El Economista - 70 años
Versión digital

sab 15 Jun

BUE 12°C
Buenas noticias

Exportaciones: hay renovadas oportunidades en Asia Pacífico

Las políticas públicas deberían estar más atentas a las señales del comercio mundial, y actuar positivamente en consecuencia

En países de Asia Pacífico demandan aquellos bienes donde Argentina es muy competitiva.
En países de Asia Pacífico demandan aquellos bienes donde Argentina es muy competitiva.

En una economía mundial cada vez más complicada, con conflictos bélicos y geopolíticos, con inflación y desaceleración en el nivel de actividad, y con una Fed que viene cambiando su política monetaria, dada la alta inflación en EE.UU., comenzando a generar un superdólar, las perspectivas del comercio internacional también prometen cierta ralentización. 

En ese sentido, Argentina no viene de una trayectoria atrayente en materia de exportaciones, competitividad e inserción internacional. El proceso de estanflación que comenzara en 2012 y persiste hasta la actualidad, con una dinamización muy acelerada de la inflación, que apunta en 2022 a no menos de 70% anual, ha contribuido a erosionar las exportaciones de bienes. 

La comparación de las exportaciones argentinas con las importaciones mundiales es aleccionadora, como se verifica en el gráfico. Hasta 2011, las exportaciones argentinas “acompañaron” el ciclo mundial de mayor comercio. Desde entonces, el comercio mundial creció hasta 2014, cuando comenzara la caída del precio internacional de los commodities. Esta ralentización sintió el impacto de la guerra comercial entre EE.UU. y China y luego, de la pandemia Covid-19. El crecimiento del comercio vuelve a estar golpeado en 2022 por los grandes cambios geopolíticos derivados de la invasión rusa a Ucrania y de la mayor inflación global. 

screenshot_31
 

Por su parte, desde el máximo de exportaciones de bienes de Argentina de 2011, ni siquiera en 2021 se ha logrado superar aquella cifra. La irregular performance de las exportaciones argentinas, muy inferior a la evolución del resto del mundo, es demostrativa del retroceso de la economía nacional en su inserción internacional. 

Como contrapartida, algunas buenas noticias han aparecido en el último mes, que son alentadoras para buena parte de las exportaciones argentinas, sobre todo las más competitivas, las agroindustriales. 

Un reciente acuerdo entre la Argentina e India permitirá exportar 550.000 toneladas de harina de soja a ese país, por lo cual ingresarían US$ 220 millones anuales. La harina de soja es el principal producto de exportación de la Argentina, con US$ 12.100 millones en 2021. 

Por otra parte, el Gobierno de China aprobó la soja tolerante a la sequía HB4 desarrollada por la multinacional argentina Bioceres y el Conicet-UNL. En tanto, Australia y Nueva Zelanda también aprobaron el trigo transgénico argentino tolerante a la sequía, el trigo HB4, otro desarrollo 100% argentino, también entre Bioceres y el CONICET-UNL. 

Indonesia prohibió la exportación de aceite de palma desde el mes pasado. Ante la falta de alternativas al aceite de palma, por efecto de la guerra en Ucrania, que produce y exporta aceite de girasol, suben los precios internacionales de los aceites vegetales, como ser de soja, por ejemplo. El 60% del aceite de palma que se exporta en el mundo proviene de Indonesia, siendo India y China los mayores importadores.

En suma, el comercio está afectado por la crisis de la economía mundial, pero también existen una serie de países de Asia Pacífico, que son los de más alto crecimiento tanto económico como de población, a los que se debe prestar más atención, pues demandan aquellos bienes donde Argentina es muy competitiva. 

Argentina logró una producción récord de 21,8 M de toneladas de trigo en el ciclo 2021/22, pero el actual contexto de política económica, la introducción del fideicomiso del trigo, la extensión de La Niña y el mayor costo de los fertilizantes por la guerra Rusia-Ucrania anticipan una caída en la intención de siembra del orden de por lo menos 20%. Las políticas públicas deberían estar más atentas a las señales del comercio mundial, y actuar positivamente en consecuencia. 

 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés