El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 14°C
Panorama

Blue récord: ¿de quién son los dólares que vende el BCRA?

El BCRA volvió a vender una enorme cantidad de dólares para frenar la corrida. A la espera de la reunión con Biden, los bonos repuntaron y la Bolsa subió otra vez.

El dólar blue saltó $7 hasta un nuevo récord.
El dólar blue saltó $7 hasta un nuevo récord.
Luis Varela 29 marzo de 2023

En otro día repetido, el mercado local asistió a otra formidable fuga del peso, con un nuevo valor récord para el dólar blue, que ya casi roza los $400, a pesar de que el Banco Central sigue vendiendo a dos manos reservas que no tiene, mientras se endeuda por montos siderales, casi incomprensibles.

El Banco Central, por decimosexta jornada consecutiva, salió a vender más dólares en el mercado de cambios: quemó US$ 74 millones (que se estiraron a una pérdida de reservas por US$ 83 millones al final del día), endeudándose además con los bancos por otro billón de pesos en Leliqs cortas. Y con todo ese gasto pudo evitar que la corrida estallara, pero el dólar blue igual terminó el día con su salto de $7 respecto del cierre del lunes, en un récord histórico sin precedentes de $397.

Frente a este movimiento, los especialistas que realizan las cuentas con más detalle del mercado advirtieron dos hechos muy peligrosos para este momento:

  1. Los plazos fijos CER (que tienen un plazo mínimo de 90 días) están casi desaparecidos, los plazos fijos tradicionales han bajado sus términos a 30 días (el mínimo permitido) por lo que la hipotética tasa anual del 75% que prometen se convierte en un premio apenas superior al 5% mensual. Y son cada vez más los pesos que se están pasando a los denominados fondos "money market", que son colocaciones que pueden retirarse al día siguiente, con una tasa de interés anual que orilla el 64%, apenas por arriba del 4,5% mensual si el dinero se queda todo el mes.
  2. Por encima del actual rendimiento que pagan las tasas de los bancos están presionando los dólares libres: en lo que va del mes el dólar blue sube 5,9%, el contado con liquidación avanza 6,7% y el dólar MEP salta 7,3%, todos muy superiores a lo que pagan las tasas de interés. Los otros dos dólares están por debajo de la inflación, que las consultoras estiman para todo marzo en un piso del 7% mensual.
  3. La condición más peligrosa de todas, con un equipo económico que oculta muchas de las cifras esenciales del mercado, es que el BCRA pierde reservas por US$ 7.757 millones desde el día en el que quedó demostrado que el esquema de Precios Justos jugado por Massa para toda su estrategia fracasaba. La idea de llevar a la inflación mensual con un 3 adelante o 60% anual quedó desbaratada en ese momento, tanto que hoy las consultoras esperan una suba de precios anualizada del 115%.
  4. Y la condición más alarmante de todas es un cálculo advertido por el economista Fernando Marull, que estimó que la cantidad de reservas líquidas que quedan en el Banco Central es una cifra negativa del orden de los US$ 5.000 millones. Lo que inmediatamente llevó a los operadores a preguntarse si estas ventas diarias de US$ 75 millones promedio que realiza Pesce pueden llegar a ser realizadas de depósitos privados encajados en Reconquista 266. De hecho, entre septiembre y diciembre pasados cada mes la cantidad de colocaciones en dólares tenía una suba mensual promedio de US$ 450 millones, y desde enero a esta parte la suba de los depósitos en moneda extranjera se congeló en US$  16.285 millones.

Esta inquietante evolución del peso argentino, que cae velozmente contra todas las monedas, sin excepción, se contrapone a lo que está pasando en el mundo, donde el dólar global no para de bajar desde mediados de octubre del año pasado a esta parte. Ayer, sin la aparición de un nuevo banco en problemas, los analistas volvieron a especular con que la Fed realizará una nueva suba de 25 puntos básicos en el próximo turno, por lo que siguieron firmes ayer las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,5% anual a 1 año de plazo, 3,6% a 5 años, 3,6% a 10 años y 3,8% a 30 años. Y a pesar de ese mejor premio, mientras 14 de los 15 dólares de Alberto subieron en la Argentina, en el exterior el dólar bajó ayer contra todo: cayó 1,1% en Chile, 0,6% en Brasil y México, 0,5% en Japón y cedió 0,4% contra el euro y la libra.

En el mercado local, como dijimos, con intensa intervención oficial, con dólares ajenos, el dólar blue saltó $7 hasta un récord de $397, el dólar Qatar subió $1,16 hasta $430,06 pesos, el MEP saltó $7,15 hasta $383,55 y el contado con liquidación bajó $1,89 hasta $390,63. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue es del 85% y la del CCL con el mayorista fue del 88%. Al tiempo que en la cuadrícula de otras cotizaciones oficiales medidas en pesos, la libra saltó 1,55 hasta 256,51, el euro subió 1,41 hasta 225,43 y el real subió 37 centavos hasta 40,24. Lo cual significa que cada exportador deberá hacer más esfuerzo para poder vender cosas en el exterior, y que cada importador tendrá más ventaja para seguir trayendo todo lo que encuentre.

Esta situación cambiaria se dio con dos discusiones esenciales en el ambiente. La que ocupó más tiempo fue la repercusión del retiro de Mauricio Macri a su hipotética candidatura presidencial, y sus efectos colaterales. Y el segundo tema del día intentó escrudiñar por qué motivo el Presidente de EE.UU. le da en este momento una reunión a Alberto Fernández.

Todo esto empieza a motorizar en algunos inversores arriesgados en la idea de que quizás aparezca alguna ayuda de Biden, a cambio de alguna otra entrega que realice Fernández para continuar de alguna manera con su plan llegar. Quizás sea la apertura para que el FMI nos siga manteniendo entubados a su línea de oxígeno, o quizás sea otra razón, ya veremos. La cuestión es que, con Massa acompañando a Alberto, en las últimas horas dejaron de bajar los bonos argentinos y, tras una caída casi vertical, ayer recuperaron 1,4%, por lo que el riesgo país dejó de volar, ya que achicó ayer en 10 unidades, hasta 2.521 puntos básicos.

Los vaivenes de las bolsas

mercados
 

Y donde también hubo un clima completamente diferente fue en los papeles privados. Las bolsas externas están medio sin dirección, porque temen que de un momento a otro pueda aparecer otro banco que no pueda cumplir con sus depositantes, que la recesión empiece a sentirse o que la suba de tasas de los Bancos Centrales continúe ahogando al mundo financiero. Por eso ayer la Bolsa de Nueva York terminó con leves bajas: hubo un descenso del 0,1% para el Dow, una baja del 0,2% para el S&P y un descenso del 0,5% para el Nasdaq. Mientras que la Bolsa de San Pablo subió 1,5% y la de México mejoró 0,7%.

Pero donde más optimismo bursátil hubo fue en Argentina. Con $4.852 millones operados en acciones y $7.264 millones en Cedears, hubo una nueva suba del 3,7% en la Bolsa de Buenos Aires. Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York anotaron una suba en bloque entre el 1% y el 9% para Telecom, Pampa E, Edenor, YPF, IRSA, Bioceres, TGS, Supervielle, Galicia y Francés como las más beneficiadas.

Frente a esta oscilación cambiaria con títulos titubeantes, mientras los gobernadores de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos le reclamaron al Gobierno Nacional que termine con las retenciones al campo, que acaba con este gobierno unitario, con el interior alimentando al conurbano bonaerense, que incluso tiene tarifas más bajas para toda la población que lo que se paga en cualquier pueblito perdido del país, los commodities tuvieron un día con resultados diversos. Hubo una nueva suba del 0,6% para el petróleo, se anotó un repunte para los metales preciosos, los metales básicos y los granos terminaron mixtos y la resurrección diaria se anotó otra vez en las criptomonedas, con mejoras de hasta el 4%.

Una nueva licitación

sergiomassa
 

Por supuesto, todos los ojos de hoy estarán en lo que pase en el salón Oval en la reunión con Biden. Aunque, además de eso, los operadores estarán muy pendientes de los $ 230.000 millones que debe recaudar Massa en la licitación de deuda de hoy: son papeles en manos de inversores privados, y por más artilugios contables que se hagan, estos inversores esperan cobrar e irse.

Para evitar esa mayor fuga, el Gobierno sale hoy a ofrecer más deuda en Lelites, Ledes, Lecer y un bono atado al dólar a fondos de inversión, a creadores de mercado y a inversores en general. A los fondos comunes de inversión les ofrece una letra de liquidez del tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 28 de abril de 2023 (nueva). A los creadores de mercado les ofrece cuatro letras: una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 30 de junio de 2023 (s30j3 - reapertura); una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 18 de julio de 2023 (x18l3 - reapertura); una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de julio de 2023 (s31l3 - reapertura) y una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 18 de septiembre de 2023 (x18s3 - reapertura). Y a los inversores en general les ofrece dos bonos: un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense vencimiento 31 de julio de 2023 (t2v3d - reapertura); y un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense 0,40% vencimiento 30 de abril de 2024 (tv24d - reapertura). Es decir, casi todos papeles con vencimiento desde acá a seis meses y apenas un papel que caerá con el nuevo Gobierno ya instalado en la Rosada. Cada número será analizado en profundidad.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés