Argentina con dólar firme, bonos en baja y Bolsa en alza

24-01-2017
Compartir

por Luis Varela

El primer día hábil con Donald Trump usando el joystick con mayor poder político y económico del mundo logró torcer la dirección de las cotizaciones de casi todos los mercados financieros del planeta.

Ya instalado en la Casa Blanca, el multimillonario se despachó con una serie de medidas proteccionistas, quitando de inmediato a EE.UU. del Acuerdo Transpacífico (lo cual hiere fundamentalmente a Japón y Corea), mandando a revisión los acuerdos comerciales con México y Canadá y tomando incluso alguna decisión puntual que le hace sombra a Argentina, como suspender por sesenta días la entrada de limones producidos en el país a territorio norteamericano.

El combo de todas estas decisiones profundizó la debilidad que viene mostrando el dólar desde mediados de diciembre: ayer el billete norteamericano cedió otro peldaño (0,4%) contra una canasta de monedas principales, que ya se estira a una baja del 3% en comparación con el pico de catorce años logrado a mediados de diciembre último.

En Argentina, sin embargo, el dólar no bajó: volvió a subir otros cuatro centavos: El tipo de cambio oficial terminó a $ 16,23 y el blue llegó a $ 16,88, con una brecha cambiaria que no cede: se mantiene en el 4% “debido a que operar en blanco significa pagar impuestos demasiado caros”, aseguran en el microcentro.

La suba del dólar que se vio ayer en Buenos Aires fue apenas un botón de muestra, ya que como el dólar se está debilitando en el mundo, la relación del peso argentino contra otras monedas se deterioró mucho mas: el precio del euro, por ejemplo, subió 15 centavos, hasta $ 17,15 en el canal oficial, y el valor de la libra esterlina aumentó nada menos que 25 centavos, hasta $ 19,94.

La suba del dólar encuentra a los bancos manteniendo las tasas de interés de los plazos fijos (pagan entre 16,5 y 18% mensual), pero en las mesas de dinero de las principales entidades se está empezando a conversar la posibilidad de subir la renta para inversores y ahorristas, ya que con una inflación estimada ahora en el 25% anual para todo 2017 las cancelaciones de certificados se siguen sucediendo.

Este cuadro de situación se da en momentos en el que el Gobierno está tomando un cúmulo de decisiones, intentando recuperar el crecimiento económico y salir de la recesión. A su vez, el FMI sacó ayer un informe detallando que en 2017 la economía argentina no rebotará con 2,8% de suba como se estimaba hasta ahora, sino que se espera una mejora de sólo 2,2%.

Ese tipo de información sigue desalentando a los compradores de títulos públicos. Los bonos argentinos volvieron a ceder ayer, tanto que el índice MAE, del mercado abierto electrónico, determinó que los papeles argentinos sigue achicando, por lo que su precio contado ha retrocedido al nivel más bajo desde julio del año pasado a esta parte.

A contramano de la salud del peso argentino y del sostén de los bonos (que cotizan en dólares), la Bolsa argentina volvió a tener otra rueda para el festejo. Con un mejor volumen operado ($ 457 millones), el índice Merval de papeles líderes subió otro 2,26% y alcanzó un nuevo récord, ya rozando los 19.500 puntos.

La sesión bursátil fue ultra selectiva, con fuertes subas para papeles que venían olvidados, muy atrasados, y bajas para algunas empresas que atraviesan dificultades. El 75% de lo operado en acciones se transó en nueve papeles: Aluar 19% del total, YPF 11%, Pampa Energía 9%, Siderar 9%, Galicia 8%, Petrobras Brasil 6%, Macro 5%, Francés 4% y San Miguel 4%. Esta última empresa, la principal productora de limones del país, fue el centro de comentarios de todo el día: Trum frenó la entrada de su producción a EE.UU. y su precio cayó en la Bolsa 6,7%.

Entre los papeles ganadores, hubo subas del 3% al 9% para Hipotecario, Costanera, Aluar, Siderar, Polledo, Mirgor, Indupa, Pampa E, Macro, Fiplasto, Santander Río, Comercial del Plata, Francés, Celulosa, Ferrum y Caputo. Mientras que entre las perdedoras se destacaron justamente San Miguel, Gas Natural, Camuzzi, Petrolera del Conosur y Clarín, con bajas del 2% al 6,7%.

Esta suba de la Bolsa de Buenos Aires está muy en línea con la gran mejora que están mostrando todas las Bolsas latinoamericanas desde que Trump logró acceder a la Presidencia. En lo que va de 2017 la Bolsa argentina sube 15% (tanto en pesos como en dólares), San Pablo mejora 9%, México sube 3% y Chile 2,5%, contra una mejora de 1,7% en Wall Street, 0,5% en Frankfurt y bajas de hasta el 1% en Madrid y Tokio.

Ayer en Nueva York, mientras los índices de Wall Street terminaban con resultado mixto, los ADR argentinos cerraron casi todas muy tonificadas: con subas del 1% al 4,3% para YPF, Irsa Inv., Galicia, Petrobras Argentina, Francés, Pampa E y Ternium, con bajas del 1% al 1,7% para Globant y Telecom.

La debilidad del dólar no tuvo un claro reflejo en las commodities. El petróleo cedió apenas, de US$ 53,40 a US$ 52,80; en Chicago el trigo subió pero la soja bajó; y sólo los metales siguieron brillando, con subas para las onzas de oro y plata y todavía con mejor resultado para los metales básicos: plomo, aluminio, cinc y cobre mejoraron hasta 1,8%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés