El Economista - 70 años
Versión digital

mie 08 Feb

BUE 27°C
Versión digital

mie 08 Feb

BUE 27°C
Análisis

Intercambio automático de información tributaria: ¿más acotado de lo que plantea el Gobierno?

Luego de meses de expectativa, finalmente se firmó el acuerdo. Sin embargo, los especialistas dudan de su alcance.

El ministro de Economía, Sergio Massa, junto al embajador de Estados Unidos, Mark Stanley
El ministro de Economía, Sergio Massa, junto al embajador de Estados Unidos, Mark Stanley
Ludmila Di Grande Ludmila Di Grande 05-12-2022
Compartir

El ministro de Economía, Sergio Massa, y el embajador de Estados Unidos en Argentina, Mark Stanley, firmaron este lunes el acuerdo de intercambio automático de información tributaria entre la Afip y su homóloga estadounidense, la Internal Revenue Service (IRS).

Ambos definieron el entendimiento como un "gran paso" en la relación bilateral. 

El acuerdo que Estados Unidos tiene con otras 100 administraciones extranjeras, prevé el intercambio en forma "masiva y automática" de cuentas financieras y utilidades o rentabilidades que puedan haber percibido esas cuentas por formar parte de una sociedad o por tener alquileres de propiedades.

Incluye también la transferencia entre cuentas, la integración de capital de sociedades y todas las tenencias vinculadas a actividades reguladas por el sistema financiero.

Argentina debe realizar el mismo proceso, en el marco de un intercambio de información que se va a dar a lo largo de un plazo de 9 meses (desde el 1° de enero hasta el 30 de septiembre).

"Hoy estamos dando un paso que llevó mucho tiempo para el país pero que, a partir de la llegada de Stanley a Argentina, se transformó en poco tiempo", subrayó Massa en el marco del acto realizado en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

"En 2017, Argentina firmó un acuerdo Fatca (Foreign Account Tax Compliance Act), pero con una particularidad; no nos sirvió para nada, porque era de intercambio persona por persona frente a requerimiento. Este año sólo tuvimos información de 68 ciudadanos con ese modelo de acuerdo", indicó el ministro.

"No vamos a perseguir a nadie, es un acto de justicia tributaria", afirmó el titular de la cartera económica.

El director del Estudio Ghirardotti, Mariano Ghirardotti, explicó que "Estados Unidos estableció unilateralmente el sistema Fatca, el cual obliga a las entidades financiera a informar al gobierno norteamericano todas las cuentas y movimientos que involucren en su país de origen a norteamericanos o residentes. Al contar el gobierno con la información, puede cobrar tributos a través de la IRS. La Ley Fatca se promulgó en 2010. Lo que no existía es algo recíproco con Argentina".

"Sí existía un acuerdo firmado en 2016, en el cual se establecía un intercambio a requerimiento. Este se usó muy poco y se preveía un acuerdo automático en ese mismo texto, pero parece que lo que se firmó ahora genera una obligación de intercambio entre ambos países", agregó el especialista.

Por su parte, Stanley señaló: "El acuerdo es recíproco, y Estados Unidos también proporcionará cierta información relativa a las cuentas financieras mantenidas por residentes argentinos en instituciones financieras estadounidenses".

"Hasta la fecha, Estados Unidos ha firmado más de 100 acuerdos bilaterales de este tipo con jurisdicciones extranjeras. Sergio (Massa), sé que su equipo y el nuestro han trabajado muy estrechamente para concluir este acuerdo, y le agradezco por ello", señaló el embajador.

"La firma supone un importante paso en nuestros esfuerzos mutuos para combatir la evasión fiscal en el extranjero que afecta a ambos países y aumentar la transparencia en el sistema financiero mundial", agregó.

Por otro lado, Massa solicitó al Congreso que ponga en marcha "una legislación que promueva la exteriorización y castigue con toda la fuerza de la ley a aquellos que no blanqueen".

El Gobierno busca que se trate la normativa antes del 30 de diciembre.

En el Palacio de Hacienda apuntan a los contribuyentes que eludieron el blanqueo implementado durante la administración de Mauricio Macri, que se refugiaron en el vacío de intercambio de información de Estados Unidos con Argentina, ahora estarán comprendidos en el nuevo acuerdo y serán objeto de investigación por parte del fisco.

En aquel blanqueo, se exteriorizaron capitales por más de US$ 115.000 millones, tras la aprobación del Congreso luego reforzada por un decreto que permitía la adhesión de familiares de los funcionarios.

La opinión de los especialistas

Ghirardotti indicó que con este acuerdo no serán informadas las cuentas corrientes y las sociedades norteamericanas o extranjeras donde los beneficiarios finales sean argentinos porque la IRS no tiene esa información.

"La información que se va a obtener es más acotada de lo que se está planteando", agregó. 

En el mismo sentido, Diego Fraga, socio de Expansion Business, señaló que "será imposible para la Afip poder acceder a la información de evasores que tengan sus activos financieros a través de sociedades o estructuras, ya que el acuerdo -como parece que así será- no contemplará el envío de datos de sus beneficiarios finales. Esto podría cambiar en el futuro pero, hasta ahora, ningún acuerdo intergubernamental recíproco suscripto por Estados Unidos contempla el envío de tales datos. Tampoco se enviarán datos de cuentas financieras que no devenguen intereses o dividendos o que los devengados sean menos de US$ 10 al año. En cuanto al monto mínimo a informar por cada cuenta, podría llegar a ser de US$ 50.000"

Consultado por distintas maniobras que se hayan podido hacer en estos meses para evadir el acuerdo, Ghirardotti dijo: "Lo que se pudo haber hecho es cambiar la residencia o domicilio de la cuenta o bien, transferir la cuenta a nombre de una sociedad extranjera donde el IRS no pueda llegar al beneficiario final".

En esta línea, Martín Litwak, abogado especializado en planificación patrimonial y fiscalidad internacional, aseguró: "Siempre hay 'loop holes' o lagunas en los acuerdos, y este no va a ser la excepción. Massa, en su discurso, incurrió en muchísimos errores conceptuales. El alcance del acuerdo va a ser mucho menor de lo que pretendió mostrar". 

En tanto la eficacia del nuevo acuerdo, Fraga afirmó que "es bastante relativa y dependerá de la letra del acuerdo, así como de determinadas condiciones técnicas y políticas que suele evaluar la IRS antes de poner a sus funcionarios a trabajar para otro gobierno y enviar los datos. Lo que se puede anticipar es que la puesta en marcha no será inmediata. Es muy poco probable que el envío alcance el período fiscal 2022 y habrá que ver si logra ponerse en práctica para el período 2023. Por lo tanto, resultará difícil que pueda ser usufructuado por el actual gobierno, más allá de las incesantes declaraciones públicas".

"Por otra parte, aún con el convenio firmado, tampoco es seguro que el fisco norteamericano envíe la información a este gobierno, ya que existen algunas manchas en la Afip de filtraciones de datos y de utilización política de información sensible. Si a ello sumamos el peligroso alineamiento internacional de un sector importante del Gobierno (Venezuela, Rusia, Irán), probablemente la firma actual por parte de Estados Unidos sea para poner en marcha con el próximo gobierno. Tampoco hay demasiadas chances de que el actual Gobierno logre la aprobación de una amnistía fiscal (condición previa para el intercambio) antes de las elecciones, ya que se trata de una herramienta recaudatoria importante para cualquier gestión entrante y resulta difícil que la oposición acompañe un proyecto que le restaría recursos a su eventual gobierno", agregó. 

El blanqueo: ¿siempre se beneficia a los evasores?

En lo que refiere al blanqueo que el Gobierno quiere enviar al Congreso, Litwak dijo: "La única chance que tiene de ser exitoso es que se cree un ambiente de mucho miedo. Argentina no ofrece hoy estándares mínimos de seguridad jurídica como para persuadir a quien decidió sacar dinero del sistema a volver a ingresarlo". 

En tanto, Fraga afirmó: "Para que un nuevo blanqueo genere confianza, antes debería existir un cambio estructural muy grande en el país. Por un lado, debería reformarse completamente el sistema impositivo argentino, reducirse drásticamente el gasto público y trabajar intensamente en un plan serio de reducción de inflación". 

"También deberá existir un amplio consenso político en lo que hace a las bases de nuestro sistema democrático, de la libertad económica, de la división de poderes y los derechos individuales, algo que hoy no ocurre en Argentina. Respecto de lo que debería contener ese eventual proyecto de blanqueo no hay demasiados secretos: debería ser amplio, como el exitoso sinceramiento fiscal del Gobierno de Mauricio Macri", agregó.

Sobre esto último, Litwak indicó: "Un punto clave, que en el sinceramiento fiscal de Macri no se logró, es asegurar la privacidad del pagador de impuestos que decida entrar al mismo. Dudo que este Gobierno priorice ello".

Ricardo Paolina de Lisicki Litvin aseguró que "para que el blanqueo sea exitoso, es importante que las reglas de juego sean claras. No se pueden aumentar impuestos después de un blanqueo estableciendo alícuotas totalmente confiscatorias porque esto ineludiblemente conlleva reclamos judiciales y no favorecerá la recaudación fiscal".

Por su parte, Fernando López Chiesa consideró que "es importante premiar y generar beneficios para todos aquellos contribuyentes que tienen sus cuentas en regla, que vienen declarando desde hace tiempo sus ganancias y sus tenencias en el Impuesto sobre los Bienes Personales. Esto es clave a los efectos de generar una adecuada cultura tributaria. Sino siempre se beneficia al que evade, al que esconde los activos".

"Se estima que podría llegar a haber un universo imponible de cuentas no declaradas en Estados Unidos que alcanzaría los US$ 100.000 millones, cifra que repercutirá en el impacto de los impuestos nacionales, no solamente en Ganancias por los rendimientos que estas cuentas puedan generar, sino también en el Impuesto sobre los Bienes Personales", detalló Chiesa.

TODA LA INFORMACION DE AFIP

La constancia de inscripción a los Ingresos Brutos es un documento que se puede obtener a través de la página web del ente provincial correspondiente. Este es el paso a paso.

En el caso de que seas monotributista, podrás adherirte al débito automático y acceder a ciertos beneficios. El paso a paso.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés