Los granos bajaron más y el BCRA volvió a perder reservas

dolar_bcra
Luis Varela Luis Varela 21-01-2021
Compartir

Por Luis Varela

Finalmente, después de un proceso electoral ciertamente escandaloso, Joe Biden asumió a los 78 años como el Presidente número 46 de Estados Unidos y contrariamente a lo que se venía dando en las últimas ruedas, el dólar global volvió a bajar contra casi todas las monedas, Wall Street lo recibió muy firme con nuevos máximos y las commodities tuvieron una respuesta híper selectiva, sin buenas noticias para Argentina.

Si bien la nueva secretaria del Tesoro norteamericana Janet Yellen venía adelantando que la política de su mandato llega para terminar con la devaluación del dólar y sostener el valor de la divisa, el billete verde retrocedió ayer contra casi todas las monedas: en el exterior subió 0,2% contra el euro, pero bajó 0,2% contra la libra, 0,3% contra el yen, 0,4% en México, 1% en Brasil y cayó 2,1% en Chile. Y, con estos valores, el yuan se consolida como la mejor moneda de lo que va de este año y el real brasileño como la peor.

A nivel local, el mercado cambiario operó en la misma línea que lo acontecido últimamente, con los dólares financieros firmes y el blue en baja, aunque lo destacado de ayer es que el Banco Central volvió a perder reservas por segundo día consecutivo, algo que no genera ninguna tranquilidad en el sistema, ya que las reservas netas reales de la autoridad monetaria están en posición negativa, y no tiene espaldas como para aguantar mayores presiones.

De hecho, para frenar el impulso de los dólares financieros, la Comisión Nacional de Valores aceleró inspecciones cobre las Casas de Bolsa, ahora denominadas ALYC, y terminó suspendiendo a una (Eco Valores) por realizar operaciones fuera de la normativa con el dólar MEP y el contado con liquidación.

Con esa mayor vigilancia sobre las operaciones, que por cierto no genera ninguna tranquilidad en la plaza financiera, el dólar turista bajó 2 centavos hasta $151,40, el oficial bajó 1 centavo hasta $91,76, el blue bajó un peso hasta $156 y el mayorista subió 14 centavos hasta $86,35. El Banco Central volvió a perder reservas: las achicó en US$ 36 millones hasta US$ 39.743 millones. El dólar MEP subió 24 centavos hasta $145,72 y el contado con liquidación trepó 48 centavos hasta $148,36. Y con eso la brecha entre el dólar oficial y el blue bajó al 70% y la del CCL y el mayorista fue del 72%. Y, medidos en pesos, la libra subió 41 centavos hasta 117,91, el real subió 16 centavos hasta 16,27 y el euro bajó 1 centavo hasta 104,52.

La baja global del dólar tuvo impacto selectivo en el valor de los commodities. Últimamente, cada vez que el dólar estaba con tendencia bajista, todos los commodities subía en bloque, pero ayer no se dió esa tendencia. Con los árabes a punto de cortar la oferta, el petróleo volvió a estar para arriba. Y los metales estuvieron todos para arriba, tanto los preciosos como los básicos. Pero los valores que sufrieron una estocada fueron los granos y las criptomonedas, que volvieron a ver precios hacia abajo.

Con notable volatilidad, precios hacia arriba y hacia abajo, dependiendo de cada rumor sobre las inminentes medidas que tomará Biden, tanto lso granos como las criptomonedas tuvieron un día completamente ululante. En Wall Street se repitió que Biden tiene listos 14 decretos que saldrán a la luz entre hoy y mañana y esas decisiones pueden llegar a alterar varios canales de inversión, por lo que hay que estar muy atentos en las próximas horas.

Con respecto a los granos, hasta media rueda se observó en Chicago un derrumbe de hasta el 2,5%, pero al cierre los precios terminaron sin tanto daño, con una baja del 1%. Y con las criptomonedas sucedió algo parecido: hacia mitad de rueda se veían caídas de hasta el 6% y en el cierre se terminaron viendo achiques de entre el 3 y el 4%.

Sin importar la volatilidad de los commodities, la Bolsa de Nueva York tuvo una rueda exultante. Sus principales índices anotaron subas de hasta el 2%, con el Nasdaq arriba de todo, y con fuerte impulso para papeles como Netflix, Ford, Alphabeth y Alibaba, cuyo dueño, el chino Jack Ma, apareció en un video luego de largas semanas de dudas sobre lo que había pasado con su existencia, luego de que el mandamás Xi Jiping decidió intervenir en parte de su compañía.

Pero muy lejos de las sonrisas de la Bolsa de Nueva York, las Bolsas latinoamericanas estuvieron casi todas para abajo. Sólo Santiago de Chile pudo estar aliviada, ya que el cobre sigue enarbolado. Pero las Bolsas de México, de San Pablo y de Buenos Aires anotaron bajas, con los granos retrocediendo más de 20 dólares respecto de los máximos de hace unos dias, y con contratos futuros que muestran que las bajas pueden seguir.

Con más negocios, 960 millones de pesos en acciones y 1.922 millones en cedears, la bolsa de Buenos Aires bajó 0,6%. Y la nota del día fue el descenso que se mostró en las ADRs argentinas que cotizan en Nueva York, con duras caídas para Cresud por la baja de los granos y para YPF, ya que la salida de Guillermo Nielsen y la entrada de un santacruceño significa que Cristina Kirchner ganó espacio sobre otra caja importante, con miras a un año electoral que requerirá de mucho financiamiento.

El día, con dólares financieros firmes, reservas en baja y acciones débiles, tuvo una buena noticia: se observó un leve repunte para los titulos públicos argentinos, por lo que el riesgo país cedió 12 puntos hasta 1.421 puntos. La operatoria tuvo más volumen y una gran selectividad, con gran diversificación de operaciones, ya que los negocios se repartieron en muchos más papeles. Uno de los motivos que impulsó esta mejora, tras semanas en baja tuvo que ver con un anuncio del ministerio de Economía, que anunció que el 2020 cerró con un déficit primario de 6,5%, menor al proyectado. Y, además de este buen dato, en el mercado empieza a pensarse que con Biden al mando, puede haber algo de luz con el FMI, y eso le daría oxígeno a los precios basura que tienen los papeles locales.

En un informe de hace pocos días el Banco Central destacó que dentro de todos los especialistas que consulta para analizar las expectativas de mercado (REM) el Banco Credicoop, el estudio Broda y el estudio de Gabriel Rubinstein fueron los más destacados de 2020, ya que sus pronósticos se acercaron mucho a lo que al final fue la realidad.

Y justamente ayer Gabriel Rubinstein hizo algunas declaraciones sobre como ve lo que puede suceder en 2021. Esencialmente dijo: "La inversión en la Argentina es bajísima, va a seguir siendo muy baja y el país tiene un grave problema. El Gobierno tiene ideas que ahuyentan y solo puede tener un capitalismo de amigos, de beneficiar a cinco o seis empresas. Guzmán tiene la clara decisión de no hacer una devaluación brusca antes de la elección y es probable que lo logre. Pero la brecha del 70% es insostenible, puede subir, y después de la elección habrá un ajuste. Van a plantear las cosas para que la economía esté mas o menos tranquila previo a la elección de octubre. Y es probable que haya un acuerdo light inicial con el Fondo, pero luego de la elección se planteará una discusión más seria. Muchas consultoras esperan para este año una inflación del 55%, nosotros esperamos 45%".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés