese vaciamiento, mas la hipoteca de emitir pesos para completar gastos y sostener bonos artificialmente, el dólar blue bajó $2 hasta $377, el dólar Qatar saltó $2,24 hasta $393,04, el Senebi subió 1 centavo hasta $372,81, el MEP bajó $3,42 hasta $353,93 y el contado con liquidación saltó $3,20 hasta $366,18. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 92% y la del CCL con el  mayorista fue del 94%.

Y mientras como dijimos los bonos fueron arrastrados a la baja, un analista de un banco internacional de primerísima línea advirtió: "por los precios de default que tienen los papeles argentinos, les decimos a nuestros inversores que con los papales argentinos no hay que comprar, pero vender tampoco, porque no hay manera de que el próximo Gobierno que llegue a partir de diciembre próximo tenga menos sentido común que este".

Lejos de esa posición de "mantener sin comprar más", otra calificadora de riesgo, Fitch Ratings, advirtió que el ministro Massa está tomando "medidas improvisadas" y no mejora la capacidad de pago de Argentina. Así Fitch se diferenció de Moody's al considerar que la recompra de bonos que hace Massa no representa un default, pero advirtió por la acumulación de desequilibrios".

En ese sentido, el temor a que la dureza monetaria de los bancos centrales se extienda por más tiempo, la mayor parte de las bolsas del mundo sufrieron ayer una marea roja, pero la Bolsa de Buenos Aires esquivó tanto daño. Hubo una baja en la Bolsa de Nueva York: el Dow cedió 0,1%, el S&P achicó 0,6% y el Nasdaq retrocedió 1%. Al tiempo que la bolsa de San Pablo subió 0,1% y la bolsa de México mejoró 0,3%.

Aquí, con $2.904 millones operados en acciones y $3.844 millones en Cedears, hubo una suba del 1,3% en la Bolsa de Buenos Aires. Mientras que los ADR argentinos que operan en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 1,3% para YPF y Galicia; y bajas del 1% al 3% para IRSA, Supervielle, Bioceres, Cresud, Edenor, Central Puerto y Mercado libre

Commodities mixtas

¿Qué pasó con los commodities? El panorama estuvo repartido, con algunas aclaraciones. Hubo suba del 1,5% para el petróleo, los metales preciosos estuvieron mixtos y, los metales básicos actuaron en baja. En Chicago los granos estuvieron mixtos y en Rosario bajó apenas el maíz pero el gran dato es que no se operó soja: los productores tienen porotos en sus silos, pero solo van a vender lo que necesiten para gastos, quedarán a la espera del lanzamiento del dólar soja 3.0, que supuestamente Massa lanzaría en cuatro semanas, si no le funciona el Repo de US$ 1000 millones que está negociando con dos bancos y un fondo de inversión. Y en el fondo de la tabla, ni las criptomonedas se salvaron: la tasa más alta de la Fed mata todo y el Bitcoin bajó 1,3%, con posiciones similares en el resto de las criptomonedas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés