El Economista - 73 años
Versión digital

lun 15 Jul

BUE 11°C
Lecturas

Primeras medidas del plan Milei

Se inicia el cambio de modelo económico. Primera etapa: liberar la economía, desactivar la hiper, sobrellevar el Massazo.

Javier Milei recibió la peor herencia en mucho tiempo
Javier Milei recibió la peor herencia en mucho tiempo .
Ramiro Castiñeira 14 diciembre de 2023

En un contexto de emergencia económica, el nuevo Gobierno comenzó a liberar la economía y anunció un plan para atacar de raíz la fuente del proceso inflacionario: el déficit fiscal consolidado (Tesoro y BCRA).

En simultáneo a la liberación económica, tendrá que desactivar la hiperinflación que dejó plantado el gobierno saliente, además que deberá sobrellevar el "Massazo", una remake del "Rodrigazo" de 1975.

Entre las primeras medidas ya se anunció la eliminación por completo del control de precios en la economía, además de la eliminación del control de importaciones (SIRA) desde el mes de enero.

En simultáneo, se elevó el tipo de cambio 118% al pasar de $365 a $800, lo que permitió descender la brecha de 182% a cerca de 34%.

.
 

.
 

El tipo de cambio en $800 sale del terreno de atraso cambiario con el que convivió la economía al menos desde el 2011.

Un dólar abajo de $500 a precios de hoy, el tipo de cambio entra en terreno de atraso cambiario, generando déficit comercial, pérdida de reservas y endeudamiento externo, tal como sucedió los últimos doce años.

Tras el sinceramiento el tipo de cambio real vuelve a valores similares a la presidencia de Néstor Kirchner, periodo en que el tipo de cambio era competitivo, libre, unificado y el BCRA lograba comprar la mayor parte del saldo comercial.

Con el nuevo valor del tipo de cambio reaparecerá con fuerza el saldo comercial, no menor a US$ 17.000 millones el próximo año, si es que se logra sostener el tipo de cambio en los valores actuales.

.
 

El Gobierno saliente fue devaluando el dólar exportador los últimos meses de gobierno, pero dejó pisado el dólar importador. Al desdoblar el tipo de cambio, el Gobierno logró que los exportadores no corten el flujo de liquidación de divisas, conteniendo los precios internos con el dólar importador.

Estrategia insostenible en el tiempo dado que con la mitad del flujo de las exportaciones en el mercado oficial de cambios, el BCRA tenía que cubrir el 100% de las importaciones, lo que obligó a elevar los cupos, generando desabastecimiento y una explosión de la deuda comercial como consecuencia.

  • Llevando el dólar a $800, el dólar oficial se devaluó un 119%, el dólar exportador se devaluó un 20%, pero el dólar importador 140%.

.
 

Si bien esta fue una de las devaluaciones más anticipada de la historia argentina y por ello muchos precios se adelantaron a vender al costo estimado de reposición, igualmente tendrá un fuerte impacto en la inflación en el corto plazo. Para diciembre estimamos una inflación del 27% mensual, cerrando el año 2023 con 215% para todo el año.

.
 

EL Gobierno saliente dejó no menos de 150% de inflación reprimida que saldrá a la luz en 2024, llevando la inflación arriba del 330% interanual, posiblemente a mitad del año entrante.

Lo que vivirá Argentina los próximos meses será una remake del Rodrigazo. En 1973/74 el Gobierno peronista pisó el dólar, las naftas, las tarifas, los salarios, y todo precio donde llegue el poder del Estado. Con la destrucción de todo el sistema de precios logró contener "algo" la inflación, al costo de un parate en el nivel de actividad, una explosión de brechas y un colapso en las reservas del BCRA.

Cuando se agotaron las reservas, el Gobierno devaluó en 1975 generando un fogonazo inflacionario que quedó en la memoria de todos los argentinos. El "Rodrigazo" de 1975, es el "Massazo" de 2023/24. El populismo a la larga siempre se paga.

.
 

Los precios pisados parten de niveles ridículos, y en simultáneo el exceso de pesos en la economía está en niveles sorprendentes. Los pasivos remunerados del BCRA son 3 veces la base monetaria.

El Gobierno tiene que liberar precios de la economía para volver al capitalismo y sobrellevar el Massazo que conlleva. Pero en simultáneo tendrá que desarmar la bola de las leliqs para evitar una hiper. Todo sin reservas, sin acceso al crédito externo y con minoría en ambas Cámaras.

Es por lejos la peor herencia económica que dejó un gobierno. Algunos heredaron un Rodrigazo, otros una hiper, otros un potencial default. Solo Milei heredó las tres crisis juntas, con la mitad del país en la pobreza y la otra mitad subsistiendo con salarios de US$ 300.

.
 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés