Baleado en Barracas

Crimen del futbolista Lucas González: prohíben la salida del país a los tres policías y el juez se declaró incompetente

Ordenaron que todos los trabajos forenses sean realizados por peritos de la Policía Federal Argentina (PFA)

Crimen del futbolista Lucas González: prohíben la salida del país a los tres policías y el juez se declaró incompetente
19-11-2021
Compartir

El juez de Menores que estaba a cargo de la investigación por el homicidio del adolescente Lucas González le prohibió la salida del país a los tres policías implicados en la causa y se declaró incompetente para enviar el expediente al fuero penal de mayores, informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión fue adoptada por el titular del Juzgado Nacional de Menores 4, Alejandro Rodolfo Cilleruelo, quien dejará de intervenir en el expediente a partir de haber sobreseído a los adolescentes que viajaban en el auto al determinar que no cometieron delito alguno.

Cilleruelo no solo dictó el sobreseimiento de los tres acompañantes de González que por unas horas estuvieron detenidos en el Centro de Admisión y Derivación (CAD) (ex Instituto Inchausti) del barrio de Congreso, sino que puso el foco de la investigación en el irregular procedimiento policial.

Si bien no ordenó sus detenciones, en la misma resolución, el juez dispuso la prohibición de la salida del país para el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, los tres policías de la brigada de la Comisaría vecinal 4D implicados en el caso.

Fuentes judiciales explicaron que ahora el expediente debería recaer en el juez y el fiscal del fuero penal de mayores que estaban de turno el día del hecho en la zona de Barracas.

Ese juzgado es el Criminal y Correccional 7, a cargo del juez Martín Carlos Del Viso, y la fiscalía, la número 32, a cargo de Leonel Gómez Barbella, quienes sí podrían ordenar en las próximas horas las detenciones de los tres efectivos porteños.

Desde anoche que se aguardaba que el juez Cilleruelo adopte alguna determinación en el expediente.

Incluso, en su carácter de ministro de Justicia y Seguridad, Marcelo D'Alessandro, le envió anoche un escrito a Cilleruelo en el que le informaba la situación del pase a disponibilidad de los policías y le indicaba que “resulta imprescindible proceder a la adopción de medidas urgentes respecto de la situación procesal” de los oficiales Isassi, López y Nievas.

El caso

El fallecimiento del adolescente se produjo cerca de las 17.45 de ayer y provocó escenas de profundo dolor entre los familiares, amigos y conocidos que en ese momento se concentraban frente al Hospital El Cruce, de Florencio Varela, para exigir Justicia por el hecho y realizaron movilizaciones en reclamo de justicia tanto en ese partido bonaerense como en el barrio de Barracas.

El hecho ocurrió el pasado miércoles a las 9.30 cuando, en circunstancias que aún son materia de investigación judicial, el adolescente que jugaba en las inferiores del club Barracas Central y tres amigos, que habían ido a probarse, se movilizaban en un Volkswagen Suran azul y, al detenerse en un kiosco situado sobre la calle Luzuriaga, de Barracas, fueron interceptados por efectivos de civil quienes, según su versión, creyeron que iban a cometer un robo.

La policía dijo que los jóvenes se negaron a ser identificados, embistieron con el vehículo a dos efectivos y tras una persecución a los tiros que se extendió hasta el cruce de Alvarado y Perdriel, el futbolista fue hallado herido de dos tiros en la cabeza en el asiento del acompañante, dos de sus amigos fueron detenidos y un tercero escapó, aunque más tarde se presentó en sede policial con su madre y quedó aprehendido.

No obstante, con el correr de las horas la versión policial se desacreditó, los amigos de Lucas fueron liberados del Instituto Inchausti y los familiares de todos los jóvenes denunciaron estar ante un caso de "gatillo fácil".

Ante esta situación, el juez Cilleruelo, separó a la Policía de la Ciudad de los peritajes y ordenó que todos los trabajos forenses fueran realizados por peritos de la Policía Federal Argentina (PFA).

También ordenó el secuestro de las armas reglamentarias de los policías que participaron en el hecho y que se les practiquen estudios de dermotest para determinar cuál de ellos efectuó disparos.

Larreta, "profundamente dolido"

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta calificó anoche como "una pérdida irreparable" el fallecimiento del futbolista baleado por agentes de la Policía de la Ciudad en el barrio de Barracas, y afirmó que se siente "profundamente dolido".

"La muerte de Lucas es una pérdida irreparable y me siento profundamente dolido", publicó Rodríguez Larreta en su cuenta de la red social Twitter.

En ese marco, el jefe de Gobierno porteño destacó: "Les hago llegar mi más sentido pésame a sus padres, familia y amigos. Seremos inflexibles con los policías que actúen fuera de la ley".

"Hemos separado inmediatamente de su cargo a los 3 involucrados en el hecho, e iniciamos un sumario para determinar las responsabilidades", puntualizó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés