El Economista - 73 años
Versión digital

lun 15 Jul

BUE 11°C
Sistema descentralizado

Las blockchains potencian nuestras libertades de expresión, comercio y ahorro

Un registro en Internet que ningún ente maneje y al que todos tengamos acceso. Es el tipo de plataformas que van a revolucionar todo.

¿Veremos un futuro Twitter descentralizado en el que cualquiera pueda escribir lo que desee y donde los tuits queden fijos sin poder ser borrados?
¿Veremos un futuro Twitter descentralizado en el que cualquiera pueda escribir lo que desee y donde los tuits queden fijos sin poder ser borrados? .

A comienzos del corriente mes explicamos cómo el mundo cripto podría quedar en manos de 7 personas debido al éxito de USDT, la stablecoin de Terra. La semana pasada Justin Sun, el creador de la Blockchain Tron, anunció el lanzamiento de USDD, un criptodólar que tendría un funcionamiento similar al de Terra, pero que sería desarrollado sobre la plataforma mencionada. 

Así como en el caso de Terra, la plataforma ofrece jugosos intereses a quienes se sumen y mantengan posesión del criptodólar. A la vez, Sun promete rendimientos de 30% anual en dólares. Nada mal aunque siempre hay que ser precavido con estos “regalos”.

Se trataría de una nueva stablecoin descentralizada, o sea sin un emisor central que pudiera frenar transacciones o decidir quién puede o no participar. Son ese tipo de herramientas ideadas para evitar la censura de los reguladores. 


El negocio del año es exportar servicios desde Argentina y cobrar en criptomonedas. Me pregunto cuanto falta para que alguien desarrolle una app que permita transferir criptos, pero que el monto se defina en pesos utilizando el tipo de cambio blue del momento.

Reguladores como el caso de Michael Barr, ex consejero de Ripple (una de las blockchains más importantes) y ex miembro del Tesoro durante la época de Barack Obama, quien fue nominado por Joe Biden para ingresar en la Reserva Federal en el puesto que algunos consideran como el más importante entre quienes tienen a su cargo velar por la salud del sistema financiero mundial. Esperemos que su expertise ayude a que el ecosistema prospere.

Quien pareciera no tener poder para frenar a las criptomonedas es Daniel Filmus, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, quien está preocupado por los programadores que se van de Argentina o que trabajan para el exterior. Está claro el por qué de la primera cuestión, pero lo que en principio alguno podría no entender es la segunda. ¿Por qué a Filmus le podría preocupar que trabajasen para el exterior? ¿Acaso no son exportaciones lo que busca este Gobierno para poder vencer la famosa “restricción externa”?

Sí, claro, es obvio: el ministro está refiriéndose a aquellos programadores que cobran por sus servicios vía criptomonedas sin pasar sus dólares por el BCRA. Es tan obvio que lo hacen así que en vez de pedir que sigan exportando sus servicios pero a través de los canales formales directamente pide que no exporten y que trabajen dando servicios en el país. Pero mientras la brecha esté donde está, es muy poco probable que eso suceda. El negocio del año es exportar servicios desde Argentina y cobrar en criptomonedas. 

Cualquier cueva donde uno consulte está comprando USDT sobre Binance a cambio del billete verde en mano. Otros prefieren usar el P2P de Binance que permite vender los USDT a otro usuario, el cual paga por transferencia bancaria, Mercado Pago y otros medios. Para asegurar la transacción Binance se coloca en el medio reteniendo la cripto y liberándola una vez que el comprador realizó el pago.

Quien se sumó a la modalidad de pagos vía criptomonedas es Stripe, uno de los procesadores de pagos más importantes del mundo. Cuando explicó las razones lo hizo sin pelos en la lengua

Me pregunto cuanto falta para que alguien desarrolle una app que permita transferir criptos, pero que el monto se defina en pesos utilizando el tipo de cambio blue del momento. De esa manera uno podría comprar, por ejemplo, un kilo de carne usando “dólares” pero con el precio acordado en pesos que es la moneda en la que cotizan la mayoría de los bienes en Argentina. Tanto el comprador como el vendedor se ahorrarían la necesidad de ir a la cueva. A medida que pase el tiempo la inventiva argentina se va desarrollando al ritmo de los incentivos para hacerlo y los beneficios de corto plazo que puede traer un cepo se vuelven cada vez más estériles.

Quien se sumó a la modalidad de pagos vía criptomonedas es Stripe, uno de los procesadores de pagos más importantes del mundo. Cuando explicó las razones lo hizo sin pelos en la lengua. 

Hasta hoy, via Stripe, los negocios pueden enviar pagos a más de 70 países a través de Stripe Connect en sus monedas locales. Sin embargo, muchos permanecen fuera del alcance en parte debido a la “complejidad intrínseca de soportar sistemas locales de pago heterogéneos”. ¿Estará incluido nuestro país entre esos? Sin duda será uno de los que más utilice la plataforma.

En una primera etapa de prueba sólo servirá para los cobros vía Twitter. Esa plataforma de mensajes permite a algunos creadores cobrar por sus trabajos en ella vía Stripe Connect. A partir de ahora podrán optar por recibir sus pagos en USDC sobre Polygon, una sidechain de Ethereum. 

¿Veremos un futuro Twitter descentralizado en el que cualquiera pueda escribir lo que desee y donde los tuits queden fijos sin poder ser borrados? Son el tipo de servicios que debería prestar una blockchain descentralizada: un registro que ningún ente maneje y al que todos tengamos acceso

Las “sidechains” son redes que se montan sobre la red principal y usan su seguridad como resguardo de las transacciones. La pregunta que siempre surge con ellas es si son tan seguras como la de aquella de la que cuelgan. Uno debería preguntarse, si así fuera, por qué no usan directamente la red de Ethereum. De hecho, cuando Stripe enumera las razones para usar Polygon menciona sus bajas comisiones, su velocidad, su integración con Ethereum y su amplia disponibilidad de billeteras virtuales. Por las dudas, yo no tendría mis ahorros en esa red.

Pero hablando de Twitter, sin duda la noticia del año será la compra de la red por parte de Elon Musk. El mismo que viene jugando con el ecosistema de las criptomonedas hace rato mencionando sus apuestas, por ejemplo, con Dogecoin y permitiendo que los consumidores adquirieran productos de Tesla usando monedas virtuales. Fue objeto de críticas cuando intentó vincular a Tesla con Bitcoin debido al alto consumo de energía que genera el mantenimiento de esa red. ¿Veremos un futuro Twitter descentralizado en el que cualquiera pueda escribir lo que desee y donde los tuits queden fijos sin poder ser borrados?

Son el tipo de servicios que debería prestar una blockchain descentralizada en mi criterio. La posibilidad de tener un registro en Internet que ningún ente maneje y al que todos tengamos acceso. Es el tipo de plataformas que van a revolucionar todo, desde la libertad de expresión hasta la forma de realizar transacciones comerciales.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés