El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Feb

BUE 22°C
Panorama

La suba del petróleo en el mundo empujó a la Bolsa local

Los dólares libres saltaron, los bonos cedieron y la Bolsa se salvó porque subió el petróleo a nivel mundial y el Merval está muy empetrolado.

Ahorristas e inversores siguen muy asustados y se van del peso.
Ahorristas e inversores siguen muy asustados y se van del peso.
Luis Varela 28 septiembre de 2023

Sin cambios, con una catarata de números que marcan un diagnóstico cada vez peor, la economía argentina sigue marcando un tobogán bajista, que ya produjo más de 18,5 millones de pobres a junio, lo cual significa el 40,1% de la población, pero especialistas en tendencia social advierten que para las mediciones de diciembre próximo puede estar en la zona del 45% y para junio de 2024 superando el 50%, sea quien fuere el Presidente elegido para reemplazar a Alberto Fernández el próximo 10 de diciembre.

De este modo, ayer se acentuó la corrida cambiaria, con un salto de $15 para el dólar blue y el dólar fuga, con bonos prácticamente quietos, riesgo país subiendo otras 14 unidades, hasta 2.399 puntos básicos, y con la Bolsa de Buenos Aires recuperando porque buena parte de las cotizantes están empetroladas, y como el petróleo está muy para arriba en el mundo, el S&P Merval tuvo ayer un día de recuperación.

Viento en contra externo

powell-fed
 

Y por si todo esto no fuera ciertamente desesperante, ayer se reforzó el viento en contra que muestran los mercados internacionales, con otra potente suba en el precio del petróleo, algo que complica notablemente la inflación mundial y los intentos de los principales bancos centrales por dominarla. Y el contexto se dio con otro elemento que estrangula a los mercados emergentes y que pone al límite a los endeudados: la tasa a 30 años de EE.UU. está volando, en el 4,7% anual. 

En este contexto, el CEO de JP Morgan, Jamie Dimon, advirtió que "si la Fed se ve obligada a seguir subiendo la tasa todo se va a complicar, ya está casi descontado que la subirá de 5,5 a 5,75% antes de fin de año, pero si esa tasa llega al 7%, agárrense, porque el índice Nasdaq 100 pende de un hilo y pronto podría caer a US$ 13.825, lo cual significaría una caída de más del 5% respecto del nivel actual (ayer cerró a 14.580 desde los 16.300 que tocó hace 22 meses. 

Mientras siguen los tironeos entre demócratas y republicanos para determinar el nivel del gasto en EE.UU., el Presidente Joe Biden se sumó a un acto sindical de la UAW, la unión de trabajadores vinculados a la industria automotriz, que están en huelga reclamando un aumento del 40%, al tiempo que se registraron saqueos en Filadelfia, que ponen en alerta a EE.UU. y obliga a grandes marcas a cerrar locales desde San Francisco hasta Nueva York.

Frente a esos semáforos intermitentes, los precios contado de los bonos de EE.UU. siguieron bajando, y en contraposición, las tasas largas de los papeles de la Fed suben más, con una curva que se aplana: ayer se pagó 5,5% anual a 1 año de plazo, 4,7% a 5 años, 4,6% a 10 años y 4,7% a 30 años. Así, en el exterior -como a otras economías mundiales les va peor- el dólar global volvió a subir contra casi todo: el billete verde aumentó 1,2% en Brasil 0,8% en México y Chile, 0,7% contra el euro, 0,4% en Japón y 0,2% contra la libra, y no se movió en China.

Y como el dólar está subiendo fuerte en Brasil (aumentó de 4,72 a 5,04 reales en los últimos dos meses), se teme que el comercio exterior argentino empeore y que el reparto de "platita" sin fin que está haciendo Massa, con dólar oficial anclado, termine provocando una fuerte inflación en dólares, por lo que el mercado cambiario argentino fue ayer un hervidero. 

El dólar en Argentina

dolar
 

Con todo tipo de dólares especiales, el BCRA apenas compró US$ 3 millones en el mercado y perdió reservas por otros US$ 86 millones (ya pierde US$ 759 millones en lo que va de septiembre), por lo que los inversores se asustan. El stock total de depósitos privados en dólares que hay en los bancos cayó al nivel más bajo en once meses y los precios del día pegaron otro salto. El dólar brincó $15 hasta $773, el Senebi subió $11 hasta $774,47, el MEP subió $3,03 hasta $689,92 y el contado con liquidación saltó $14,99 hasta $793,29. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue saltó al 110% y la del CCL con el mayorista escaló hasta el 127%.

En el medo de toda esta fuerte presión cambiaria surgió una escena que parecía del viejo programa cómico deportivo "Titanes en el ring". El Banco Central, de manera muy poco profesional, creyó que colocándole un cepo a las billeteras virtuales cortaría la corrida cambiaria en curso, poniéndole un cepo a especuladores especializados en encontrar grietas para escapar por donde sea. Frente a eso, para ver si lograba una tregua, dándose cuenta del error, el propio Sergio Massa le ordenó al BCRA que diera marcha atrás con la medida, vendiendo su indicación diciendo que había acordado una reducción de comisiones con Mercado Pago.

Esta situación siguió sin favorecer la tendencia de los títulos públicos que se siguen arrastrando. Y, con más volumen operado, los bonos argentinos tuvieron otra leve baja y el riesgo país subió otras 14 unidades, hasta 2.399 puntos básicos. Fue en un día en el que la Secretaría de Finanzas realizó una nueva licitación en la que no solo pagó los vencimientos que caían, sino que además tomó más deuda, y con un costo que será muy duro para el próximo Gobierno, sea quien fuere el presidente elegido.

Resultado de la licitación

Con 965 ofertas, la Secretaría de Finanzas captó $ 534.270 millones en Lelites, Lecer, Boncer y Bono Dual. El 46% del dinero captado fue en un Bono de la Nación Argentina en moneda Dual con vencimiento 30 de junio de 2024 (tdj24 - reapertura), el 24% en una Letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 20 de febrero de 2024 (x20f4 - nueva), el 17% en un Bono del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 4% vencimiento 14 de octubre de 2024 (t4x4 - reapertura), el 6% en un Bono del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 3,75% vencimiento 20 de mayo de 2024 (t6x4 - reapertura), el 5% en una Letra del tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 18 de enero de 2024 (x18e4 - reapertura) y el 4% restante en una letra de liquidez del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 18 de octubre de 2023 (nueva)

Cierres mixtos en las bolsas

mercados
 

Mientras tanto, la situación de los papeles privados está como sin dirección, sin tendencia, en todas partes. Ayer hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: con baja del 0,2% para el Dow, S&P sin cambios y suba del 0,2% para el Nasdaq. Mientras que la Bolsa de San Pablo subió 0,1% y la de México mejoró 0,6%.

Por encima de estos resultados, la Bolsa de Buenos Aires tuvo ayer un día de recuperación, porque como subió de manera notable el petróleo, el índice bursátil local terminó cosechando ese aumento del crudo. Con $11.547 millones operados en acciones y $22.279 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires recuperó 2,5%. Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York mostraron subas del 1% al 4% para YPF, Loma Negra, Edenor, TGS, Cresud, Central Puerto y Pampa E; con baja del 1% para Despegar.

A pesar de haber tasas volando, las tensiones geopolíticas mundiales e internas de EE.UU. hicieron que ayer se produjera un violento salto del 3,8% para el petróleo, con metales preciosos en descenso, metales básicos mixtos, granos también sin tendencia definida, ni en Chicago ni en Rosario. Y con una suba del 0,2% para el bitcoin, con posiciones muy volátiles en el resto de las criptomonedas.

Con sus números, el mercado propiamente dicho avisa que la crisis por venir es de proporciones. Y eso se ve con claridad en los precios de default que siguen registrando los bonos argentinos. Explicando las miradas de alguna forma, se dice que los inversores de Wall Street no esperan que Argentina tenga por delante una etapa de liberalismo, ni de normalización del mercado. Sino caos, con posible ruptura de contratos, sin saber dónde hacia dónde pueden ir a parar las cosas. 

Posiblemente por eso, en un hilo de tuit, el secretario de Finanzas aludió ayer a que por delante habrá más canjes voluntarios de bonos, pero sin que nadie explique por ahora de qué modo se va a resolver la bomba de leliqs, que ya llega a $ 21 billones, con pago de $ 2,1 billones en intereses por mes, lo cual significa que la maquinita de emitir dinero va a seguir funcionando de manera imparable.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés