Inflación de mayo no permitiría al BCRA relajar sus tasas

El BCRA tendrá poco margen de acción pese a que la inflación fue más baja en mayo

06-06-2017
Compartir

El jueves 15 será otra prueba para el Gobierno cuando se publique el dato de inflación del mes de mayo. Según las consultoras privadas, el número estaría entre 1,5% y 1,8% para el quinto mes del año, desacelerando desde el 2,6% de abril. De todas formas, si bien el dato será festejado en el Gobierno y redoblarán el discurso de cambio de tendencia para los precios, el Banco Central tendrá poco margen de acción.

Sucede que la menor tasas de inflación era algo esperado por el Central. De hecho, venían avisando que en junio y julio se verá una caída “dramática” de los precios que los dejaría bien posicionados para el último tramo del año. Dicen que en pocos meses, la inflación estará corriendo a una tasa anualizada del 20%, más cerca de su meta anual del 17% para este año.

Pero, como siempre dicen en el Central, las acciones de política monetaria que se toman ahora vienen a influir en las expectativas a futuro. El movimiento que se hace ahora impacta en las variables recién varios meses después. El famoso “rezago”. Por eso, en el BCRA tomaron nota del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que marcó un aumento de la expectativa inflacionaria para el año.

El REM mostró que las consultoras y bancos consultados siguen también pesimistas y aún bastante lejos de los pronósticos de Federico Sturzenegger. Los analistas pronostican una variación de precios a diciembre de 2017 del 21,6%, esto es un aumento de 0,6 puntos porcentuales respecto del relevamiento previo. Así, el año cerraría con 4,5 puntos más de inflación que la meta más alta establecida por el Central.

“Se espera que el IPC de mayo muestre una desaceleración significativa en comparación con los pasados tres meses, como lo anticipan los indicadores privados de alta frecuencia. Aunque esto permitiría al BCRA reanudar su ciclo de baja de tasas, las expectativas para el 2017 han crecido. Por lo tanto, estaría enviando señales mixtas a la entidad”, sostienen desde Banco Mariva.

Desde Econviews, la consultora de Miguel Kiguel, creen que el BCRA mantendrá su tasa de política monetaria (los pases pasivos) en el nivel actual de 26,25% hasta que finalice el primer semestre y luego recortará 75 puntos básicos por mes hasta llegar a 21,75% a fin de año.

Habrá que ver cuándo el banco empezará a relajar las super tasas en pesos si las perspectivas del mercado no cambian rápidamente como esperan. Por lo pronto, con un dato de inflación mensual más bajo de lo que venía, no podrán activar el desahogo financiero vía una reducción de tasas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés