El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 22°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 22°C
Impacto

Especialistas dudan del alcance real del acuerdo con EE.UU.

Algunos especialistas recuerdan el caso de México como uno que podría repetirse en Argentina. EE.UU. dejó de informarle a ese país, a pesar de tener firmado el mismo acuerdo que suscribieron con Argentina, porque se comprobaron violaciones al secreto fiscal.

"Lamentablemente en Argentina el secreto fiscal y bancario no existe"
"Lamentablemente en Argentina el secreto fiscal y bancario no existe"
Leandro Gabin Leandro Gabin 06-12-2022
Compartir

El anuncio de Sergio Massa sobre el acuerdo de intercambio de información fiscal con EE.UU. generó muchas dudas entre los especialistas. Algunos lo catalogaron como "exagerado" o "poco creíble" en el sentido del alcance que el ministro de Economía aseguró que tendrá. 

Además, las dudas crecen porque Argentina hace agua en un aspecto clave para el IRS (el organismo recaudador de EE.UU.): el secreto fiscal. De hecho, lo que no se dijo del anuncio es que tomará tiempo que la AFIP pueda tener "a punto" el sistema y pase el filtro del ente estadounidense.

Algunos especialistas recuerdan el caso de México como uno que podría repetirse en Argentina de seguir la tendencia de poca prudencia para cuidarse de la filtración de datos. EE.UU. dejó de informarle a ese país a pesar de tener firmado el mismo acuerdo que suscribieron con Argentina porque se comprobaron violaciones al secreto fiscal.

En el caso local, el más resonante fue cuando se publicaron quienes habían blanqueado durante el Gobierno de Mauricio Macri. La filtración, cuando estaba Alberto Abad como titular de la AFIP, dio vuelta al mundo sobre la endeble protección que existe de la situación fiscal y patrimonial de los contribuyentes. Algunos dicen que por eso la demora en la firma del nuevo entendimiento. 

"Que se firme hoy no significa que se pase automáticamente información. Hay que ver si EE.UU. confía en el sistema argentino por las filtraciones que hubo. Si sucede algo así, cualquier contribuyente puede pedirle al IRS mediante una denuncia en EE.UU. que debido a que no se cumple el secreto fiscal no le brinde información a este país", explicó Sebastián Dominguez, de SDC Asesores Tributarios. 

Como la AFIP suele ser un "colador", los especialistas dicen que hay que ver cuánto tiempo lleva la implementación del acuerdo firmado, que no será automático y que los "beneficios" no los verá este Gobierno. El Gobierno argentino podría llegar a cumplir con todas las normas de seguridad informática y de ciberseguridad que requiere Estados Unidos, algo que en papeles debería poderse hacer, pero también es cierto la Argentina tiene antecedentes de estar "flojito" en ese plano.

"Lamentablemente en Argentina el secreto fiscal y bancario no existe. Es muy fácil vulnerarlo y eso no es algo tolerado en esta clase de acuerdos. Es fácilmente demostrable que los datos de los ciudadanos no están cuidados por el Estado", dijo otro asesor tributario que pidió el anonimato porque "todavía no está la letra chica y no hay que salir con las tapones de punta antes de tiempo".

"Cualquier persona pública, empresarios, políticos y demás han visto vulnerado el secreto fiscal y bancario varias veces", agregó. 

Y César Litvin indicó a la agencia NA que "Estados Unidos exige estrictas normas de confidencialidad fiscal e informática" a los países con los que firma este tipo de convenios, que son, en realidad, una decena por lo que consideró que "no se va a implementar inmediatamente".

La otra pata que genera ruido es, previamente, la del blanqueo que lanzó Massa (quizás la que pueda tener algo de efecto más inmediato). "Este Gobierno ha atacado a los blanquearon antes, por eso es difícil creerle. Habrá dudas por bienes personales y el alcance del impuesto a la riqueza. Lo que hizo el gobierno hace que la gente no confíe", aseguró Domínguez.

Litvin explicó, por otro lado, que "hay que mirar la letra chica" del acuerdo para ver si el mismo va a alcanzar sólo a los titulares de cuentas o si se incluye a los beneficiarios finales.

En ese sentido, el abogado especializado en planificación patrimonial, Martín Litwak, sostuvo que hay diferencias entre lo que dijo Massa y lo que informó Estados Unidos. Un punto central, sostuvo, es que el comunicado del IRS habla de "cierta información" que se compartiría con Argentina, lejos de la puerta giratoria que anunció Massa.

"Para que quede claro. Aún cuando el Gobierno se ocupó de ocultar el texto del tratado, todo indica que firmó un IGA1 absolutamente standard que desde ya no alcanza ni afecta accionistas, directores o beneficiarios finales de sociedades y mucho menos de trusts", apuntó el mediático abogado que una vez sonó como posible embajador en EE.UU. durante el macrismo por su cercanía a la familia Trump.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés