El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 19°C
Desafíos

Más moderación y menos incertidumbre: ¿cómo invertir de cara a las elecciones?

La definición de las listas disminuye la incertidumbre que había, ya que todos los candidatos presidenciales con mayor probabilidad de ganar las elecciones son moderados.

Más moderación y menos incertidumbre: ¿cómo invertir de cara a las elecciones?
Paula Gándara 26 junio de 2023

La candidatura única de Sergio Massa por el frente político Unión por la Patria llevaría a un escenario de transición más ordenado. Además, un ministro de Economía en campaña presidencial tendería a reforzar las herramientas económicas que lo conduzcan a obtener un mejor resultado en las generales, hecho que incidirá positivamente en el comportamiento del mercado. Asimismo, mejoraría la capacidad del Gobierno de obtener financiamiento a nivel local. 

La caída en el riesgo de refinanciamiento lo venimos viendo en las últimas licitaciones, y este es un hecho que se profundizaría, facilitando las renovaciones en la plaza doméstica, y disminuyendo la volatilidad del mercado

Más moderación y un enfoque diversificado entre dólar, inflación y tasas

Los candidatos presidenciales con mayor probabilidad de ganar las elecciones son moderados y parecerían tener algún consenso en cuanto a las medidas económicas a tomar: tipo de cambio, inflación, tasas, cepo, exportaciones, importaciones, hoja de balance del Banco Central y demás decisiones que estarían en torno a un plan económico integral

El mejor posicionamiento de cara a lo que se viene es claramente un enfoque diversificado entre dólar, inflación y tasas.

El ajuste del tipo de cambio no es evitable para ningún nuevo Gobierno. En el ínterin, Massa seguiría avanzando la velocidad crucero del dólar, que ya supera el 7% en los últimos 30 días. Probablemente ajustará las restricciones en función de la reacción de la economía a las nuevas medidas, a la vez que busque fuentes de crédito con los organismos internacionales, como el FMI, para fortalecer las reservas.

Por lo tanto, los activos en dólares, y los que ajustan a los cambios del dólar oficial -llamados "dollar-link"- parecerían llevarse el primer premio ante el inevitable salto cambiario. En nuestra familia de fondos, el FCI Adcap Moneda es el vehículo ideal. 

Asimismo, la permanencia del cepo después de una devaluación sostendría un nivel de brecha, que proporcionaría un devengamiento de tasa atractivo para los instrumentos dollar-linked. 

Sin embargo, nunca hay que dejar de lado la contracara del efecto del tipo de cambio sobre la inflación, y en este punto, tendríamos que ubicarnos en activos CER, que dentro de nuestra familia de fondos, lo hacemos a través del FCI Adcap Cobertura.

El dato de inflación de mayo fue mejor del esperado al situarse en el 7,8% frente a un pronóstico del 9%. La dinámica de los precios se mantendría en niveles similares para los próximos meses. Sin embargo, vemos una mayor incertidumbre hacia la última parte del año, ante la cercanía del nuevo presidente que llegue a la Casa Rosada. 

En términos de tasas, pensamos que el BCRA ya estaría más cerca de culminar el sesgo alcista dado el IPC más bajo de lo esperado de mayo y el nivel de pasivos del BCRA que supera el 10% del PIB. 

La entidad monetaria hizo un esfuerzo nominal grandioso con un ciclo de subas por 2.200 puntos básicos en lo que va del año, para llevar a la Tasa de Política Monetaria al 97%. Para esta clase de activo, lo mejor son instrumentos cortos y líquidos, como los fondos llamados T+1, como el FCI Adcap Pesos Plus.

También recomendamos tres carteras de fondos según objetivos de inversión. Éstas son: manejo de liquidez, renta corporativa y cobertura

Para los inversores que buscan potenciar los retornos de sus necesidades de liquidez, sugerimos una ponderación del 50% para el FCI Adcap Ahorro Pesos (T+0) y el restante 50% para el FCI Adcap Pesos Plus (T+1). La cartera final tiene una duración de 0,18 años y una TNA proyectada del 92%. 

Por su parte, para los inversores que busquen exposición moderada a renta corporativa recomendamos el siguiente portafolio de fondos: 10% Adcap Ahorro Pesos (T+0), 40% Adcap Renta Fija y 50% Adcap Moneda (DL). 

La combinación de estos fondos que componen la cartera Renta Corporativa tiene una duración de 1,4 años y una TNA proyectada del 105%. El FCI Adcap Renta Fija es un fondo diversificado en las diferentes clases de activos, y el Adcap Moneda es un FCI dólar linked. 

Ahora bien, aquellos inversores que también busquen cubrir ambos riesgos (inflación/devaluación), recomendamos la cartera Cobertura. En ella se ofrece, a través de 50% en el Adcap Cobertura y 50% en el Adcap Moneda, un buen mix entre soberanos CER que devengan una tasa que ajusta a la inflación en conjunto con activos corporativos que ofrecen cobertura contra un salto cambiario. El portafolio tiene una duración de 1,3 años, con una TNA proyectada del 115%. 

Por otro lado, para los inversores con un perfil de riesgo moderado que busquen alternativas para hacer rendir los dólares, dentro del universo de FCIs recomendamos el FCI Adcap Renta Dólar. 

Este fondo está en condiciones de captar un buen devengamiento de tasa en dólares, producto de sus inversiones en créditos de alta calidad crediticia (sin soberanos) emitidos en Argentina y América Latina. 

En Argentina, el fondo tiene un 20% en CABA, Córdoba, Santa Fe, YPF y Pampa Energía, créditos que no encuentran problemas para acceder a los dólares para pagar sus bonos. 

El resto de los créditos son de América Latina, con el 25% en Brasil, en créditos como Banco Itaú y Embraer, y 7% en Chile, en Colbún y Enel. El fondo Adcap Renta Dólar tiene una duración de 1,5 años y un rendimiento del 6%.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés